MúsicaLudwig van Beethoven​ | Beethoven

Réquiem para Beethoven

¿De qué enfermedad murió Beethoven? Todos conocemos su hipoacusia, pero existe una duda sobre la última causa de su muerte. Algunos creen que fue una hepatitis, otros hablan de alcoholismo, y otros no descartan un envenenamiento por plomo.

En los últimos años de su vida, el compositor sufrió terribles achaques en su salud. En los finales de 1826 debió quedarse en cama por problemas de estómago e hígado, sumados a problemas respiratorios.

El 26 de marzo de 1827, cuando una tormenta se desataba sobre Viena, Ludwig van Beethoven fallecía a los 57 años de edad, a consecuencia de una cirrosis crónica, según se dijo oficialmente.

El célebre patólogo, Karl von Robitansky hizo la autopsia un día después de su muerte, con la asistencia de Johann Wagner, quien lo relevó y terminó los exámenes. El resultado de la autopsia reveló que el hígado estaba en muy malas condiciones. Él o los motivos del daño hepático fueron motivo de debate entre los profesionales.

Durante su infancia Beethoven era apodado “el español” por su tez morena. Esta pigmentación es atribuible a anomalías hepáticas.

La hepatitis era una de las teorías más recurrentes sobre los daños del hígado del compositor. La hepatitis de tipo A era muy común en el siglo XIX, pero solo las de tipo B y C producen cirrosis, por ese motivo muchos estudiosos se inclinan a sospechar del saturnismo o del alcoholismo como causantes del daño.

Ludwig_van_Beethoven.jpeg
Ludwig van Beethoven.
Ludwig van Beethoven.

La teoría del saturnismo cobró notoriedad en el año 2000, cuando al examinar los restos del músico se detectó una alta tasa de plomo. Se atribuyó a que el músico bebía en vasos de plomo durante años, o consumido agua con plomo en baños termales, en vino adulterado y hasta se sospechó del tratamiento de su médico.

El austríaco Christian Reiter, propuso en 2007 la teoría que el Dr. Wawruch, prestigioso galeno y médico de Beethoven, había efectuado punciones en el abdomen del músico para drenar fluidos, y luego cubría la herida con una crema con un alto porcentaje de plomo. La medicina de aquel momento no había advertido todavía la toxicidad de ese metal.

Recientemente se realizaron estudios sobre una fracción de cráneo con cabellos del compositor que aparecieron a la venta en Sotheby’s, los estudios mostraban un nivel 60 veces superior al normal. En 2010, el Dr. Tood repitió el estudio sobre un fragmento mayor, y concluyó que el porcentaje de plomo era normal. Nuevamente, las sospechas cayeron sobre el Dr. Wawruch y sus cataplasmas ¿eran ellas las causantes de su muerte?

Es sabido, que Beethoven era afecto al alcohol y que lo consumía con asiduidad, incluso hasta los últimos días de su vida.

El médico François Martin Mai tradujo el reporte de la autopsia de Beethoven, escrita originalmente en latín. “La cavidad abdominal está llena de cuatro cuartos de un líquido rojizo, nubloso. El tamaño del hígado es reducido a la mitad. Es compacto y tiene una consistencia apergaminada, de un color azul-verde, y su superficie está cubierta de nódulos del tamaño de un frijol”. El Dr. Mai concluye que pudo ser el alcohol el causante del deceso del compositor, agravado por una peritonitis.

La teoría del alcoholismo es apoyada por el profesor de la Universidad de Utah, Michael Stevens, quien argumenta que en esa época era usual agregar plomo al vino para mejorar su sabor, aunque esta práctica era ilegal. El profesor Stevens agrega que varios miembros de la familia Beethoven fallecieron por causa del alcoholismo y que el mismo Ludwig había comenzado a ingerir alcohol a los 17 años, tras la muerte de su madre, costumbre que mantuvo a lo largo de su vida.

La autopsia también habla de “lesiones en los nervios cocleares”, sus nervios auditivos estaban notablemente reducidos. Teóricamente podría deberse a una otosclerosis, una deformación en la estructura ósea del oído interno causada por una otitis crónica. Las causas de esta dolencia pueden ser hereditarias, infecciosas, degenerativas por sífilis congénita y también ¿por qué no? por una intoxicación con plomo.

Beethoven

Dejá tu comentario