/ GIULIO NIGRO

  • CINE

    Karl von Frisch, el hombre que bailaba con las abejas

    Alrededor del año 1910 un joven vienés, Karl von Frisch, hizo la elección más importante de su vida: en vez de seguir las huellas de su padre, un cirujano famoso, decidió dejar los estudios de medicina y seguir su pasión por las ciencias naturales. Si hubiese elegido de otra forma, la etología (la ciencia del comportamiento animal) echaría de menos a uno de sus padres fundadores, y quizás nunca nadie habría solucionado el misterio de la danza de las abejas.