PersonajesVicente Fidel López | Generación del '37 | Sarmiento | Bartolomé Mitre | Belgrano | Buenos Aires | Pellegrini | Mitre

La otra historia

La historiografía argentina tiene dos fundadores. Bartolomé Mitre y Vicente Fidel López. El primero se basó en datos y documentos; el segundo, hijo del autor del himno nacional, librepensador y masón, contó la historia que él conoció, las anécdotas que le contaron, los hombres que trató, y los hechos que presenció. Su enorme aporte a la historia no le impidió ser partícipe de los acontecimientos de su tiempo. Emigró por disidencias con el rosismo, mientras su padre era juez de la Corte de Buenos Aires. Fue diputado Constituyente, Maestre de la Gran Logia y Ministro de Hacienda en los momentos más oscuros de 1890. En un nuevo aniversario de su muerte es menester recordarlo.

La Generación del '37 contó a Vicente Fidel López entre sus miembros más destacados y como todos los integrantes de esta generación conoció el exilio en épocas del rosismo.

Vicente Fidel López fue miembro del salón literario de Marcos Sastre y junto a Sarmiento fundó una escuela llamada El Liceo en Chile, donde decidió exilarse. También allí dirigió una revista cultural llamada Valparaíso.

Después de Caseros, su padre fue nombrado gobernador interino y Fidel volvió para asistir a la reorganización de la nación. Fue convencional constituyente en 1853.

Como uno de los juristas más destacados del país fue nombrado Rector de la Universidad de Buenos Aires, cargo que sostuvo hasta 1877, año en que fue elegido diputado. Desde la Legislatura impulsó la industrialización del país.

En 1879 fue nombrado jefe de la masonería. Y en 1882 mantuvo un célebre debate sobre el devenir histórico con Bartolomé Mitre. A raíz de este diálogo, el último presentó “La historia de Belgrano” y López publicó “El debate Histórico y sus refutaciones” sobre la historia de Manuel Belgrano.

Entre 1883 y 1893 escribió su monumental “Historia de la República Argentina” que publicó en 10 volúmenes.

Al igual que su padre que fue llamado a cumplir funciones en los momentos más difíciles de la Patria. En el caso de Vicente Fidel, fue convocado por Carlos Pellegrini después de la Revolución del ’90, como Ministro de Hacienda. También podemos considerarlo un piloto de tormentas. Ambos lograron reencaminar la economía del país.

Le tocó vivir a López un momento aciago cuando su hijo, Lucio, uno de los jóvenes más prometedores del país, muere en su duelo al que no se resistió para dejar en alto su honor.

Vicente Fidel López murió llevando a cuesta este dolor, el 30 de agosto de 1903.

vicente fidel lopez.jpg

Dejá tu comentario