PersonajesPancho Villa | Ambrose Bierce | México | George Patton

Nace la leyenda de Pancho Villa

Doroteo Arango decía que su historia sería contada de distintas maneras... y él fue el encargado de crear las versiones mas bizarras, al punto tal que nadie está seguro de su verdadero nombre (¿José Doroteo Arámbula?, ¿Arango Germán? ó ¿Francisco Germán?). Según algunos autores, el futuro Pancho Villa era negro , norteamericano, se llamaba Goldsby y al ingresar a México cambió su nombre a Rondota. También hay quien decía que era colombiano o guatemalteco... Villa no se ocupaba en desmentir estas versiones que agregaban un halo de misterio a su extensa carrera como bandolero y caudillo de la revolución.

Pancho Villa llegó a este mundo el 5 de junio de 1878 y según él decía “si mi parto se hubiese atrasado 24 horas, seguro salía adivino…”. La razón de tan extraña afirmación es que al día siguiente “cayó una tormenta con tal violencia que cambio el curso de Venus”, declaración que le confió al periodista Silvestre Terraza, como una advertencia de los cielos sobre las dificultades que este niño de cinco kilos habría de afrontar en su vida.

Doroteo llegó al mundo en un caserío llamado La Coyotada, en la inmensa hacienda de Santa Isabel de Berros, a orilla del río San Juan. La madre se llamaba Micaela Arámbula, pero sobre la identidad del padre existen las más dispares versiones, muchas de ellas contadas por el mismo Doroteo, quien afirmó ser hijo de un judío español llamado Germán, aunque también dijo que su padre había sido un hacendado oriundo de Liechtenstein, de apellido Fermán. Sin embargo, la versión más difundida afirma que su progenitor fue Agustín Arango, hijo natural de un tal Jesús Villa, de quien tomó el apellido con el que pasó a la historia.

pancho villa.jpg
                 <p>Un joven Pancho Villa.</p><p></p>

Un joven Pancho Villa.

Sea quien fuera su progenitor, este desapareció pronto de la vida de Doroteo, dejando a su madre y cuatro hermanos en la miseria. Como sostén de la familia, Doroteo fue leñador, vendedor de baratijas, agricultor y ladrón.

A los 14 años, para saldar una deuda de juego, robó unas mulas, que volvió a sustraer a quien se las había comprado. De allí en más, se dedicó al abigeato. Para dar color a su historia afirmaba que su ingreso a la clandestinidad se debía a la defensa del honor de su hermana, Martina, a manos del imperioso señor de la hacienda, Don Agustín López Negrete, a quien Doroteo no dudó en herirlo de bala. La versión fue contada por el mismísimo presidente Francisco Madero para justificar el tormentoso pasado de Pancho, aunque no existen registros judiciales de tal agresión. ¿Acaso el encumbrado López Negrete no quería que se conociese esta historia de acoso y la singular osadía de este jovencito? Lo cierto es que ese día nace el bandolero que pasará huyendo los próximos quince años de su vida hasta convertirse en el más célebre de los caudillos revolucionarios.

Doroteo fue capturado por los rurales, logró escapar hiriendo a un guardia y pasó algunos meses de soledad en la sierra de Durango hasta ser aceptado en la banda de Parra, dedicada, como no podía ser de otra forma, al cuatrerismo. Fue capturado y liberado una y otra vez hasta que decidió huir a Chihuahua, donde dejó atrás a Doroteo Arango para convertirse en Pancho Villa. El origen de este nombre, como todo en su vida, fue discutido. ¿Acaso lo tomó del padre de su padre ó en recuerdo de su amigo Agustín Villa, que asistió a su madre en momentos difíciles? Otras veces afirmaba que su padrino así se llamaba y que en agradecimiento por haberle enseñado a “vivir entre las gentes”, había tomado su nombre.

joven pancho.jpg
                 <p>Pancho Villa joven.</p><p></p>

Pancho Villa joven.

A los 24 años intentó comenzar una nueva vida como Pancho Villa. Fue albañil y minero, aunque poco le duró la vida honrada. Sabiendo que su madre se moría, robó para llevarle dinero, aunque llegó para ver su cuerpo rodeado de candelabros. Mientras lloraba a su madrecita, intentan capturarlo pero Pancho se abrió paso a balazos. “En el zafarrancho tumbé a dos pelados” dirá años más tarde.

Pancho-Villa-011.jpg

En la soledad de la sierra, aprendió los rudimentos de la escritura y a los 25 años, pudo por primera vez escribir su nombre. Años mas tarde, siendo gobernador de Chihuahua, fundó 50 escuelas.

pancho villa

Hombre de experiencia, líder nato, general intuitivo, tuvo decenas de miles de hombres sirviendo a sus órdenes en una revolución cuyos fines se desdibujaban con cada pacto político y cada asesinato. En sus batallas usó trenes, aviones, armas automáticas y hasta estuvo a punto de comprar un submarino. A lo largo de estos años de guerra, más de 50.000 hombres murieron por su causa.

Pancho-villa.jpg

Conoció al joven George Patton y a Ambrose Bierce, al que algunos dicen que mandó matar. Contó su vida de mil formas distintas a la luz de los fogones donde se forjó su leyenda. Tuvo 27 esposas y no menos de 26 hijos; lo perseguía la fama de borracho aunque apenas probó el alcohol (que ordenaba destruir cuando tomaba una ciudad). Robó bancos, escondió tesoros, apareció en películas, fue contrabandista y cuatrero. Propuso la pena de muerte para políticos corruptos y fue la única persona en dirigir un grupo que invadió a los EEUU. Por tal razón, el general Pershing lo persiguió por el desierto sin poder dar con él.

villa3.jpg

Aclamado como un héroe, y odiado como un ladrón y asesino, Pancho Villa se retiró a su hacienda donde un buen día, murió de “muerte natural” con 12 balas en su cuerpo.

muerte pancho villa

Dejá tu comentario