/ Leo Balistrieri

Leo Balistrieri nace en 1981, estudia Fotoperiodismo y realizacion fotográfica. Se desempeña como reportero freelance para varios medios periodísticos y luego como docente en imagen y fotografía en distintos institutos terciarios y talleres particulares. Realiza investigaciones independientes en archivo e historia de la imagen. Actualmente se encuentra trabajando en el libro Pintoras del mundo de próxima publicación en Olmo Ediciones.
  • Ginastera

    Mundo y pampa para Alberto Ginastera

    Hoy se cumplen 105 años del nacimiento del compositor de Bomarzo. Sus obras, las instituciones creadas por él y la huella que dejó en sus discípulos cambiaron, sin lugar a dudas, el rumbo de la música en América Latina.

  • Francis Scott Fitzgerald

    El gran rugido de los años 20

    El Gran Gatsby, publicada por primera vez un día como hoy, es considerada como una de las más grandes novelas del siglo XX. Escrita por F. Scott Fitzgerald, cuenta la historia de un hombre rico llamado Jay Gatsby y su búsqueda por recuperar un antiguo amor.

  • Xul Solar

    Xul Solar, el visionario

    Xul Solar, reconocido como uno de los grandes artistas plásticos del siglo pasado, desarrolló una obra fecunda en una gran variedad de disciplinas. Asombró a críticos, ganó admiración de espectadores, fue tema de polémica y profetizó de mil maneras un destino para el hombre cuya luminosidad excede los cálculos de posibilidad que nos otorga la razón.

  • Charles Baudelaire

    La originalidad desconcertante de Las Flores del Mal

    Luego de una infinidad de correcciones obsesivas, reescrituras y peleas con su editor, Charles Baudelaire publica en 1857, Las flores del mal. Un centenar de poemas que hablan de sexo, muerte, depresión, corrupción, inocencia perdida y alcohol. La publicación no solo le valió en aquel entonces un puñado de seguidores, sino también enemigos acérrimos. La corte francesa se indignó con el libro y castigó a Baudelaire, a su editor y a la imprenta por ofender la moral pública. El libro reapareció cuatro años después con seis poemas excluidos. Hoy en día, tanto Baudelaire como Las flores del mal, son considerados pilares indiscutidos de la poesía moderna.

  • Louvre

    El día que acusaron a Picasso y Apollinaire de robar la Mona Lisa

    En 1913 la Mona Lisa volvió a su hogar en el Museo del Louvre en París, luego de estar ausente durante dos años, tras haber sido robada. Por el incidente, la policía inculpó al poeta francés y al pintor español. El robo de esta obra maestra contribuyó considerablemente en crear su estatus de ser la obra de arte más famosa del mundo.

  • Bob Fosse

    El genio singular de Bob Fosse

    El director y coreógrafo Bob Fosse cambió la forma de ver la danza en teatro y en la industria cinematográfica a finales del siglo XX. Visionario, intenso y dueño de una fuerza arrolladora, Fosse fue un artista cuyo trabajo siempre fue provocativo, entretenido y diferente a cualquier cosa que se haya visto antes. Sus bailes de tinte sexual exigieron físicamente incluso a los bailarines más entrenados. Sus trabajos llenos de humor y cinismo abordaron toda la gama de emociones humanas.

  • Igor Stravinski

    Stravinski, el músico fiel a sí mismo

    El compositor Ígor Stravinski se definió a sí mismo como un "inventor de músicas". La originalidad, el poder y la elegancia de sus obras le hicieron ganar admiración mundial antes de cumplir los treinta años. A lo largo de su vida, continuó sorprendiendo a sus admiradores con las transformaciones de un estilo no exento de controversia.

  • Petrarca

    Francesco Petrarca: Canción de amor

    Francesco Petrarca fue una de las figuras más famosas de la literatura italiana. Erudito, poeta y humanista innovador que influyó en la literatura durante siglos. Petrarca fue admirado por sus emotivos sonetos y sus reflexiones sobre la cultura, pero sobre todo, despertó asombro con sus obras que describen el amor prohibido de su vida, una mujer llamada Laura.

  • Allen Ginsberg

    Allen Ginsberg: La pluma que acaricia y cachetea

    Allen Ginsberg fue una de las figuras más respetadas de la Generación Beat. Vivió una especie de rag to riches literario, desde sus inicios como el temido, criticado y sucio poeta hasta su posición posterior dentro del panteón de la literatura estadounidense. Fue uno de los poetas más influyentes de su generación y una gran figura en la historia de la poesía.