PinturaFrancisco de Goya | arte | Goya | Madrid

Viaje de a dos

Su estado de salud era muy delicado, tenía 82 años y no solo por el proceso tumoral que se le había diagnosticado tiempo atrás, sino a causa de una reciente caída por las escaleras que lo obligó a guardar cama, postración de la que ya no se recuperaría. Francisco de Goya murió a las dos de la madrugada del 16 de abril de 1828.

monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio,

es la madre del arte y fuente de sus deseos

Francisco de Goya

*

El gran pintor y grabador Francisco de Goya (1746-1828) eligió morir lejos de su patria, en un exilio autoimpuesto por sus discrepancias con la política de Fernando VII y pidió ser enterrado en el cementerio de Chartreuse, Bordeaux, en la tumba de su amigo Goicoechea con quien, al parecer, quería pasar el resto de la eternidad.

En 1886, el gobierno español solicitó la repatriación de sus restos. El cuerpo de Goya llegó a Madrid y fue inhumado en el panteón de la Sacramental de San Isidro, donde aún persiste una tumba con su nombre, presumiblemente vacía. En 1919, se decidió dar reposo a sus restos bajo los frescos que él pintara en la iglesia de San Antonio de la Florida.

_Goya_-_Caprichos_
Capricho n.º 43, «El sueño de la razón produce monstruos» (Museo del Prado).
Capricho n.º 43, «El sueño de la razón produce monstruos» (Museo del Prado).

Al abrir su tumba, en Francia, se encontraron dos esqueletos... pero un solo cráneo. ¿Algún entusiasta frenólogo se robó el cráneo de Goya? ¿Alguien (de esos que creían que el secreto de la genialidad se podía develar por los accidentes óseos del cráneo) habría deseado estudiar el porqué del repentino cambio en sus obras o de aquel confuso episodio que lo mantuvo por meses en cama? ¿Acaso fue sífilis o una intoxicación con plomo? ¿Se trataba de la extraña enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada[1]? Lo cierto es que ni las autoridades francesas ni las españolas desearon profundizar sobre estos temas o dilucidar el cráneo restante era o no su cabeza del genio. ¿Quién cometió este ultraje contra los restos de Goya y de su amigo? Nadie lo sabe. Todos los huesos fueron ordenadamente trasladados a Madrid y descansan bajo una lápida con un único nombre: Goya.

Solo Dios sabe si es verdad.

Suerte semejante sufrió su supuesta amante, la bella, rica e inquietante duquesa de Alba, aquella de la maja desnuda (que jamás pudo haber sido esta dama de tan alta alcurnia aunque persista la leyenda, lo más probable es que dicha maja haya sido Pepita Tudó, otra amante del pintor). Para desmentir los rumores de envenenamiento que rodeaban la muerte de la duquesa, sus descendientes abrieron su tumba en el año 1932. Allí estaba ella, reducida a huesos, con un lujoso vestido, pero sin sus extremidades inferiores. A la duquesa le habían cortado los pies. Dicen que así se cumplía una maldición oriental. Los cadáveres sin pies nunca vuelven al lugar de donde son oriundos y, al parecer, alguien quería estar seguro de que la duquesa no volviese a frecuentar los sitios por donde alguna vez paseó su soberbia belleza.

maja desnuda.jpg
<i>Maja Desnuda. </i>
Maja Desnuda.
Francisco_de_Goya,_Tumba.jpg
Tumba de Goya en la ermita de San Antonio de la Florida.
Tumba de Goya en la ermita de San Antonio de la Florida.

[1]. Proceso inflamatorio de las meninges que a veces se complica con uveítis y sordera.

Extracto del libro Trayectos Póstumos de Omar López Mato.

Dejá tu comentario