PersonajesAl Capone | Albert Camus | All Blacks | arte | Ayatollah Khomeini | Batman | Billiken | Bobby Fischer | Ringo Bonavena

Rivales inseparables: los opuestos se atraen

Los rivales inseparables se necesitan, se miran de reojo permanentemente, se origunan el uno en el otro, se archiconocen, conviven, se pegotean, se respetan. Son enemigos íntimos que se potencian, se ayudan a ser mejores sin darse cuenta. Su existencia es esencial como esencial es también su rivalidad, que los abraza tanto... que los une.

En la filosofía y las ideas, en personas y personajes, en deportistas y en clubes, en animales, en el arte, en la literatura, en la política, en la historia, en la ciencia, en el cine y la televisión, en lo instalado y en lo cotidiano, los opuestos generan una energía inexplicable que nos atrae.

Ejemplos sobran; donde busquemos, encontraremos.

Es imposible pensar en uno sin que el opuesto se nos venga a la cabeza y empuje para instalarse ahí, junto con su opuesto. La mejor manera de definirlos sería que no se trata de enemigos-rivales-adversarios comunes, como la gran mayoría; son “enemigos que vienen en combo”, y aún en los casos en los que ellos mismos buscan separarse, nosotros mismos los acercamos en nuestra mente, porque uno nos referencia al otro...

En el cine y la televisión... Control y Kaos, Popeye y Brutus, Buggs Bunny y Elmer, Richard Kimble (el fugitivo) y el hombre manco, C.I.P.O.L. y T.H.R.U.S.H., Hannibal Lecter y Clarice Sterling, Darth Vader y Luke Skywalker, Peter Pan y el capitán Garfio, Batman y el Guasón, Maxwell Smart y Sigfrido, Homero y Flanders, Eve y Villanelle, Superman y la kryptonita, Werner Herzog y Klaus Kinski, Rocky Balboa e Iván Drago, El Zorro y el capitán Monasterio, Karadagian y La Momia. A esta altura tanto Tom y Jerry como el Coyote y el Correcaminos seguramente son tan amigos como enemigos, pero vale igual ubicarlos en la lista.

En la literatura, el arte, la ciencia, la tecnología... Sherlock Holmes y el profesor Moriarty, Edmundo Dantés y Ferdinand Montego, Moby Dick y el capitán Ahab, Montescos y Capuletos, Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, Ernest Hemingway y William Faulkner, Jean Paul Sartre y Albert Camus, Cervantes y Lope de Vega, Shopenhauer y Hegel, Leonardo y Miguel Ángel, Góngora y Quevedo, Degas y Manet, Picasso y Matisse, Thomas Edison y Nikola Tesla, Bill Gates y Steve Jobs.

En la música... Liam y Noel Gallagher, Roger Waters y David Gilmour, Eddie Van Halen y David Lee Roth, Steven Tyler y Joe Perry, Soda Stereo y Los Redondos, Mozart y Salieri.

En la historia, la mitología y la política... Rosas y Urquiza, Al Capone y Elliot Ness, Stalin y Trotski, unitarios y federales, Herodes y San Juan Bautista, Reagan y Khadaffi, el ayatollah Khomeini y el sha Reza Pahlevi, Mao Tsé Tung y Chiang Kai-shek, peronistas y radicales, Lavalle y Dorrego, la OTAN y el Pacto de Varsovia, David y Goliat, Enrique VIII y Tomás Moro, Bush y Saddam Hussein, Gorbachov y Yeltsin, Perón y Balbín, Estados Unidos y la Unión Soviética, América, Caín y Abel.

En la vida de todos los días... Coca y Pepsi, Clarín y La Nación, Pampers y Huggies, Duracell y Energizer, Billiken y Anteojito, Aero y Suflair, McDonald's y Burger King, Apple y Microsoft, Hertz y Avis.

En las ideas y teorías... evolucionismo y creacionismo, capitalismo y comunismo, judaísmo y cristianismo, feminismo y machismo, teísmo y ateísmo, democracia y dictadura, heliocentrismo y geocentrismo, cosmopolitismo y nacionalismo.

Los rivales clásicos del fútbol argentino no pueden faltar... Boca-River, Independiente-Racing, Talleres-Belgrano, San Lorenzo-Huracán, Rosario Central-Newell's, Estudiantes-Gimnasia, Atlético Tucumán-San Martín de Tucumán, Banfield-Lanús, Colón-Unión, Chacarita-Atlanta, Excursionistas-Defensores de Belgrano, San Telmo-Dock Sud y muuuuchos más...

Y además... Menotti y Bilardo, Ruggeri y Chilavert, Guardiola y Mourinho, Pelé y Maradona, Messi y Cristiano, Lamolina y Castrilli, José María Muñoz y Víctor Hugo Morales.

Otros clásicos del fútbol... Peñarol-Nacional, Corinthias-Palmeiras, Flamengo-Fluminense, Internacional-Gremio, América-Chivas, Olimpia-Cerro Porteño, Atlético Mineiro-Cruzeiro, Real Madrid-Barcelona, Inter-Milan, Manchester United-Manchester City, Celtic-Rangers, Olimpiakos-Panathinaikos, Atlético de Bilbao-Real Sociedad y muchísimos más...

En el tenis... Federer-Nadal, Sampras-Agassi, Vilas-Borg, Martina Navratilova-Chris Evert, Connors-McEnroe, Gabriela Sabatini-Steffi Graf.

En el boxeo... Mohammad Ali-Joe Frazier, Sugar Ray Leonard-Mano de Piedra Durán, Ringo Bonavena-Goyo Peralta, Abel Cachazú-Ramón La Cruz, el Mono Gatica-Alfredo Prada, Monzón-Benvenuti.

En el basquet... Los Angeles Lakers-Boston Celtics, Magic Johnson y Larry Bird, Michael Jordan e Isaiah Thomas, Michael Jordan y Charles Barkley, Kobe Bryant y LeBron James, Peñarol de Mar del Plata-Quilmes de Mar del Plata, Olimpo-Estudiantes de Bahía Blanca.

En el automovilismo... Alain Prost-Ayrton Sena, Jackie Stewart-Emerson Fittipaldi, Carlos Reutemann-Alan Jones, Lotus y Tyrrell, Ford y Chevrolet, Ferrari y Mc Laren (en Fórmula 1), Ferrari y Ford (en Le Mans).

En otros deportes... All Blacks-Springboks, Dallas Cowboys-Washington Redskins, Green Bay Packers-Chicago Bears, NY Yankees-Red Sox (Boston), Oxford-Cambridge, Anatoli Karpov-Garry Kasparov, Bobby Fischer-Boris Spassky, Tom Brady-Peyton Manning, Jack Nicklaus-Arnold Palmer, Coronel Suárez y Santa Ana, La Dolfina y Ellerstina, SIC-CASI, Belgrano Athletic-Alumni.

Y, demás está decirlo... perro y gato, la tortuga y la liebre, el ying y el yang, el gato y el ratón, el zorro y el conejo, el agua y el fuego, el día y la noche, una aguja y un pajar, la risa y el llanto... y todos los que se nos ocurran.

Dios y el Diablo. La vida y la muerte.

Todos vienen en combo.

Dejá tu comentario