Francesco Morosini | Candía | Liga Santa

Candía, el asedio más largo de la historia

El asedio a la ciudad de Candía, en la actual Heraklion (isla de Creta) fue el más largo de los asedios de la historia, teniendo lugar entre los años 1648 y 1669, nada menos que 21 años de sitio. Todo comenzó en el año 1570, cuando las tropas del Imperio Otomano ocuparon Chipre, que entonces se encontraba bajo la protección de la República de Venecia. Incluso a pesar de la creación de una coalición (la Liga Santa) que derrotó a los otomanos y formada por España, Venecia, Génova, los Estados Pontificios y la Orden de Malta, lo cierto es que Chipre continuó en poder de los turcos durante casi 3 siglos.

Los territorios de ultramar de la República de Venecia fueron siendo paulatinamente conquistados por los turcos, hasta que su último reducto fue la isla de Creta. Aunque en un principio los otomanos no mostraron gran interés por la isla, un ataque de los Caballeros de Malta a un convoy turco fue la chispa necesaria para encender la mecha de las hostilidades. Los Caballeros de la Orden de Malta se apoderaron de un considerable botín así como del harén del sultán Ibrahim I, y huyeron a la ciudad de Candía, que pronto fue rodeada y asediada por nada menos que 60.000 soldados turcos.

La ciudad sitiada apenas contaba con 6.000 hombres y escasos suministros para resistir un asedio prolongado, pronto quedó aislada y sin posibilidad de conseguir agua salvo por ruta marítima, y después fue bombardeada durante meses. Pero los defensores no daban su brazo a torcer, y Candía permaneció firme ante los atacantes. Desde entonces la lucha se centró en controlar las líneas de suministro del enemigo, desplazándose el combate al mar, pero aun así la lucha siguió sin decantarse por ningún bando.

En el año 1669, a los 21 años de haberse iniciado el asedio, los defensores de Candía habían reducido su número hasta los 3.600 hombres y los suministros eran casi inexistentes, hasta que el 27 de Septiembre de ese mismo año el general Francesco Morosini rindió finalmente la ciudad. Por su parte, los turcos permitieron a todos los supervivientes abandonar la ciudad portando todo lo que pudiesen acarrear.

Dejá tu comentario