PersonajesMáximo Gorki | literatura | Moscú

Realismo socialista

El 18 de junio de 1936, la Radio de Moscú anunciaba la muerte de Máximo Gorki, describiéndolo como "un gran escritor ruso, brillante artista de la palabra, amigo de los trabajadores y luchador por la victoria del comunismo". Su cerebro fue removido quirúrgicamente y todavía se conserva en el Instituto Neurológico de Moscú, junto con los cerebros de Mayakovsky, Lenin y muchos otros pensadores, escritores y políticos rusos.

El Kremlin honró a Máximo Gorki con un funeral de estado, más de 500.000 personas pasaron junto a su ataúd en una capilla en el centro de Moscú. Después de la cremación, Stalin y sus colaboradores llevaron la urna que contenía sus cenizas a la Plaza Roja, bajo vigilancia de policías y soldados.

En contra del último deseo del escritor de que se lo pusiera a descansar al lado de su hijo en el cementerio Novodevichy, una vez que terminó la ceremonia, la urna se enterró en la Necrópolis de la Muralla del Kremlin.

Alexei Maximovich Peshkov tomó el seudónimo de Máximo Gorki, o Maksim Gorki (en ruso: Максим Горький), literalmente "Máximo Amargura", al principio de su juventud. Al igual que Charles Dickens, Gorki representó a una gran cantidad de personajes de las clases sociales más bajas en sus obras, escribiendo sobre vagabundos y otros marginados de forma inédita para la literatura rusa. Gorki había vivido en lo más bajo de la sociedad y, por lo tanto, tuvo experiencia de primera mano del sufrimiento que eso significaba.

La fama literaria de Gorki comenzó antes de la Revolución, y su escritura fue muy alabada por escritores consagrados como Tolstoi y Chejov. A principios del siglo XX, Gorki ya era un escritor famoso y acomodado.

Hizo muchos viajes al extranjero a países como Alemania, Francia, Italia y los Estados Unidos, donde se hizo amigo de muchos escritores, como George Bernard Shaw, H. G. Wells, André Malraux y Stefan Zweig.

Maxim_Gorky

Se convirtió en amigo íntimo de Lenin durante la década de 1900, así que para cuando los bolcheviques llegaron al poder, estuvo en posición de defender a muchos escritores y poetas que estaban siendo perseguidos por el régimen.

Lenin finalmente se cansó de las intervenciones de Gorki en nombre de estos intelectuales y lo convenció para que viajara al extranjero para mejorar su salud. Después de dejar Rusia en 1921, Gorky y su familia viajaron por Europa, para establecerse finalmente en la ciudad italiana de Sorrento.

Lenin muere en la URSS, y Stalin se hizo cargo del gobierno. El nuevo líder estaba decidido a utilizar el empeño artístico como medio para moldear la sociedad, y buscó a un escritor aclamado para justificar sus políticas. Escogió a Gorki.

En 1932, el escritor regresó a la URSS, donde recibió muchos honores. Fue elegido presidente de la recién creada Unión de Escritores Soviéticos, y su lugar de nacimiento, Nizhny Novgorod, pasó a llamarse Gorki.

A medida que avanzaba la década de 1930, la posición de Gorki dentro de la sociedad soviética se volvió más conflictiva. Dirigió la campaña de propaganda para el Canal del Mar Blanco, que fue construido con la sangre de los prisioneros del Gulag.

El primer congreso de la Unión de Escritores Soviéticos estaba programado para el verano de 1934, y se le pidió a Gorki que diera el discurso de apertura. En mayo de ese año, el hijo del escritor, Maxim Peshkov, murió al volver de una comida con Genrikh Yagoda, el ministro del Interior soviético.

Se especuló que Maxim había sido asesinado para asustar a Gorki y evitar que hiciera comentarios no deseados durante el congreso. Gorky quedó devastado y el congreso tuvo que posponerse hasta agosto. El escritor finalmente apareció, dando un discurso seminal sobre el futuro de la literatura soviética.

La tensión entre Gorki y Stalin continuó en aumento, hasta que las relaciones se rompieron completamente en junio de 1935. Gorki se retiró del Primer Congreso Internacional de Escritores en París a último minuto, alegando problemas de salud.

Aunque Gorki realmente estaba enfermo de tuberculosis, Stalin lo tomó como una traición imperdonable, particularmente porque Rusia había organizado el evento. A Gorki se le prohibió comunicarse con escritores extranjeros y fue puesto bajo vigilancia constante, casi sin poder dejar su casa en el centro de Moscú.

Los rumores dicen que en los últimos años de Gorki, Stalin le pidió que escribiera su biografía pero el escritor se negó firmemente. Muchos afirman que Gorky no murió de una enfermedad cardíaca como cuenta la versión oficial, sino que fue envenenado por orden de Stalin. Sin embargo, esto nunca llegó a comprobarse y, lo cierto es que el escritor fue un hombre muy enfermo en la última de su vida.

Cuando Máximo Gorki finalmente murió, su cerebro fue removido quirúrgicamente. Todavía se conserva en el Instituto Neurológico de Moscú, junto con los cerebros de Mayakovsky, Lenin y muchos otros pensadores, escritores y políticos rusos.

Dejá tu comentario