PersonajesArt Nouveau | Buenos Aires | Cementerio de la Recoleta | Italia | Milán | Museo Nacional de Bellas Artes

Giorgio Toscanini, el viaje final

Fue en 1906 cuando il caro bambino parte dall'America verso l'Europa*.

Prosigamos ahora, con este nuevo relato, para dar cuenta bajo qué circunstancias, sus padres, estando tan lejos de su patria, comenzaron un peregrinaje de Buenos Aires a Milán para resolver el descanso póstumo del querido niño.

En aquel entonces, el propietario del teatro De la Ópera, remodelado y ampliado por Julio Dormal, era el empresario teatral argentino, Roberto Cano. Por su escenario se escucharon composiciones de H. Panizza, A. Berutti, las voces de E. Caruso, A. Bonci, M. de Lerma y directores como E. Mascheroni y Arturo Toscanini, entre otros.

Teatro_Ópera_(ca._1890).jpg
Teatro de la Ópera 1889
Teatro de la Ópera 1889

Roberto y Arturo, llevaron con los años, un lazo de afecto que fue más allá de los contratos llevados a cabo en diferentes temporadas. Es así, que los jóvenes padres aceptan trasladar, el pequeño féretro, a la bóveda de los Cano. La empresa Lázaro Costa, a las 14.30 horas, es la encargada del traslado, en aquel lunes 11 de junio de 1906 hasta el cementerio del Norte de la ciudad de Buenos Aires.

Lamentablemente, la imponente bóveda, testigo presencial de semejante funeral, fue demolida en la década del ´30. Hoy, descendientes de la familia Cano, tienen la posesión de otra, revestida de mármol negro, de menores dimensiones, en otro sitio del nombrado cementerio.

Boveda Cano
<p>Bóveda Cano, S. Gesualdi 2020.</p>

Bóveda Cano, S. Gesualdi 2020.

Sin esperar mucho más, Arturo Toscanini, gestiona vía consulado de Italia en Buenos Aires, la repatriación del preciado hijo hacia Milán.

Terminada la temporada y trámites diversos, el grupo familiar conformado por 2 hermanos más: Walter, de 7 años, seguido de Wally de 6 años y sus padres partieron, a su “Milán”. Cabe aclarar que Wanda nació después de la muerte de su hermanito, en 1907.

………

En el cementerio Monumental de Milán, es donde los Toscanini deciden construir una bóveda para la familia, que estará a cargo del arquitecto Mario Labó2 y el escultor Leonardo Bistolfi respectivamente. Este último cultivaba una profunda amistad con quien lo había contratado. Igualmente lo confirma la foto que, junto a un tercer amigo, se muestran tomándose del hombro, en Groscavallo 1899.

Leonardo Bistolfi, Enrico Polo y Arturo Toscanini.
Foto de izquierda a derecha: Leonardo Bistolfi, Enrico Polo y Arturo Toscanini.
Foto de izquierda a derecha: Leonardo Bistolfi, Enrico Polo y Arturo Toscanini.

Bistolfi, apodado “el poeta de la muerte”, era para esos jóvenes padres, el indicado para componer una melodía con movimientos propios del art nouveau, sobre el mármol de carrara. Supo crear con fascinación la dualidad entre lo material e inmaterial. Sus obras, se enarbolan en cementerios, capillas, espacios públicos y afortunadamente, el museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, muy cerca donde se había llevado a cabo el funeral, posee dos.

Monumento Senador Federico Rosazza .jpg
<p>Monumento al Senador Rosazza - de Bistolfi, Leonardo.</p>

Monumento al Senador Rosazza - de Bistolfi, Leonardo.

La_belleza_de_la_montaña.jpg
La belleza de la montaña - de Bistolfi, Leonardo.
La belleza de la montaña - de Bistolfi, Leonardo.

