MúsicaSerguéi Prokófiev | Stalin | música | Unión Soviética

La muerte de Prokofiev

El 5 de marzo de 1953 moría Serguéi Prokofiev, para muchos el músico más importante del siglo XX. Su deceso fue eclipsado por la muerte de su odiado Stalin quien con la censura impuesta había condicionado la obra de Prokofiev .

El 5 de marzo 1953 murió Stalin, que había gobernado la Unión Soviética desde 1924. Pocos minutos antes había fallecido Serguéi Prokófiev. A pesar de la importancia de este gran músico, los soviéticos se enteraron de su muerte tres días después. A su entierro, casi solitario, asistieron unos pocos amigos que solo pudieron llevarle flores de papel, pues la totalidad de las flores naturales había sido confiscada para el entierro del político.

Murieron el mismo día, con cincuenta minutos de diferencia, los dos a causa de derrames cerebrales, y a muy pocas cuadras de distancia. Stalin, a los setenta y tres años, y Sergei Prokofiev, a los sesenta y dos. Prokofiev, ganador de varios premios Stalin, que no le habían impedido ser víctima de varias proscripciones por "flagrante ejemplo del alejamiento del artista de la vida real, que compone su obra desde su torre de marfil".

La noticia de la muerte de Stalin no dejó el mínimo lugar en los diarios soviéticos para dar la de Prokofiev hasta el domingo 8 de marzo (demora que se trasladó al resto del mundo: en La Nación, la muerte del amo del Kremlin fue dada en la primera plana del viernes 6, y la del músico, en la página 5 del lunes 9). En Moscú muchos amigos y admiradores de Prokofiev no pudieron enterarse a tiempo, y los pocos que acudieron a su entierro tampoco consiguieron llevarle flores, porque el monumental velorio de Stalin las monopolizaba todas. Pero David Oistraj tocó una de sus sonatas de violín y Sviatoslav Richter, a falta de flores, depositó una rama de pino sobre su féretro.

Tampoco pudo acudir su primera esposa, Lina, porque estaba en Siberia, en un campo de trabajos forzados desde hacía cinco años. En esos tiempos el músico debía declarar: "Me esfuerzo por componer una música que refleje la alegría que actualmente siente nuestro pueblo" ( Arte Soviético , noviembre 1951). Una forzada alegría de la que podían dar testimonio Shostakovitch, Pasternak, Solyenitsin y muchos otros, en esa difícil si no imposible relación entre el régimen y sus artistas.

Prokofiev

Dejá tu comentario