MúsicaWendy Carlos | biopolítica | música | Stanley Kubrick | Bach

Wendy Carlos: transintesis

Fue la pionera estadounidense del sonido sintético y la creadora del primer disco que intentó el empleo de sintetizadores como una alternativa a la orquesta, popularizando así tanto la música clásica como la música electrónica.

Nació condenada por la asignación binómica de género regida por cromosomas y demás ficciones biopolíticas bajo el nombre de Walter Carlos, el 14 de noviembre de 1939 en Pawtucke, Rhode Island, en el seno de una familia melómana de clase obrera. Desde infante presentó inquietudes físico-sonoras y una inusual capacidad inventiva y pragmática concreción de sus invenciones y experimentaciones tecnológicas. A los 12 años construyó un sistema de amplificación de sonido para su casa, soldando cables y cortando módulos de madera, a los 14 ganó un concurso escolar de ciencias inventando una protocomputadora y a los 16 construyó una máquina pasacinta para crear composiciones electrónicas como sus admirados Pierre Henry y Pierre Schaeffer, pioneros de la música concreta y electroacústica. Obtuvo becas para estudiar en las universidades de Brown y Columbia. En la primera estudió física y matemática, y luego, en la segunda, hizo un master en composición.

A mediados de los años 60´s se mudó a Nueva York y, ahí, en una conferencia sobre audio conoció a Robert Moog, quien estaba desarrollando lo que sería su invento insignia: el sintetizador modular Moog. Wendy se convirtió en su asesora y clienta.

wndy carlos
Tomorrow's World Moog Synthesiser
wendy carlos
Wendy Carlos demonstrando su Moog Synthesizer en 1970

Con un sintetizador de esa marca fue que grabó en 1968 “Switched-on Bach, un disco en el que interpretaba alguna de las piezas del compositor alemán. El álbum fue un éxito total, vendió medio millón de copias y ganó tres Grammy.

wendy carlos
Switched-on Bach

“Switched-On Bach” fue el puntapié inicial de una formidable discografía que alcanzó 18 álbumes, incluyendo las bandas sonoras originales de las películas “La Naranja Mecánica” y “El Resplandor”, del director Stanley Kubrick, con quien en 1972 inició una fructífera relación artística y profesional, que se sostuvo en el tiempo.

Ese mismo año, Carlos, que desde siempre se supo mujer, se sometió a una terapia de reasignación de sexo. La última publicación bajo el nombre de Walter Carlos fue “By Request” (1975), y la primera publicación como Wendy Carlos fue “Switched-On Brandenburgs” (1979).

En 1982 compuso la partitura de la película de Disney, “Tron”, una sinfonía con reminiscencias wagnerianas e impresionistas versión tecnoparasitaria, en la que incorporaba orquesta, coros, música de órganos y sintetizadores tanto analógicos (Moog modular) como digitales (GDS: Crumar General Development System, un sintetizador que emplea técnicas de modulación de fase y procesos aditivos).

Tron Suite
Tron Suite

Mas tarde, en su álbum “Beauty in The Beast” (1986), Wendy experimentó con sus sintetizadores Synergy usando un sistema de afinación alternativo que inventó para el álbum. El sistema emplea dos teclados, en uno de los cuales se tocan las notas y el otro se usa para fijar la “nota raíz”, y reafirmar todas las notas en el teclado a intervalos racionales de tonos. Hay un total de 144 posibles notas por octava, que salen de las 12 notas diferentes que existen en una escala cromática multiplicadas por las 12 posibles afinaciones. Además, utilizó escalas exóticas provenientes del Tíbet, Polinesia e India y dos escalas de invención propia que permiten obtener intervalos primarios lo más cercanos a la justa entonación, pero tomando como material una división del intervalo de cuarta en partes iguales y descartando la puridad de las octavas. (La pieza del mismo nombre que le da el título al álbum es donde se puede apreciar el efecto de estas dos escalas llamadas Alpha y Beta).

wendy-carlos.jpg
Wendy Carlos
Wendy Carlos

Artista iniciadora, compositora extraordinaria del sintetizador, su obra cumbre fue capaz de difuminar los límites entre la música clásica y la electrónica, sentando las bases de un sinnúmero de trabajos futuros de ambient, drone y música experimental, años antes de que se los distinguiese como géneros. Sigue viva y componiendo.

Dejá tu comentario