Así es que, el 18 de septiembre de ese mismo año, el féretro llega a la estación central de Milán, para recibir sepultura en el reparto 7, zona 1, jardín 267, en el cementerio Monumental de esta ciudad. Comenzaría luego la construcción de la bóveda familiar, en el reparto 7, espacio 184, recuadro 3. El arquitecto daría lugar, después de concluir su trabajo, al escultor que impregnaría el “simbolismo italiano” denominado scapigliatura.

Captura de Pantalla 2020-05-29 a la(s) 11.07.57.png

Transcurrirían poco menos de 6 años, cuando en el invierno del 19 de enero de 1912, siendo las 09.30, nuevamente es exhumado Giorgio. Esta vez, definitiva es la marcha, con la presencia materna.

Mientras tanto aguardaba, la recién terminada bóveda.

Un ángel femenino emerge del lado izquierdo, del único ingreso. Representa “La América”, despidiendo, una nave antigua y pequeña, ubicada a la altura del dintel, con 3 velas desplegadas y remos en movimiento. La sublime embarcación transporta el esperado tesoro y es recibido en el otro extremo por otra sentida imagen similar.

Tres escalones conducen hacia el portal, colocado en perfecta simetría, presentando doble hoja de hierro, siendo coronado con la palabra: “Toscanini”.

Captura de Pantalla 2020-05-29 a la(s) 11.10.51.png
Bóveda Toscanini, L. Kichquie 2019
Bóveda Toscanini, L. Kichquie 2019

Juegan, sobre su superficie, líneas abiertas verticales. En tanto, las horizontales “in movimento” están acompañadas por círculos. Permiten, luego, ver adosados por sobre cada paño de la puerta, 2 grandes cristales transparentes. El espectador, desde afuera, con su vista, puede “ingresar” a su interior.

De esta manera, se visualiza, acompañado de luz natural, un pequeño hall rectangular que termina en una consecución de sepulcros, puestos paralelamente al ingreso. Uno por encima el otro. Todo en mármol de carrara. Desde el lugar más alto puede leerse tallado, en color dorado, sobre la tapa vertical: el nombre Arturo Toscanini, por debajo, la segunda tapa: Carla Toscanini. La tercera, a la altura del corazón del observador: Giorgio Toscanini.

Siguen con un diseño en menor escala, por el lado izquierdo, su hermana Wanda y su esposo Vladimir Horowitz, luego más familiares y abuelos. Todos con las fechas de nacimiento y partida.

Día a día, la claridad natural, se desliza por sus paredes exteriores. Allí, se expresa en sus distintas imágenes con largos cabellos y túnicas en movimiento, el relato poético doloroso, concluyendo en un sentido poema con la fecha “MCMXI”.

El dramatismo integra sobre la gran obra marmórea, las heridas visibles hechas por un bombardeo en 1944, dando por cierto, la nota el final, de semejante sinfonía.

* traducción del italiano al español: el querido niño parte de La América a La Europa”.

1- Entrevista con Sr. Carlos Manso y Dr. Carlos Francavilla del 17-12-2019

2- www.treccani.it/enciclopedia/mario-labo/ Enciclopedia italiana en línea.

Sobre las autoras:

Susana Gesualdi, guía de turismo, Instituto Superior Perito Moreno. Jefa del departamento histórico y artístico del cementerio de la Recoleta, ciudad de Buenos Aires.

Laura Kichquie, guía de turismo, Instituto Superior Perito Moreno, ciudad de Buenos Aires. Universidad Abierta Interamericana, Licenciatura en turismo.

María Fernanda Gómez, Tecnicatura en turismo, Universidad del Salvador, ciudad de Buenos Aires. Guía de turismo, Instituto Superior Perito Moreno.

Fuentes: Direzione Servizi Civici, Partecipazione e Sport, Area Servizi Funebri e Cimiteriali, Cimitero Monumentale - Ufficio Accoglienza – año 2019; Carlos Manso, Del Teatro de la Opera a Carmen Piazzini; Harvey Sachs, The letters of Arturo Toscanini. Departamento histórico artístico del cementerio de la Recoleta, ciudad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario