/ Ramón P. González

  • CINE

    La muerte de Aparicio Saravia

    El 1ero. de septiembre de 1904 se libró la batalla de Masoller entre las tropas rebeldes del partido Blanco y el ejército nacional de los Colorados. Ese día fue herido su jefe, Aparicio Saravia, que murió pocos días después. El relato de este enfrentamiento es recogido por Jorge Luís Borges en «La otra muerte», donde el autor del Aleph nos advierte que la historia puede ser cambiada por las traiciones de las memorias (o las sombras de un sueño, como las llama Borges), los intereses de los hombres o la "obra de una larga pasión", que en este caso tomó lugar en un paraje remoto de la frontera entre Uruguay y Brasil, en una batalla desordenada que más parecía el «sueño de un matrero».