MedicinaFrederick Grant Banting | Charles Best | insulina | diabetes mellitus | diabetes | azúcar | medicina

El aislamiento de la insulina; Banting y Best

La historia del descubrimiento de la insulina, no solo es la de un gran hallazgo para la humanidad sino también una historia de esfuerzo y reconocimiento, porque Charles Best era alumno al momento de trabajar en los experimentos conducidos a identificar a la insulina.

El 27 de julio de 1921, los científicos Frederick Grant Banting y Charles Best logran aislar por primera vez en la Historia la hormona insulina que segrega el páncreas.

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos, que comparten la característica común de presentar concentraciones elevadas de glucosa en la sangre (hiperglicemia) de manera persistente o crónica.

Los síntomas principales de la diabetes mellitus son emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia), y pérdida de peso sin razón aparente.

Este padecimiento causa diversas complicaciones, dañando frecuentemente a ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos. Sus complicaciones agudas (hipoglucemia, cetoacidosis, coma hiperosmolar no cetósico) son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad mientras sus complicaciones crónicas (cardiovasculares, nefropatías, retinopatías, neuropatías y daños microvasculares) son consecuencia del progreso de la enfermedad.

La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar el azúcar en la sangre. La diabetes puede ser causada por muy poca producción de insulina, resistencia a ésta o ambas.

La insulina (del latín insula, “isla”) es una hormona polipeptídica formada por 51 aminoácidos, producida y secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas.

La insulina interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes, sobre todo con el anabolismo de los glúcidos.

La síntesis de la insulina pasa por una serie de etapas. Primero la preproinsulina es creada por un ribosoma en el retículo endoplasmático rugoso (RER), que pasa a ser (cuando pierde su secuencia señal) proinsulina. Esta es importada al aparato de Golgi, donde se modifica, eliminando una parte y uniendo los dos fragmentos restantes mediante puentes disulfuro.

Gran número de estudios demuestran que la insulina es una alternativa segura, efectiva, bien tolerada y aceptada para el tratamiento a largo plazo de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, incluso desde el primer día del diagnóstico.

Frederick Grant Banting, Charles Best, James Collip, y J.J.R. Macleod de la Universidad de Toronto, Canadá, descubrieron la insulina en 1921. Por este descubrimiento le fue otorgado en 1923 el Premio Nobel de Fisiología y Medicina a Frederick Grant Banting compartido con John James Richard Macleod. Cuando Banting recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1923 por este descubrimiento, compartió con Best la mitad del premio en reconocimiento a su participación.

En agosto de 1921 administraron la insulina obtenida de los islotes de Langerhans a perros diabéticos comprobando que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina y desaparecían los síntomas típicos de la enfermedad. Repitieron varias veces los experimentos con resultados distintos, en función de la pureza de la insulina utilizada. La emplearon por vez primera en personas pocas semanas después, en un muchacho diabético de catorce años, que mejoró de forma extraordinaria de su enfermedad.

Banting & Best_1-559x749-resize.jpg

Leonard Thomson aquejado de diabetes, se convierte en el primer paciente de esa enfermedad, en ser tratado con insulina, administrada en el Toronto General Hospital.

Los médicos administraron a Leonard Thomson una pequeña cantidad de insulina. Aunque al principio empeoró y tuvo que ser ingresado de nuevo en el hospital, después fue sometido de nuevo a un tratamiento de insulina, resultando satisfactorio.

El caso de Leonard, ocupó las primeras páginas de todos los periódicos del mundo, dando nuevas esperanzas a millones de diabéticos.

Frederick Grant Banting, KBE (Alliston, Ontario, Canadá, 14 de noviembre de 1891 – Musgrave Harbour, Terranova, 21 de febrero de 1941) fue un médico e investigador canadiense.

Muy pronto ya estuvo muy interesado por la diabetes. Desde finales del siglo XIX los científicos se habían percatado de la relación entre el páncreas y la diabetes. Algunos trabajos indicaban que la enfermedad estaba causada por una carencia de una hormona segregada por los islotes de Langerhans del páncreas. Oscar Minkowski y otros trataron de aislar esta hormona sin éxito. Schafer la denominó “insulina” y se suponía que ejercía un control sobre el metabolismo del azúcar, de tal manera que su ausencia provocaba el aumento de éste en sangre y en orina. Se trató de administrar extracto de páncreas o la glándula fresca a los diabéticos, tratamiento que fracasó porque la hormona debía ser destruida por los enzimas proteolíticos. Por otro lado, todavía eran inseguras las técnicas de detección de glucosa en sangre y orina. La lectura de un artículo de Moses Baron en el que se decía que la ligadura del conducto pancreático provocaba la degeneración de las células que segregaban tripsina, pero que los islotes permanecían intactos. Pensó que podría recurrir a este procedimiento para obtener insulina.

1479111347-as.jpg

Se puso en contacto con J.J.R. Macleod, profesor de fisiología de la Universidad de Toronto, quien le facilitó lo necesario para poder investigar en su laboratorio. Trabajó entonces con Charles Best (West Pembroke, Maine, Estados Unidos, 27 de febrero de 1899 – Toronto, Canadá, 31 de marzo de 1978) estudiante de medicina, que fue su asistente y, más tarde con el químico James B. Collip. Fue Collip el que se encargó de lograr que la insulina fuera lo más pura posible.

La primera descripción de los resultados obtenidos con el uso de la insulina en la diabetes figura en el artículo “Pancreatic extracts in the treatment of diabetes mellitus”, publicado en 1922 en el Canadian Medical Association Journal. Previamente Banting y Best detallaron la técnica en un artículo que se publicó en el Journal of Laboratory and Clinical Medicina en 1921-22. Asimismo, Banting, Best y Macleod prepararon una comunicación, que lleveba por título “The internal secretion of the páncreas”, que se dio a conocer en la reunión de la American Physiological Society, de 1921.

Cuando Macleod se retiró de la cátedra de fisiología de la Universidad de Toronto, Charles Best fue designado en el puesto (1929), llegando a ser en 1941 director de su departamento de investigación médica, que recibió el nombre de Banting and Best.

En 1926 Jacob Abel logró la síntesis de la insulina, hallazgo que dio a conocer en los Proceedings of the National Academy of Sciences, de Washington, con el título Crystalline insuline.

Texto publicado originalmente en https://ahombrosdegigantescienciaytecnologia.wordpress.com/2015/07/27/el-aislamiento-de-la-insulina-banting-y-best/

Dejá tu comentario