HistoriaGuy Fawkes | católicos | Inglaterra

Remember, remember, the fifth of november

Un cinco de noviembre de 1605, un grupo de conspiradores católicos intentó asesinar al rey Jacobo I de Inglaterra, colocando varios barriles de pólvora bajo el Parlamento. La conspiración fue descubierta y los cabecillas ejecutados. La conspiración pasó al imaginario popular como un acto de anarquía, aunque los subversivos no eran antimonárquicos, sino católicos peleando contra la supremacía protestante en el Reino Unido.

Guy Fawkes era un católico inglés, que junto a Sir William Stanley pasó al bando de ingleses y extranjeros que se oponían al protestantismo. En España, Guy había peleado en los célebres Tercios, donde llegó al grado de capitán. Allí lo llamaban Guido.

Junto a otros católicos, como Robert Catesby, John Wright y Thomas Wintour conspiraron para asesinar al rey James I, un Estuardo[1], un protestante al que consideraban un hereje. A pesar de que los españoles le habían negado su ayuda, ellos perseveraron en el complot. A tal fin colocaron varios barriles de pólvora bajo Westminster, a través de un túnel que jamás fue encontrado (¿acaso era una historia inventada por el gobierno?).

Guy_Fawkes_by_Cruikshank.jpg
Guy Fawkes.
Guy Fawkes.

Fawkes era el encargado de cuidar los explosivos, pero la trama fue rebelada y él (que actuaba bajo el pseudónimo de John Johnson) detenido y torturado en varias oportunidades, hasta que confesó quiénes eran sus cómplices. La entereza de Fawkes y su actitud desafiante lograron la admiración del rey, pero no su condolencia ya que ordenó que fuera torturado hasta confesar toda la trama.

Guy Fawkes fue condenado por alta traición y sería mutilado ante una multitud frente a Westminster, el palacio que pensaba destruir.

De los cinco condenados, Fawkes fue el último. Para evitar las vejaciones, se arrojó del cadalso y se rompió el cuello. Aún muerto, fue desmembrado.

Guy_Fawkes'_.jpg
Grabado de 1606 que representa la ejecución de Fawkes, por Claes Janszoon Visscher.
Grabado de 1606 que representa la ejecución de Fawkes, por Claes Janszoon Visscher.

El 5 de noviembre fue consagrado como el Día de la Hoguera, o de Guy Fawkes, para recordar este complot católico. Sin embargo y gracias a la literatura (The Gunpowder Treason de 1841) que consagra al conspirador como un héroe y los recuerda como “la última persona honesta que ingresó al Parlamento”. Este concepto fue ganando un lugar en el imaginario popular que consagra a Guy Fawkes como un valiente anarquista, que enfrentó una conducción conservadora y tiránica.

[1] La Casa de Estuardo (Stuart o Stewart, en inglés) fue la dinastía reinante en Escocia desde 1371 hasta 1603 y desde entonces en el conjunto formado por esta con Inglaterra e Irlanda hasta 1714, exceptuando el periodo de la República (1649-1660).

Dejá tu comentario