Historiagenocidio | Holocausto

Genocidios

Probablemente el genocidio es la peor acusación que se le pueda achacar a una nación o a un grupo de poder. Ni el calificativo "masacre" parece suficiente, y quienes han sido responsables de genocidios suelen negarlo enérgicamente con argumentos de diverso tipo (crímenes de guerra, situación inevitable, conflicto ancestral, etc.).

Desde 1948, la ONU define “genocidio” como “cualquiera de los actos mencionados a continuación perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”:

  • a) Matanza de miembros de dicho grupo;
  • b) Lesión grave a la integridad física o mental de miembros del grupo;
  • c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que deriven en su destrucción física, total o parcial;
  • d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
  • e) Traslados por la fuerza de niños del grupo hacia otro grupo.

Esta definición fue creada con propósitos legales y fue promulgada para posibilitar los procesos penales, no para entender el fenómeno en sí. Es una definición demasiado amplia en teoría y quizá algo restringida en la práctica. De hecho, bajo esta óptica, solo el Holocausto y las matanzas de Bosnia y Ruanda han sido reconocidos como genocidios por los tribunales internacionales.

Tras medio siglo de debates acerca del significado de “genocidio”, lo más apropiado es definirlo como el intento de exterminar un grupo étnico mediante el uso de la violencia. Definamos “etnia” como la identidad de un grupo sobre la que no se tiene ningún control: uno nace en el seno de dicho grupo, comparte la identidad con su familia y nada ni nadie puede cambiar eso a lo largo de la vida. En definitiva, genocidio es la matanza de un pueblo basándose en su ascendencia y no en su religión, riqueza, educación o creencias políticas; es decir, nada que pueda ser adquirido.

Una característica casi definitoria de genocidio es el decidido ensañamiento con el que los agresores u opresores exterminan o erradican a sus víctimas. Los agresores no se contentan con matar solamente a aquellos que se rebelan o resisten, sino que buscan eliminar a todos: hombres, mujeres, niños, bebés; basta con que pertenezcan al grupo étnico que es agredido. No hay clemencia que valga; quizá alguna excepción pueden ser algunas mujeres jóvenes, a las que se les perdona la vida para ser violadas y esclavizadas.

esclavitud1.jpg

El genocidio de los indios americanos nativos fue especialmente notable y atroz. Más de 20 millones de personas murieron a manos de los conquistadores europeos, a punto tal de que cientos de tribus directamente desaparecieron (y con ellos su lengua y su cultura), desde los apalaches hasta los araucanos, durante todo el tiempo que duró la “conquista” americana.

Las pautas y secuencias de erradicación de las distintas tribus era bastante parecida: los primeros visitantes blancos eran recibidos con cautelosa hospitalidad. El contacto con los europeos no tardaba en infectar a los nativos con enfermedades para los que no estaban preparados inmunológicamente; después, los europeos (fueran estos soldados, colonos, mineros, etc.) atacaban a las tribus (tenían armas de acero, entre otras ventajas) en busca de mano de obra esclava y provisiones. Los indios a su vez les robaban caballos y herramientas (factores de ventaja de los europeos), los ladrones eran ejecutados, los nativos se vengaban, la espiral llevaba a la guerra. Los blancos decidían que la única solución era expulsar a los nativos definitivamente. Los indios que aceptaban cooperar eran rodeados y enviados a otros lugares, alejados y menos favorables; los que no cooperaban eran eliminados. A lo largo del tiempo, los últimos miembros de cada tribu terminaban siendo casi como una curiosidad triste y morían sin perpetuar su cultura ni su linaje; lo que se dice un exterminio a lo largo del tiempo.

Genocidio congolés (entre 1865 y 1909). Responsable de la muerte de casi 10 millones de personas en el Estado Libre del Congo, por entonces colonia belga bajo dominio del rey Leopoldo II.

El Holocausto. Entre 1933 y 1945, más de seis millones de judíos fueron exterminados. El Holocausto es el único acontecimiento histórico que no puede dejar de ser llamado genocidio, ya que justamente la palabra “genocidio” se acuñó en 1944 con el objetivo concreto de describir lo que Hitler y sus secuaces estaban haciendo en Europa en la WWII. De hecho, aún hoy muchos utilizan ese término para describir actividades criminales que les recuerdan el Holocausto, sin tener en cuenta si se ajustan a la estricta definición de genocidio de la ONU.

Holodomor (“matar de hambre”). Conocido también como “el Holocausto ucraniano”. Entre 1932 y 1933, aproximadamente 4.200.000 personas murieron en la “hambruna del terror” creada por Stalin durante la restructuración (“colectivización de la tierra”, según la definió). Si se tiene como referencia la definición jurídica de genocidio, correspondería aplicarla aquí, al haber fuertes indicios de que se trató de una hambruna artificial creada por el régimen soviético de Stalin. La hambruna no fue causada por el caos ni por fallos, sino por la política de “rusificación” de Ucrania que incluía la supresión del idioma ucraniano, sus costumbres y cultura. Muchos millones más de personas fueron muertas en los gulags, los distintos campos de prisioneros y la represión salvaje de Stalin, pero esta enorme cantidad de muertes pueden ser consideradas “políticas”. Eufemismos, digamos.

GolodomorKharkiv.jpg
1933.
1933.

Bangladesh. 1.500.000 (algunos estudios dicen que quizá hasta 3 millones) personas fueron exterminadas por los pakistaníes en 1971 en el marco de la guerra de liberación de Bangladesh que motivó el genocidio por parte de Pakistán.

