PersonajesTolkien | Sudáfrica | Oxford

Mas allá de Tierra Media: J.R.R. Tolkien

J.R.R. Tolkien es conocido por lectores y cinéfilos de todo el mundo como autor de «The Lord of the Rings». Pero a la sombra de la épica fantástica y el universo de la Tierra Media, existe una interesante obra ensayística y traductoril. Es muy probable que, de no haber sido por el éxito editorial de «The Lord of the Rings», la faceta erudita de ese aburrido profesor especializado en lenguas muertas y literatura centenaria hubiera pasado desapercibida.

Su nombre completo era John Ronald Reuel Tolkien. Aunque nació en Sudáfrica debido a que su padre (Arthur) estaba a cargo de la venta de diamantes y otras piedras preciosas al Banco de Inglaterra, en la primera infancia retornó a Gran Bretaña. La madre de John, Mabel, se hizo cargo de su educación, enseñándole las bases del latín cuando apenas contaba 4 años, edad a la que el pequeño John ya sabía leer, y poco después, escribir de forma fluida. Quedó huérfano muy pronto y fue criado por un sacerdote católico. Mas tarde se formó como filólogo en Oxford. Participó en la Primera Guerra Mundial, y su traslado a un hospital a causa de unas fiebres lo libró de perecer con la mayoría de los miembros de su batallón, donde se encontraban muchos amigos suyos.

tolkien ww1.jpg

Al volver de la guerra inició una carrera docente que lo llevó a ser profesor asociado de lengua inglesa en la Universidad de Leeds (fue el catedrático más joven), profesor de lengua anglosajona en la Universidad de Oxford y, más tarde, profesor de lengua y literatura inglesas en la misma universidad. Si bien sus publicaciones en el ámbito académico eran más bien ocasionales, resultaron sumamente influyentes en el entorno filológico.

Casado con el amor de su juventud, Edith Mary Bratt, tuvo cuatro hijos: John, que se convirtió en sacerdote; Michael, que llegó a ser director de un colegio; Christopher, profesor de inglés en la Universidad de Oxford y editor y albacea literario de la obra de su padre; y Priscilla, trabajadora social.

Su vida social en círculos intelectuales puede calificarse de notablemente activa. Fue miembro fundador de un grupo de amigos de Oxford con intereses filológicos, los Inklings. Otros miembros destacados del mismo grupo fueron Owen Barfield, Charles Williams y C. S. Lewis, quien se convertiría en uno de sus mejores amigos.

inklings.gif
Inklings.
Inklings.

Junto al desempeño de sus tareas docentes, Tolkien destaca como lexicógrafo y terminólogo Fue coautor del Oxford English Dictionary. Su tarea en esta obra fue trazar la historia y etimología de palabras de origen germánico que empezaban por la letra w. Además, fue autor del manual A Middle English Vocabulary.

Entre los ensayos de Tolkien hay que destacar dos que tuvieron gran repercusión en el mundo de la filología: Ancrene Wisse and Hali Meiðhad y Beowulf: The Monsters and the Critics. El primero, de 1929, trata dos textos del inglés medio del siglo xiii: la regla de anacoretas Ancrene Wisse y el opúsculo Hali Meiðhad, un texto perteneciente al denominado Grupo Katherine, dirigido a religiosas de clausura. Este ensayo está considerado como una de las mejores obras académicas de Tolkien.

El ensayo Beowulf: The Monsters and the Critics, publicado en 1936 y basado en una conferencia que había pronunciado previamente aquel mismo año, supuso una ruptura moderna con respecto a todos los estudios anteriores sobre Beowulf. Tolkien se manifestó aquí contra críticos literarios anteriores que obviaban los elementos fantásticos del poema. Casi ochenta años después, el ensayo de Tolkien sigue manteniendo su actualidad y es un clásico moderno de la filología inglesa.

Tolkien escribió diversas narraciones y poemarios de inspiración mitológica y familiar entre las que se incluyen los siguientes títulos: Imram, The Homecoming of Beorhtnoth Beorhthelm’s Son, The Lay of Aotrou and Itroun, Farmer Giles of Ham, Leaf by Niggle y Smith of Wootton Major.

Son dignas de mención sus traducciones de textos literarios del inglés antiguo y el inglés medio. Textos de un valor indudablemente más filológico que comercial. Si bien fueron poco numerosas, tienen un papel decisivo en el estudio de la filología inglesa:

  • Sir Gawain and the Green Knight8 (junto con E. V. Gordon). Poema caballeresco del ciclo artúrico del siglo xiv, con raíces folklóricas de tradición galesa, irlandesa, inglesa y francesa. Narra la historia de Sir Gawain y el reto de un misterioso caballero verde.
  • El poema Pearl, que contiene elementos alegóricos referidos a la doctrina cristiana.
  • Sir Orfeo, un poema narrativo escrito en inglés medio en el que se cuenta la historia del caballero Orfeo, que rescata a su esposa del rey de las hadas. En él se conjugan elementos del mito griego de Orfeo con detalles de mitología celta y del folklore popular, que fueron introducidas en la lengua inglesa a través del francés.

Tras el fallecimiento de J. R. R. Tolkien, su hijo Christopher encontró entre los documentos de su padre una traducción sin concluir de Sir Orfeo, que luego preparó para su posterior edición.

  • Beowulf es un poema épico considerado como una de las piezas claves de la antigua literatura inglesa. Probablemente se trate del documento más antiguo que se conserva en inglés antiguo. Editada por su hijo Christopher Tolkien, en mayo de 2014, casi 90 años después de haber sido concluida y más de 40 años después de la muerte de su autor, bajo el título Beowulf: A Translation and Commentary.

Es preciso mencionar que J. R. R. Tolkien se presenta metalingüísticamente en los apéndices de The Lord of the Rings no como autor, sino como traductor de la obra. Afirma que su versión inglesa del documento es un compendio de traducciones del llamado Red Book of Westmarch, en el que se narran los eventos que él recopilaría en The Hobbit y en The Lord of the Rings. Todas las lenguas de las criaturas que aparecen en la saga fueron inventadas por Tolkien y, en mayor o menor profundidad, fueron objeto de desarrollo filológico por parte de su creador.

tolkien-la-cai-da-de-gondolin-1535447054.jpg

Dejá tu comentario