/ Victoria Catta

María Victoria Catta tiene 26 años y se recibió de Licenciada en Historia de la Universidad Torcuato Di Tella en 2015. Desde entonces, actuó como docente en dicha universidad en 2017 y se desempeñó como guía, haciendo regularmente recorridos históricos por la ciudad de Buenos Aires. (Twitter: @victoriacatta) 
  • Keith Haring

    Keith Haring, un arte para todos

    Aún si no se puede nombrar o ubicar específicamente, los dibujos del artista norteamericano Keith Haring pasaron a ser parte de un lenguaje que, desde la década del ochenta, es reconocido en todo el mundo. Sus trazos simples y su colección de personajes – bebés, perros, platos voladores – fueron las herramientas que usó para desarrollar un arte público y universal que, más allá de ser estéticamente atractivo, cargaba con mensajes políticos y sociales de gran importancia.

  • Sylvia Plath

    Sylvia Plath, la vida entre las cenizas

    Víctima de miles de manipulaciones póstumas, es difícil separar a Sylvia Plath de su mito. A pesar de todo, para bien o para mal, su muerte su figura sigue brillando como la de una de las autoras de la poesía más importantes (y perturbadora) del siglo XX.

  • Boris Pasternak

    Borís Pasternak, entre espías y literatos

    Recordamos la increíble historia de cómo Borís Pasternak, uno de los escritores más celebrados de la URSS, se transformó en un enemigo del régimen y su trabajo más importante, Doctor Zhivago, en una de las armas más curiosas de la Guerra Fría.

  • Julio Verne

    Julio Verne, el artífice de la aventura

    A más de 100 años de su fallecimiento, Julio Verne se mantiene relevante e inspira aún a niños (y adultos) de todo el mundo a imaginar que el progreso científico es la llave para las más impresionantes aventuras.

  • Rubén Darío

    La pluma incansable de Rubén Darío

    Más conocido por ser un escritor revolucionario, fundador definitivo del Modernismo hispanoamericano, Rubén Darío fue un personaje que se caracterizó también por su versatilidad. Verdadero hombre de su tiempo, viajó constantemente entre las dos costas del Atlántico tejiendo redes y acercando mundos, todo, sin parar de escribir.