Henri Matisse pasó el verano de 1905 a orillas del Mediterráneo, cerca del límite con España. El artista solía decir que su tarea como pintor era ver todo como si fuera por primera vez. Con esa idea recreó la danza que todas las tardes bailaban los pescadores catalanes en la playa en su cuadro “La alegría de la vida”, obra adquirida por los coleccionistas americanos Leo y Gertrude Stein. Esta pintura le encantó a Serguéi Shchukin, un empresario textil ruso y el más grande coleccionista de arte moderno francés antes de la Primera Guerra Mundial. Shchukin le encargó a Matisse un panel de grandes dimensiones con este motivo de la danza para colocar en su palacio de Moscú. En la nueva versión los pescadores catalanes se convierten en mujeres desnudas bailando su danza tradicional, la sardana.

la-alegria-de-la-vida-henri-matisse_1.jpg
La alegría de la vida
La alegría de la vida
Captura de Pantalla 2021-01-22 a la(s) 10.42.32.png

Entusiasmado por la obra, Shchukin colgó estos desnudos en un lugar privilegiado de su palacio y además le encargó a Matisse una obra de igual tenor sobre “La música”. Sin embargo, al volver a encontrarse con Matisse, el coleccionista había cambiado de parecer, ya que había adoptado a dos niñas y no era tan proclive a andar colgando cuadros de damas desnudas en las paredes de su hogar. Aburguesado por su nueva función de padre, pensaba que estos desnudos podían ser un mal ejemplo para sus hijas.

Dos años más tarde venció sus escrúpulos y colgó ambas obras, “La danza” y “La música” en su palacio, que todos los domingos se abría al público. En 1918 estas piezas fueron decomisadas por un decreto especial de Lenin junto a otras 25 pinturas de Matisse, 13 de Monet, 5 de Degas, 8 de Cezanne, 14 de Gauguin, el célebre retrato del Dr. Rey de Van Gogh y 40 obras de Picasso.

music-1910.jpg
La música
La música

Después de ser apresado, Shchukin pudo escapar de Rusia junto a su familia y salvar parte de su fortuna escondiendo piedras preciosas en la muñeca de una de las niñas. Shchukin murió en 1936 sin recuperar ninguna de las 256 pinturas requisidas a pesar de los múltiples reclamos estas solicitudes de restitución que despúes fueron continuadas por sus hijas. Las obras, de avanzada para la época, ni siquiera se hallaban en exposición. Durante la Segunda Guerra Mundial, la colección Shchukin y la de su amigo Morozov fueron escondidas en una mina en los Urales. En 1993 “La danza” fue expuesta en el centro Pompidou y allí estaba una de las hijas del coleccionista, reclamando esta obra que,a pesar de expresar la alegría de vivir, se había convertido en el emblema de los sufrimientos de la familia Chtchoukine. Hoy, estas obras pueden verse e en el museo del Hermitage en San Petersburgo. Otra versión de “La danza” pintada por Matisse también se encuentra en el Museo de Arte Moderno de New York.

cri_000000477193.jpg
La Danza
La Danza

Dejá tu comentario