LugaresRivadavia | Plaza Miserere | Rogelio Yrurtia

Mausoleo de Bernardino Rivadavia

El 3 de septiembre de 1932 se inauguró en la ex plaza 11 de septiembre (hoy Plaza Miserere) el Mausoleo de Bernardino Rivadavia, obra del escultor Rogelio Yrurtia.

Bernardino de la Trinidad González Rivadavia (1780-1845), fue un político argentino. Participó en la defensa de la ciudad ante las invasiones inglesas y en la Semana de Mayo, votando por la renuncia del virrey Cisneros. Fue diplomático en el año 1814 en comisión a Europa. Posteriormente, fue ministro de Gobierno del general Martín Rodríguez, cuando éste asumió la jefatura de la Provincia de Buenos Aires. Durante su mandato como ministro se dictaron leyes de reforma militar y religiosa, suprimió los Cabildos, se fundó la Universidad de Buenos Aires y el Banco de Descuentos. También se firmó el empréstito con la Baring Brothers y la Ley de Enfiteusis de tierras públicas. Desatada la guerra contra el Brasil en el año 1824 y ante la urgencia de contar con un poder central ejecutivo, fue nombrado presidente de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Pero ante la grave situación política y económica que atravesaba el país, sumado al descontento en las provincias por su marcado centralismo, debió renunciar un año después, en 1827, y exiliarse en España, impediéndose su regreso a suelo argentino —medida que se sostuvo hasta su muerte—.

Los restos fueron repatriados en el año 1853, y actualmente descansan en el mausoleo de la Plaza Miserere. El mausoleo es un conjunto monumental en granito conformado por tres cuerpos. Sobre una de sus caras se encuentra una figura que representa a la República y en su cara opuesta la efigie del homenajeado. En los laterales se emplazan dos figuras en bronce: de un lado, la imagen de Moisés resalta las virtudes intelectuales —pensador, conductor de pueblos y legislador—; en su lateral opuesto se observa a un joven que alegóricamente representa la Acción. En el interior de la cripta se encuentra el sarcófago de Rivadavia. La obra fue inaugurada el 3 de septiembre de 1932.

11 de septimbre.jpg
        <p>Toma general de la plaza Once de Septiembre, año 1932.</p><p></p>

Toma general de la plaza Once de Septiembre, año 1932.

Rogelio Yrurtia (1879-1950) comenzó sus estudios artísticos en la Sociedad Estímulo de Bellas Artes, teniendo como maestro a Lucio Correa Morales, quien años más tarde sería también su suegro, puesto que Yrurtia contrajo matrimonio con su hija Lía. Gracias a una beca expedida por el Ministerio de Instrucción Pública viajó en 1899 a Europa, primero instalándose en Italia y luego en París, asistiendo a la Académie Julian. En esta ciudad también tuvo como maestro al escultor Jules Félix Coutan. En sus primeras exposiciones en la ciudad de las luces fue merecedor de importantes elogios de la crítica parisina, y de los principales escultores franceses del momento, entre ellos Rodin. A su regreso a la Argentina abrió su propio taller y asimismo se dedicó a la docencia, ingresando como profesor de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. También fue miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes y la Comisión Nacional de Bellas Artes. Expuso con éxito tanto en la Argentina como en Europa y Estados Unidos. Fue distinguido con el Gran Premio de Honor en la Exposición Universal de Saint Louis —Estados Unidos— en 1904, el Gran Premio de Honor en la Exposición de Arte de Barcelona en 1911, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes en 1925 y la Medalla de Oro en el Salón Municipal de Rosario en 1937. Su casa del barrio de Belgrano, ubicada en O’Higgins 2390 fue donada por el escultor al Estado Nacional y actualmente es sede del Museo Rogelio Yrurtia. El grupo escultórico Canto al Trabajo y el Monumento al coronel Dorrego son las otras dos obras de Yrurtia que engalanan el espacio público de la ciudad.

rivadavia

Extracto del libro MÁRMOL Y BRONCE de Nicolás G. Gutierrez. Disponible en librerías y en OLMO EDICIONES.

Dejá tu comentario