PersonajesGoethe | William Shakespere

El romance según Goethe

Elemento clave de la cultura moderna, el legado de Goethe al mundo del conocimiento es muy importante, no solo por su contribución a la literatura universal, sino también en el campo científico, desarrollando una enorme tarea en botánica, anatomía, química, geología o mineralogía.

Un 28 de agosto de 1749, en Frankfurt, hijo de un oficial del gobierno alemán llamado Johann Caspar Goethe y de Katharina Elisabeth Textor, nace Johann Wolfgang Von Goethe.

Al llegar a la adolescencia, Goethe se traslada a Leipzig para estudiar Derecho. Es en esa ciudad donde conoce al filósofo Johann Gottfried Von Herder, una de las personas de mayor significación en su vida, y es también en Leipzig que conoce y se enamora de Friederike Brion, a quien tomaría en el futuro como modelo para gran parte de sus personajes femeninos.

Sus primeros textos literarios fueron las comedias “Antojos Del Enamorado” (1767) y “Los Cómplices” (1768).

Es Von Herder quien introduce al joven Goethe en la obra de William Shakespere, y juntos crean un nuevo movimiento literario de carácter rebelde con las apariencias tradicionales de la literatura de su país que se denominó “Sturm und Drang” (Impetu y tempestad). Esta corriente sentó las bases del romanticismo alemán y abrió nuevas perspectivas a la escritura germana.

“Götz von Berlichingen” (1773), un drama caballeresco pleno de cambios escénicos y de saltos en sus momentos cronológicos, donde al estilo de Shakespeare - admirado entonces como el modelo supremo del arte teatral por los seguidores del “Sturm und Drang” - abundaban las expresiones de carácter violento. El argumento estaba referido a un caballero del siglo XVI, al que presentó como un abanderado de la resistencia popular a la autoridad política y religiosa alemana de su época; obra que es considerada una precursora de aquel movimiento literario, que encaminó el romanticismo alemán.

“Las Desventuras Del Joven Werther” (1774) o la tragedia “Clavijo” (1774) son los títulos más importantes que Goethe escribió en este período.

“Las Pasiones o Desventuras Del Joven Werther”, es considerada la primera novela moderna redactada en alemán. Es un drama psicológico de estructura epistolar, especie de novela, en que volcó su apasionamiento de entonces: Charlotte Kestner, que era la prometida de uno de sus amigos. En esta obra, expresó el conflicto del que se ha enamorado de la esposa de un amigo, exponiendo todo el pesimismo del amor imposible; tomando como motivo oportuno un suceso reciente que había constituído un verdadero escándalo social. Fue muy popular entre los jóvenes de la época, muchos de ellos llegaron incluso a suicidarse de formas que parecían imitar la del protagonista. De hecho, las autoridades de Italia, Alemania y Dinamarca llegaron a prohibir la novela. El sociólogo David Phillips acuñó en 1974, el termino Efecto Werther, para designar el fenómeno de los suicidios por contagio.

En 1775, ya gozando de fama y generalizada consideración, Goethe fue llamado a la Corte del joven duque de Sajonia-Weimar, Carlos Augusto, recomendado por Herder, siendo designado como ministro de Guerra y Carreteras. A partir de entonces, Goethe fijó su residencia en Weimar. Allí comenzó a participar activamente en la vida de fiestas, diversión y voluptuosidad propia de la Corte, creándose una imagen de total frivolidad.

Definitivamente inclinado a entregarse a las relaciones románticas, Goethe se enamoró de esposa de un oficial de Weimar, Charlotte von Stein, que ejerció sobre él una extraordinaria influencia intelectual, y entre otras cosas lo indujo a cultivar la religiosidad y provocó en él nuevas inspiraciones poéticas, inclinándose cada vez más a vincularse con la naturaleza.

Goethe_(Stieler_1828).jpg

Preocupado por penetrar en diferentes sectores del saber científico, su producción literaria se diversificó.

Un viaje por tierras italianas le empapó de cultura grecorromana, abandonando parte de los postulados del Sturm und Drang y adoptando una postura más clasicista con obras como “Ifigenia En Tauride” (1787), “Egmont” (1788) o “Torquato Tasso” (1790).

Tras su regreso a Alemania, Goethe entabló una estrecha amistad con el escritor Friedrich Von Schiller, con el que colaboró en las revistas “Las Horas” y “Xenias”. En este período escribió “Los años de Peregrinación De Wilhelm Meister” (1796) y “Hermann Und Dorothea” (1798).

Tras romper su relación con Charlotte, Goethe convivió con la joven Christiane Vulpius, con la que se casa en el año 1806 y con quien tuvo a su hijo August.

Schiller falleció en 1805. Herder lo había hecho en 1803, por lo que dos de sus mejores amigos fallecieron en un breve período de tiempo, hecho doloroso que no menoscabó la capacidad intelectual de Goethe, quien escribió en el año 1808 “Fausto”, su obra más recordada.

Johann Wofgang Von Goethe muere en Weimar el 22 de marzo de 1832. A los 82 años. Sus restos se encuentran en el cementerio Freidhof Weimar, en la ciudad de Weimar.

Elemento clave de la cultura moderna, el legado de Goethe al mundo del conocimiento es muy importante, no solo por su contribución a la literatura alemana y universal con su magisterio en todos los géneros que abordó y su anticipo de la corriente romántica, sino también en el campo científico, desarrollando una enorme tarea en botánica, anatomía, química, geología o mineralogía.

Dejá tu comentario