/ Juanita Blee

  • Guy Debord

    Debord: el situacionista crítico de la espectacularización de la sociedad

    Fue un pensador, ensayista y cineasta francés, que conceptualizó la noción sociopolítica de "espectáculo", la cual desarrolló en su obra más conocida: La Sociedad del espectáculo (1967). Fue, también, uno de los fundadores de la "Internacional Letrista" (1952-1957) y de la "Internacional Situacionista" (1957-1972), movimientos de avant-garde que proponían, de diversas maneras, una serie de estrategias de acción e intervención sobre la realidad destinadas a subvertirla y abrir espacios para "construir en ellos islotes para hombres no simplificados e irreductibles". Por la frescura y radicalidad de su pensamiento está considerado como uno de los ideólogos más destacados de la segunda mitad del siglo XX.

  • Gilles Deleuze

    Deleuze: el pensador del acontecimiento

    Fue un genio polímata francés, categorizado académicamente como uno de los principales filósofos de la diferencia junto a Michel Foucault y Jacques Derrida, y considerado entre los más importantes e influyentes del siglo XX. Para él, la filosofía era el arte de crear, de inventar una manera propia de ver el mundo o hablar en nombre propio. Era una manera de rizomatizar el pensamiento para poder devenir de la formidable escuela de intimidación que fabrica idealistas del pensamiento hegemónico.

  • Yoko Ono

    Yoko Ono: niña de mar experimentalista

    Vanguardista multidisciplinaria pionera del videoarte, conceptualista nata, escritora de canciones, pacifista, activista, libre pensadora, integrante de la "confederación anarcoartística" a la que el arquitecto y galerista lituano George Maciunas fundó y bautizó Grupo Fluxus, la renombrada viuda de John Lennon es una de las artistas más prolíferas del arte contemporáneo.

  • Betty Davis

    Betty Davis: la sediciosa del funk

    Fue mucho más que la joven segunda (y fugaz) esposa de Miles Davis, es una figura de culto cuya increíble vida asistió (y sigue asistiendo) a inquirir acerca de conceptos tales como: raza, género, hipersexualización, patología psicogénica, y del cometido de la mujer negra dentro de la sociedad norteamericana.

  • Lou Andreas Salomé

    Lou Andreas Salomé: la intelectual que el patriarcado no pudo omitir

    Sus amigos la llamaban "la dama de honor" por ser la única fémina en un círculo conformado principalmente por científicos. Friedrich Nietzsche, Paul Rée, Rainer Maria Rilke, Poul Bjerre y Viktor Tausk se enamoraron tan vehementemente de ella que rozaron la insondable demencia. Sigmund Freud la consideró "un ser brillante y comprensivo por excelencia" y la respaldó para que se convirtiera en la única mujer en ser aceptada en el Círculo Psicoanalítico de Viena. Escritora, filósofa y luego psicoanalista, femme fatale inmarcesible y rupturista medular, Lou Salomé fue un ejemplo de autonomía y libertad intelectual, que sirvió de puente entre los mundos de la filosofía, la literatura y la psicología de finales del siglo XIX y principios del XX en occidente.

  • Rebecca Clarke

    Rebecca Clarke: una viola entre cardos

    Devino todos y cada uno de los obstáculos que la vida supo poner a su paso. Compositora, musicóloga, violinista, multilingüe, creadora de seudónimos, feminista substancial y antipatriarcal de sepa, Clarke fue una de las músicas más relevantes que el siglo pasado vio fallecer. Su impronta estilística la convirtió en la compositora británica más distinguida de la generación de entreguerras.

  • Ruth Crawford

    Ruth Crawford: la modernista ultramoderna

    Posiblemente la primera compositora occidental en escribir música politonal y en producir sonoridades altamente disonantes utilizando técnicas serialistas y aplicando matemática en elementos como el ritmo y la estructura mucho antes que muchísimos hombres.