Genocidio armenio. Entre un millón y medio y dos millones de armenios fueron perseguidos y asesinados a manos del Imperio otomano entre 1915 y 1923. Masacres brutales se combinaron con deportaciones en condiciones extremas que llevaban a la muerte a muchos de los deportados. Como resultado directo del genocidio, la diáspora armenia fue formando comunidades por todo el mundo. Aún hoy Turquía no reconoce el genocidio como tal.

Dead_Armenian_girl_in_Aleppo_desert.jpg
Genocidio armenio
Genocidio armenio

Genocidio de Ruanda. Casi un millón de tutsis fueron masacrados por los hutus en 1994. La Interahamwe, fuerzas militares hutus, mataron por doquier sin miramientos, en un genocidio que comenzó después de un avión derribado (en forma aún no establecida) en el que viajaban los presidentes hutus de Burundi y Ruanda, que venían de firmar un tratado de paz con... rebeldes tutsis.

Gitanos. Los nazis calificaron a los gitanos como una “raza subhumana” y los exterminaron sistemáticamente porque les adjudicaban la reputación de sr delincuentes congénitos. Mataron a más de 500.000 durante la guerra, entre 1940 y 1945.

Bundesarchiv_R_165_Bild-244-48,_Asperg,_Deportation_von_Sinti_und_Roma.jpg
Porraimos.
Porraimos.

Tibetanos. Desde 1950, en instancias de la invasión del Tibet por parte de su Ejército, la República Popular China ha tratado de borrar del mapa al pueblo tibetano y erradicar su cultura. Asesinaron a unas 350.000 personas.

Serbios. Entre 1940 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania estableció un “Estado croata” bajo el mando de los ustashas, una organización fascista croata afín a los nazis. Paralelamente al exterminio de judíos y gitanos, los ustashas mataron aproximadamente 300 mil serbios.

Bosnia. Entre 1992 y 1995, cuando Bosnia-Herzegovina (Estado predominantemente musulmán) se separó de Yugoslavia, el gobierno yugoslavo, apoyado por los cristianos serbios, masacraron a unos 150.000 musulmanes bosnios. Es cierto que hubo una guerra civil (y por lo tanto muertes por ambas partes) de por medio y también diferencias religiosas (cristianos contra musulmanes) de por medio, por lo cual este caso también puede ser considerado como genocidio y como matanza religiosa, dada su característica multifactorial.

Los aborígenes australianos. Entre 1788 y 1920, alrededor de 250.000 aborígenes (que originalmente eran algo menos de 500.000) fueron asesinados o muertos por hambre y enfermedades transmitidas por los colonizadores “blancos”; para 1920 quedaban menos de 100.000.

humains-chaines-blog2.jpg
Aborígenes australianos.
Aborígenes australianos.

Chechenos, ingushes, balkares... Stalin no confiaba en la lealtad de estas naciones soviéticas, por lo cual las desplazó enviándolas hacia el este, donde murieron unas 200.000 personas entre 1943 y 1957.

Griegos asiáticos. Exterminados por los turcos, murieron entre 100.000 y 300.000 personas entre 1919 y 1923.

Kurdos. Fueron una minoría oprimida en tres naciones; Irak, Irán y Turquía. Durante tres décadas (entre los '70 y los '90) más de 200.000 kurdos fueron asesinados; quien más kurdos mató fue Saddam Hussein.

Darfur. En el contexto de los conflictos en Sudán, el conflicto entre los yanyauid, de las tribus Baggara (criadores de camellos de etnia árabe) y los pueblos de raza negra, no Baggaras y principalmente agricultores, derivó en el genocidio de estos últimos. El gobierno sudanés, aunque públicamente ha negado su apoyo a los yanyauid, les proporcionó armas y asistencia, y ha participado junto con ellos en varios ataques contra los pueblos fur, zaghawa y masalit. El inicio del conflicto suele situarse en febrero de 2003, y fue denominado “el primer genocidio del siglo XXI”. Se considera creíble que han sido asesinadas más de 300.000 personas.

Hutus. 125.000 hutus murieron en Burundi entre 1972 y 1973.

Timor Oriental. Los indonesios son en su mayor parte musulmanes y los timorenses orientales mayormente católicos; se expresan en lenguas distintas y tienen culturas diferentes. En el momento de la invasión de 1975, Timor se aprestaba a ser un país independiente e Indonesia, alineada con los Estados Unidos y el bloque occidental, bajo la dictadura del general Suharto, en una de las más contumaces violaciones de los derechos humanos en el planeta, impuso su dominación por la fuerza. Exterminaron a unas 105.000 personas, la tercera parte de la población.

.TH-east-timor-attack-civilians-600px.jpg
Genocidio de Timor Oriental
Genocidio de Timor Oriental

Muchos otros genocidios se han producido a lo largo de la historia: el genocidio de Tasmania, en el que los colonos blancos exterminaron a todos los nativos desde 1803; los dacios exterminados por los romanos; los guanches, nativos de las Islas Canarias exterminados por los europeos; los alemanes exterminando a los namas y los hereros en África; los eries exterminados por los iroquíes en el valle de Ohio; el exterminio de los colonos norsos en Groenlandia a manos de los skraeling nativos; la matanza de los moriori de la isla Chatham a manos de los maoríes invasores en 1835; el exterminio casi total de los nativos de Rapa Nui (Isla de Pascua) a manos de los traficantes de esclavos chilenos en 1862, etc...

Y vale mencionar algunos genocidios bíblicos: los cananeos exterminados por los israelitas al mando de Josué y los madianitas exterminados por orden de Moisés, por ejemplo; sin dejar de mencionar a Sodoma y Gomorra, que algunos han calificado como “el primer genocidio de la historia”, en este caso ordenado por Jehová mismo. Pero bueno, cuando se trata de historias del Antiguo Testamento, quién sabe...

Dejá tu comentario