PersonajesGarfield | gato | Jim Davis | comics

Un gato para todos los tiempos

En un nuevo aniversario del nacimiento de Garfield recordamos al gato gordo que odia los lunes.

Más que un simple gato fanático de las siestas, las lasañas y las mañanas largas, Garfield ha logrado convertirse en un ícono mundial. Literalmente, con un índice global de familiaridad del 95%, todo el mundo sabe quién es él. Desde ya, este nivel de fama no es algo a lo que todos los personajes de historietas puedan aspirar y, si Garfield llegó tan alto, sin duda fue por los esfuerzos de su creador, Jim Davis.

Él había pasado su infancia en una granja en Indiana y, constantemente postrado por su asma, en vez de contribuir con las tareas diarias, había aprendido a dibujar para entretenerse. Eventualmente, el tema se le volvió una vocación y, tras estudiar arte y negocios en la universidad, para finales de los sesenta ya se encontraba trabajando como asistente para el caricaturista Tom Ryan. Con él, según luego recordaría Davis, aprendió sobre la disciplina que llevaba elaborar una tira diaria y, además, descubrió las posibilidades de estabilidad que podía traerle el ser autor una historieta sindicada exitosa. Motivado por esta idea, enseguida él desarrolló su propio comic protagonizado por un insecto llamado Gnorm Gnat, pero, sin resultar lo suficientemente atractivo, se pasó casi toda la década del setenta tratando de vendérselo a alguien, sin éxito.

650px-Gnorm_strip.jpg
Gnorm Gnat.
Gnorm Gnat.

En este punto, tras años de frustración, Davis finalmente decidió cambiar de rumbo y se dedicó a estudiar las historietas que se publicaban con muchísima atención para encontrar su nicho. Al parecer, de sus observaciones llegó a la conclusión de que los perros estaban sobrerrepresentados en las tiras diarias, habiendo, en cambio, muy pocos gatos. Esta epifanía puso en movimiento los engranajes creativos de Davis y, tras pasar aproximadamente un año pensando en gags, historias y personajes que basó en sus propias experiencias con su familia en la granja, nació Garfield.

garfield
La primera tira cómica de Garfield, publicada el lunes, 19 de junio de 1978.
La primera tira cómica de Garfield, publicada el lunes, 19 de junio de 1978.

Por gestión de United Features Syndicate – uno de los sindicatos o redistribuidores de comics más importantes de la época – la tira debutó el 19 de junio de 1978 en 41 periódicos distintos de los Estados Unidos. Aún con algunos traspiés iniciales, el país rápidamente se enamoró del humor ácido un tanto simplón y de la dinámica entre el gato gordo, su dueño (el fracasado John Arbuckle o Jon Bonachón, como lo conocimos en Latinoamérica), Odie, el perro tonto, y otros tantos personajes recurrentes, como Nermal (némesis de Garfield) o la Dr. Liz Wilson, veterinaria.

Garfield original.jpg
Garfield.
Garfield.

Si Garfield triunfó como lo hizo, para Davis, fue porque en la tira jamás se tocaron temas políticos o de actualidad. Hoy muchos podrán acusarla de tibia, pero su creador fue (y continúa siendo) muy consciente del valor comercial que Garfield tenía como personaje y se concentró en lograr que sus experiencias fueran lo más básicas posible como para generar una identificación en cualquier tipo de persona. De este modo, al poner el foco únicamente en “verdades universales” como el amor por la comida o el odio por los días lunes, Garfield se fue forjando una apreciación que llevó a que la historieta fuera ganando mayor reconocimiento nacional e internacional año a año. Así, en menos de un lustro, la tira ya salía publicada en unos 1500 periódicos diferentes y, habiendo generado 15 millones de dólares de ganancia entre libros y licencias para merchandising, Davis creó en 1981 la compañía Paws, Inc. para manejar el negocio del gato.

Garfield parado.jpg
Garfield.
Garfield.

Cuidadosamente regenteado, además de aparecer en diarios de todo el mundo y llegar a romper récords en cuanto a su visibilidad, durante los ochenta y noventa Garfield adoptó una imagen más estilizada y también se transformó en una sensación comercial a nivel mundial. A través de las licencias, películas, series animadas, especiales de televisión y, por supuesto, miles de productos con su cara que recorrieron el planeta, Garfield generó una industria de ventas que, todavía hoy, representa ganancias que rondan los mil millones de dólares anuales.

Por eso, ya sea como producto o como personaje de una historieta, habiendo pasado ya los cuarenta años, el gato continúa siendo valorado por sus millones de fans en todo el mundo. El secreto de su éxito, sumado a su atractivo atemporal, quizás se deba a que, como arriesgó Davis, “vivimos en una época en la que se nos hace sentir culpables por comer de más, dormir de más y no hacer ejercicio. Garfield no sólo hace todo eso, sino que está tranquilo con eso”. De este modo, para el autor, el gato “de alguna manera, alivia nuestra culpa”.

Garfield Almohada.jpg
Garfield con su almohada.
Garfield con su almohada.

Dejá tu comentario