En los últimos meses, con justos motivos, se escuchan elogios a la actuación de Joaquin Phoenix en la película Guasón, dirigida por Todd Phillips. El personaje, tomó vida propia, a partir de la historieta Batman. The Jocker, como se denomina en el original, forma parte de la excéntrica galería de “archienemigos” del hombre murciélago. Quizás sea el Guasón, el más conocido, aunque no hay que despreciar a los otros de la fila, entre los que se cuentan El Acertijo, Gatúbela, El Pingüino, Capitán Frío, Hiedra Venenosa o Dos Caras, entre otros.

Mucho se podría escribir sobre Batman la historieta, la emblemática serie de televisión de los años 60, la película -con los mismos protagonistas de la tv- o las siguientes versiones cinematográficas modernas, con los diferentes actores y directores. Pero esta nota aprovechará el protagonismo que adquirió uno de los “malos”, como The Jocker, gracias a la película de Phillips. Pero no está en nuestro ánimo dedicarle más de lo que tanto se habla sobre la película. Este texto pretende, ni más ni menos, que reivindicar al actor que personificó al Guasón, en una actuación que fue prototípica, que marcó al personaje. Y vaya que hubo actuaciones memorables, como la de Jack Nicholson, por ejemplo.

joker-1570104122.png

César Romero Jr. (1907-1994)

Fue una estrella de Hollywood en la época dorada del cine de los años 40 y 50. Se codeó con las grandes figuras de la industria cinematográfica. Jugó en varias disciplinas del mundo artístico y tuvo momentos de inmensa popularidad. Nació en Nueva York, pero es de ascendencia cubana. De hecho, en varias de sus biografías figura Cuba, como su país de origen. En realidad su padre era español, dedicado al comercio del azúcar y su madre si, provenía de la isla caribeña. En la crisis de 1929, la empresa familiar quebró y se trasladaron a California donde Romero desarrolló su formación como bailarín y actor. Su debut teatral había sido en Broadway en 1927, en Lady Do, y luego en Strictly Dishonorable, en 1928.

En la pantalla grande debutó en 1933 con The Shadow Laughs. Cuentan que por su estampa latina, facilidad para el baile y aspecto de galán de la época, sus primeros personajes eran de latin lover, siguiendo los pasos estereotipados de Rodolfo Valentino. Las notas biográficas destacan sus papeles como gánster italiano o príncipe de la India, o como actor dramático y mencionan especialmente las películas The Thin Man (1934), El Diablo era mujer (1935) junto a Marlene Dietrich, y en Wee Willie Winkie (1937) junto a Shirley Temple. Sus dotes de comediante y bailarín aparecen en A La Habana me voy y Springtime in the Rockies, junto a Carmen Miranda y Betty Grable.

Carmen_Miranda_and_César_Romero_in_Week-End_in_Havana_(1941).jpg
Con Carmen Miranda en A La Habana me voy (película de 1941)
Con Carmen Miranda en A La Habana me voy (película de 1941)

Entre 1939 y 1941 protagonizó una serie de seis películas del género western, de El Cisco Kid. En 1947 interpretó el papel de Hernán Cortés en la gran producción El capitán de Castilla, junto a Tyrone Power, considerado por los críticos como su mejor actuación. En esta película se afianzó un fortísimo vínculo de amistad con Power, al punto que la chismografía hollywoodense decía que eran pareja.

En la década de 1950 actuó en, por lo menos, una película por año. Esa presencia hizo que, finalmente, le llegara el protagónico en televisión, en la serie Passport to Danger en 1954. En ese mismo año participó del clásico western Veracruz, junto a Gary Cooper y Burt Lancaster. También integró el elenco de la comedia mexicana Mis secretarias privadas junto a la actriz cubana Rosa Carmina, la mexicana Lilia Prado y Roberto Cañedo.

En 1959 actuó en la serie de televisión producida por Walt Disney El Zorro. En 1960 coprotagonizó la célebre película Ocean’s Eleven junto a un verdadero dream team: Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis, Jr., Joey Bishop, Peter Lawford, Angie Dickinson, Juliet Prowse y Shirley MacLaine.

the cisco kid.jpg
El Cisco Kid
El Cisco Kid

También participó en 1965 con la serie El agente de CIPOL, pero el batacazo lo obtuvo con su participación en la serie de TV Batman, a partir de 1966 con Adam West como el hombre murciélago. Según algunas notas, “se dice que para este papel, Romero hizo figurar en el contrato que bajo ningún concepto se afeitaría su bigote, ya que consideraba que era su toque personal. Los productores de la serie aceptaron la condición, a cambio de que permitiera a la maquilladora disimularlo con maquillaje blanco, ya que «El Joker» no usa bigotes.” De ser verdad, así fue. Lo cierto es que su interpretación marcó la impronta del personaje. Los que vinieron después, hasta los dibujos animados, tienen a su interpretación como modelo.

Posteriormente, continuó su trabajo, tanto en cine como en televisión en forma permanente hasta 1977. Reapareció en 1985 en Flesh and Bullets y Lust in the Dust, Falcon Crest (entre 1984 y 1988). Su último film fue Simple Justice (1990).

César Romero murió de neumonía el 1° de enero de 1994.

CESAR ROMERO.jpg

Con Martí, el improbable parentesco

César Romero siempre dijo ser descendiente directo del héroe nacional de Cuba, el poeta y escritor revolucionario José Martí (1853-1895). Según estudios cubanos de dudosa veracidad, mencionan que hubo cartas entre Martí y María Mantilla, la madre de Romero, que evidenciaban una relación padre/hija. Es decir que César Romero sería nieto del prócer cubano. La prensa de la isla ha mencionado estudios de análisis facial que confirmarían en un 74 por ciento, el vínculo. No hay exámenes de ADN.

jocker

historiahoy.com.ar publica esta nota con expresa autorización de su autor Jaime Clara. Originalmente fue publicada en la web delicatessen.uy

Dejá tu comentario