/ Omar López Mato

Omar López Mato es médico oftalmólogo, escritor e investigador de historia y arte. Nació en Buenos Aires en 1956 y se recibió de médico con Medalla de Oro (Premio Villamil) de la Universidad del Salvador. Es director del Instituto de la Visión, así como también de Olmo Ediciones.

Entre sus libros se encuentran Ciudad de Ángeles. Historia del Cementerio de la Recoleta, Males de Artistas, Monstruos como nosotros, La Patria enfermaÁngeles de Buenos Aires, Fierita, Trayectos Póstumos, y la serie “Detrás de las Pinturas” (Desnudo de Mujer, A su Imagen y Semejanza, Cuadros Clínicos y La Marea de los Tiempos). Muchos de sus libros fueron editados en España e Italia.

Es columnista del diario La Prensa, además de colaborar con artículos en diversas revistas y diarios, como Perfil, La Capital e Infobae. También desde 2005 se desempeña como comentarista político de Notiar. En radio fue conductor del programa “Hablemos de Historia” (de 2006 a 2009) y de “Tenemos Historia” por la radio Concepto (FM 95.5). En televisión condujo  la serie “Males de Artistas” y el programa “Ojo Clínico”, ambos emitidos por Metro. En el  2013 realizó la columna “Historias de la Historia” del programa “Alto Nivel”.

  • CINE

    El juicio de Sacco y Vanzetti

    Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, dos emigrantes italianos que llegaron a Estados Unidos en 1908, fueron acusados del asesinato de un cajero y de un vigilante y del robo de más de 15.000 dólares en una fábrica de zapatos de South Braintree (Massachusetts) el 15 de abril de 1920. La ejecución de Sacco, zapatero de profesión, y de Vanzetti, vendedor ambulante de pescado, en 1927, suscitó una unánime repulsa internacional.

  • CINE

    Giuseppe Guarneri

    Antonio Stradivarius se ha convertido en sinónimo de luthier, sus violines son sinónimo de excelencia, cuando los más conocidos ejecutantes del instrumento reconocen en los violines de Guarneri del Gesù al maestro del arte de Cremona. Stradivarius llegó a los 93 años y fabricó no menos de 650 violines, Guarneri vivió hasta los 46 y solo se encuentran 140 instrumentos que lleven su impronta.

  • CINE

    Molina Campos, el pintor de los gauchos

    Florencio de los Ángeles Molina Campos nació un día como hoy, hace 128 años. Su obra entre naif y caricaturesca, con un toque de humor y algo de melancolía se ha convertido en un hito esencial de estética nacional y la cultura gauchesca, gracias a la difusión mundial de su obra.

  • CINE

    Rumbo al Perú

    Después de largos preparativos, el 20 de agosto de 1820, la flota chilena puso proa hacia las costas del Perú con la intención de poner fin al poder realista en América latina. En el curso de la contienda estallaron las diferencias entre el general San Martín y el almirante Thomas Cochrane.

  • CINE

    20 de agosto de 1818

    Hace 201 años Kamehameha I, monarca del Reino de Hawai fue el primer mandatario del mundo en reconocer la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata durante el periplo de Hipólito Bouchard, al mando de la nave "La Argentina", que meses más tarde se adueñará de Los Ángeles y que paseará la bandera nacional ante las colonias centroamericanas del Imperio Español.

  • CINE

    «Nunca sería socio de un club que acepte gente como yo»

    Irving Berlin decía que el mundo no sería tan desastroso si Marx hubiese sido Groucho en lugar de Karl... no tuvimos suerte. Karl nos dejó "Das Kapital", Groucho nos dejó sus chistes, donde intentaba demostrar que el humor era la razón convertida en locura...

  • CINE

    "El único idioma internacional es el llanto de un niño"

    El Día del Niño que se celebra en distintas fechas a lo largo y ancho del mundo, fue un homenaje a los millones huérfanos víctimas por la muerte de sus padres durante la Primera Guerra Mundial. Para asistir a estos jóvenes sin familia, la activista británica Eglantyne Jebb y su hermana Dorothy fundaron la asociación Save the children, cuya tarea culminó con la declaración de los Derechos del Niño por las Naciones Unidas.

  • CINE

    Los restos del amante

    "Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir", solía decir Federico García Lorca. Y no tuvo necesidad de preocuparse porque hubo quien se tomó la molestia de matarlo cuando España se había convertido en un inmenso cementerio por la guerra entre hermanos.