PersonajesTarás Shevchenko | Imperio Ruso | San Petersburgo | Ucrania | Parque 3 de Febrero

Un poeta ucraniano en Buenos Aires

Frente al lago de Palermo, a pocos metros del Rosedal se encuentra el monumento a Tarás Shevchenko, pintor y poeta ucraniano, "defensor incansable de la libertad, no solo de Ucrania sino de todos los pueblos que luchen contra la opresión". El 27 de abril de 1969 se colocó la piedra fundamental de esta escultura de granito y bronce, obra del artista Leo Mol (ucraniano que vivió en Canadá) y el escultor argentino Orio Dal Porto. ¿Quién fue Tarás Shevchenko?

Tarás Shevchenko nació el 9 de marzo de 1814 en Móryntsi, localidad ubicada en Ucrania, aunque entonces era parte del Imperio Ruso. A los once años quedó huérfano y debió trabajar en una panadería.

Allí el dueño del lugar, Vasily Engelhardt, descubrió su talento para la pintura y decidió que el joven debía cultivar esa aptitud. A tal fin lo envió a San Petersburgo donde inició su formación con Vasily Shiriáyev. En la capital de Rusia conoció al artista ucraniano Iván Soshenko quien lo introdujo al pintor Karl Briullov. Éste tomó a Tarás como su discípulo.

Como estaba prohibido el ingreso de siervos a la academia de arte, varios artistas juntaron los 2.500 rublos necesarios para liberarlo y así poder completar su formación.

Shevchenko_Kateryna_Olia_1842.jpg
Katerina, ilustración para el poema homónimo (1838).

Katerina, ilustración para el poema homónimo (1838).

Hacia 1837, Tarás comenzó a escribir poesías inspiradas en historias del folklore ucraniano. Su primer libro se llamó Kobzar (El bardo) escrito cuando aún era siervo del terrateniente Petro Marios. Fue una verdadera novedad porque fue escrita en su lengua natal y narra el sufrimiento de los ucranianos dominados por los rusos.

En 1844 publicó Hamaliia, la historia de un héroe cosaco.

En 1845 egresa de la Academia de Arte de San Petersburgo y vuelve a Ucrania, donde recorre el país recogiendo cuentos y pintando paisajes y monumentos. Trabajó en la Comisión Arqueológica local donde se valió de sus actividades pictóricas. Sin embargo, no dejó sus poemas de lado, que cada día fueron más incisivos, en una época donde la ironía y la sátira podían considerarse subversivos.

Taras_Shevchenko_selfportrait_oil_1840-2.jpg
Autorretrato
Autorretrato

Junto a otros escritores y científicos constituyó La Hermandad de los Santos Cirilo y Metodio, una sociedad secreta que abogaba por reformas en las leyes rusas. En abril de 1847, varios miembros de la hermandad y el mismo Tarás fueron apresados y remitidos a San Petersburgo. Por los textos hallados en su haber en los que criticaba al Gobierno Imperial, fue exiliado bajo vigilancia a los montes Urales. Durante su reclusión continuó escribiendo. De entonces data sus poemas A las Casamatas y El Huerto de los cerezos.

Como la actitud rebelde de Tarás persistió, y fue remitido como soldado raso a Kazajistán, donde le fue prohibido escribir y pintar, tareas que continuó a escondidas.

La temática de sus novelas y poemas, refleja la rebeldía de los siervos (de esta época son La Capitana, El Artista y El Desgraciado.

Tras 10 años de reclusión consiguió un indulto gestado por sus amigos y puedo volver a Ucrania donde redactó su célebre Testamento. Estando allí fue nuevamente arrestado, acusado de blasfemia.

1024px-Taras_Shevchenko_-_
Shevchenko retratado por Ivan Kramskoi tras su retorno del exilio.
Shevchenko retratado por Ivan Kramskoi tras su retorno del exilio.

Si bien pasó los últimos años de su vida en San Petersburgo, pintando y escribiendo, su salud se había resentido por años de reclusión, lo que lo llevó a una muerte precoz en 1861.

Su obra legitimó la lengua ucraniana y sirvió como fuente de inspiración para otros artistas. Sus escritos fueron traducidos a 150 idiomas. Y su imagen inspiró a monumentos por el mundo que rescata su imagen de poeta comprometido.

Testamento

Cuando muera, enterradme

en una tumba alta,

en medio de la estepa

de mi adorada Ucrania.

¡Así yo podré ver los campos anchurosos,

el Dniéper, sus represas agitadas,

y podré oír también

cómo braman sus aguas!

Y cuando el río arrastre atravesando Ucrania

hasta la mar azul

tanta sangre adversaria,

entonces dejaré los campos y los montes

y volaré hacia Dios

a alzarle mi plegaria,

pero hasta que ello llegue

de Dios no sabré nada ...

¡A mí, enterradme, mas de pie vosotros,

las cadenas que os atan quebrantad,

y con la impura sangre derramada

la Libertad sagrada salpicad!

¡Y ya en familia inmensa,

familia libre y nueva,

no olvidéis recordarme

con una palabra buena!

taras 3 de feb.jpg
Tarás Shevchenko, Parque 3 de febrero, Buenos Aires.
Tarás Shevchenko, Parque 3 de febrero, Buenos Aires.
Taras_Shevchenko_Memorial_in_Dupont_Circle.jpg
Taras Shevchenko Memorial, Washington, D.C.
Taras Shevchenko Memorial, Washington, D.C.
Monument_Taras_Shevchenko,_Kamianske,_Ukraine.jpg
Tarás Shevchenko, Ucrania.
Tarás Shevchenko, Ucrania.
taras

Dejá tu comentario