LugaresAlemania | Austria | Batalla de Inglaterra | Bélgica | Dunkerque | Francia | Göring | Inglaterra | Operación Dinamo

La guerra y el turismo

Todos estamos acostumbrados a ver en las películas de guerra a generales y su estado mayor reclinados sobre mapas, determinando los caminos a seguir... En realidad, no contaban con la cartografía adecuada y durante la Segunda Guerra se valieron de las célebres guía de turismo Michelin para encontrar el camino a fin de llegar al objetivo deseado. Gracias a la Guía Michelin las tropas expedicionarias británicas pudieron llegar sobre París.

Lo mismo sucedió cuando los soldados británicos llevaron a cabo en mayo de 1940 en la costa de Dunkerque la Operación Dinamo, el proyecto de evacuación de las tropas aliadas de Bélgica. La Fuerza Expedicionaria Británica bajo el mando del mariscal John Gort no contaba con mapas actualizados de las carreteras francesas. Solo los soldados que hablaban francés podían preguntar a los ciudadanos de los pueblos por los que pasaban la ruta a seguir. Los superiores exigían a Londres que les facilitaran mapas actualizados de las carreteras, pero las solicitudes se veían frenadas por la burocracia imperante en la administración. Ante tanto desbarajuste y debido a la falta de medios, el mayor Cyril Barclay decidió comprar en una librería todas las guías editadas por Michelin asumiendo personalmente los gastos de aquella adquisición. Al regresar al cuartel el general Barclay entregó el ticket de compra pero sus superiores se negaron a reembolsarle el dinero pues en las partidas presupuestadas por el Ejército no había ninguna destinada a la compra personal de libros turísticos o mapas de carreteras... Burocracia en su estado más puro.

Alemania utilizó también la misma estrategia cuando invadió Francia en 1940. Consciente de que la guía Michelin sería más precisa que los mapas elaborados por la Wehrmacht, decidió utilizar los mapas de carretera franceses, más actualizados. Lo mismo sucedió durante la invasión a Austria. Alemania prefirió adquirir miles de mapas Baedker antes que utilizar los suyos propios. Cuando en junio de 1942 Göring inició la batalla de Inglaterra la Luftwaffe alemana - la aviación del Reich -, tenía claros cuales eran sus objetivos: todos los monumentos señalados con tres estrellas en las guías turísticas del momento.

La guerra y el turismo que parecen objetivos tan distintos a veces se mezclan de la forma menos pensada.

hitler-goering-and-mussolino-looking-at-map.jpg

Dejá tu comentario