/ Omar López Mato

Omar López Mato es médico oftalmólogo, escritor e investigador de historia y arte. Nació en Buenos Aires en 1956 y se recibió de médico con Medalla de Oro (Premio Villamil) de la Universidad del Salvador. Es director del Instituto de la Visión, así como también de Olmo Ediciones.

Entre sus libros se encuentran Ciudad de Ángeles. Historia del Cementerio de la Recoleta, Males de Artistas, Monstruos como nosotros, La Patria enfermaÁngeles de Buenos Aires, Fierita, Trayectos Póstumos, y la serie “Detrás de las Pinturas” (Desnudo de Mujer, A su Imagen y Semejanza, Cuadros Clínicos y La Marea de los Tiempos). Muchos de sus libros fueron editados en España e Italia.

Es columnista del diario La Prensa, además de colaborar con artículos en diversas revistas y diarios, como Perfil, La Capital e Infobae. También desde 2005 se desempeña como comentarista político de Notiar. En radio fue conductor del programa “Hablemos de Historia” (de 2006 a 2009) y de “Tenemos Historia” por la radio Concepto (FM 95.5). En televisión condujo  la serie “Males de Artistas” y el programa “Ojo Clínico”, ambos emitidos por Metro. En el  2013 realizó la columna “Historias de la Historia” del programa “Alto Nivel”.

  • CINE

    Lucio Mansilla vs. José Mármol

    El 22 de junio de 1856 Lucio Mansilla desafió a José Mármol, el novelista de "Amalia". «Tan dramático y ruidoso ha sido el incidente entre Mármol y Mansilla que sería puerilidad negarle los honores de la prensa», escribió Sarmiento en su crónica.

  • CINE

    De ambos lados de Waterloo

    La batalla de Waterloo fue un combate que tuvo lugar el 18 de junio de 1815 en las proximidades de Waterloo, entre el ejército francés, comandado por Napoleón Bonaparte, contra las tropas británicas, holandesas y alemanas, dirigidas por el duque de Wellington, y el ejército prusiano del mariscal de campo Gebhard von Blücher. En ambos bandos participaron médicos notables que hoy pretendemos rescatar del olvido.

  • CINE

    Estanislao López: el Patriarca de la Federación

    Nadie como Estanislao López conoció la prepotencia porteña, la supo enfrentar y finalmente doblegar. A lo largo de 20 años manejó la provincia de Santa Fe, hasta que la tuberculosis minó su salud, llevándoselo de este mundo un 15 de junio de 1838. Desaparecido Quiroga y López no hubo otro caudillo que pudiese enfrentar a Rosas para dar forma institucional a las Provincias que, hasta entonces, no habían sido tan Unidas.

  • CINE

    Eduardo Wilde

    A 175 años del nacimiento médico, periodista, político, diplomático y escrito Eduardo Wilde, recordamos a este hombre injustamente olvidado.

  • CINE

    Vecinos de eternidad

    Borges había decidido que no quería morir en Buenos Aires, sino en Ginebra, la ciudad que, como le gustaba decir, era una de sus patrias chicas.

  • CINE

    Marengo y el pollo

    Napoleón solía contar que al mediodía del 14 de junio de 1800 perdía la batalla en Marengo, pero dos horas más tarde fue el vencedor y a la noche cenó el pollo que inmortalizó.

  • CINE

    La rebeldía de las abuelas

    Estas mujeres serían nuestras abuelas o bisabuelas que dejaron de lado la pasividad victoriana y exigieron la igualdad de derechos con una violencia que, por momentos, parecía exagerada. Desde las sufragistas de principios del siglo XX hasta el "Me too", la vehemencia y la perseverancia han signado la lucha de las mujeres.

  • CINE

    Carlos Saavedra Lamas: El Nobel perdido

    Carlos Saavedra Lamas fue el primer latinoamericano en recibir un premio Nobel de la Paz por su gestión para lograr el cese el fuego entre Paraguay y Bolivia. Sin embargo, este galardón le trajo problemas con el presidente Agustín P. Justo y la medalla de oro que lo acompañaba terminó vendida a un coleccionista. Esta es la historia del Nobel perdido.

  • CINE

    La inhabilidad de Fernando VII

    De ser el Deseado, pasó a ser el felón casi sin escalas. Fernando VII sumió a España en la miseria, perdió sus colonias por perseverar en un absolutismo inconducente y sometió a su pueblo a una monarquía tiránica al impedir la evolución del liberalismo. Para colmo, dejó a la persona menos apta para gobernar, su hija Isabel enfrascada en una larga guerra con su tío Carlos por la Corona de España. Según el Marques de Villaurrutia, quien lo conoció de pequeño, Fernando era cobarde, vengativo, poco agraciado, ingrato, desleal, mentiroso y mujeriego... ¿Cómo pudo un hombre así, en algún momento, ser la esperanza de España?