MúsicaCarlos Vega | José Imbelloni | Ricardo Rojas | argentina | discos | folklore | música

Carlos Vega, el encuentro de la música nacional

Entre 1931 y 1965 Carlos Vega, compositor argentino nacido en Cañuelas en 1898, recorrió setenta veces al país. A mula o en automóvil, con sus fonógrafos a cuesta, se adentró en los rincones más lejanos de la patria para rescatar su música nativa, las canciones populares, las payadas y las voces secretas que cantan al dolor y al amor (pícaro a veces, dolido las más). Su perseverancia le ganó el prestigio como para ser considerado el padre de la musicología argentina. Junto a Isabel Aretz, Silvia Eisenstein, y Lauro Ayestarán recorrieron geografías escondidas compilando 1.700 discos en ese largo peregrinaje.

Hombre romántico, apasionado, e interesado en el mundo que lo rodeaba, fue arquero del club de su ciudad natal, donde era conocido como “el loco Vega”, por su costumbre de recitar poemas de amor parándose en el banco de la plaza ante una azorada concurrencia.

vega_ad_253__sesion_de_grabacion_paraguay_puerto_pinasco_1944_viaje_40.jpg

Desde joven fue empleado de la biblioteca popular de Cañuelas y concurrió a la sección arqueológica del Museo de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, dirigido entonces por José Imbelloni. Fue Ricardo Rojas quien lo introdujo en el mundo del folklore.

Desde 1930 comenzó su periplo nacional y en 1963 fue docente en la Universidad Católica (donde hay una sala que lo recuerda) y dos años más tarde se incorporó a la Academia Nacional de Bellas Artes como miembro de numero. Murió en Venezuela después de la separación de su pareja ,Silvia Eisenstein.

Carlos Vega usaba el término “mesomúsica” para difundir lo que hoy llamamos ,sin propiedad ,“música popular”, o “corriente musical media”, porque creía que el término música popular carecía de nitidez para los estudios musicológicos.

carlos vega

Dejá tu comentario