PinturaCézanne | arte | Monet

Los ojos de Cézanne

"El mundo con gafas es demasiado aburrido", solía decir Paul Cézanne (1839 -1906), uno de los pintores impresionistas que trazó lúcidamente el camino hacia la evolución estética de esta escuela del postimpresionismo, la abstracción y muy especialmente el cubismo.

Es de estos pintores quien más hace referencia en sus cartas a las funciones visuales y sus implicancias en el arte.

Miembro de una familia acomodada (su padre era banquero), no siguió las consignas burguesas de su entorno y abandonó los estudios de Derecho para dedicarse a la actividad creativa. La herencia recibida le permitió vivir con cierto desahogo.

Por su historia clínica se sabe que era ligeramente miope (-3 dioptría) al igual que muchos miembros del grupo impresionista, coincidencia que lo llevó a Emile Zolá (amigo de Cézanne) a hablar de una “comunión de visión” entre estos artistas con imprecisiones visuales.

En los últimos años de su vida sufrió una diabetes que lo tuvo a maltraer, por los problemas que acarreaba esta enfermedad en la época pre-insulínica. Sin embargo, solo nos cabe especular si sufrió problemas visuales por esta afección que aún hoy es una de las causas más frecuentes de ceguera. Tampoco se puede atribuir la causa de su muerte directamente a la diabetes, ya que falleció por una afección pulmonar después de un día de haber estado pintando au plein air en condiciones climáticas extremas (de todas maneras, la diabetes y la consecuente baja en las defensas, asistió en este fatal desenlace).

-Cézanne,_Paul_-_Still_Life_.jpg
Bodegón con cortina (1895).

Bodegón con cortina (1895).

Antes de padecer esta afección, Cézanne intercambiaba opiniones sobre la visión con su amigo y también pintor, Emile Bernard.

“Hay que formarse una óptica”, decía, “como pintor debo tener un ojo original”.

“En el pintor hay dos cosas”, le cuenta al escritor Joachim Gasquet, “el ojo y el cerebros, los dos deben ayudarse mutuamente, hay que trabajar por su desarrollo mutuo, como pintor por su visión natural y con el cerebro por la lógica de las sensaciones organizadas que dan los medios de expresión”. Y concluía: “El ojo debe englobar, concentrar y luego el cerebro formulará”.

Siguiendo esta idea es que habla de su amigo Monet: “Es solo un ojo…pero por Dios, ¡qué ojo!”

Estas palabras bien pueden ponerse en boca de un neurofisiólogo y explican su forma de teorizar lo que después Cézanne llevaba al lienzo: cada parte de su pintura (especialmente se ve en las manzanas que pintó en profusión) concentra la luz en un punto de convergencia otorgando volumen a los objetos que reproducía en sus obras.

En las cartas con Joachim Gasquet hace referencia a sus problemas oculares, al cansancio visual y un detalle que hace suponer que Cézanne en algún momento pudo padecer cambios retínales atribuibles a un edema macular diabético cuando afirma: “Veo los planos acabalgados… las líneas rectas me parecen caídas a veces…”

Joachim_Gasquet,_par_Paul_Cézanne,
Retrato de Gasquet por Paul Cézanne (1896).
Retrato de Gasquet por Paul Cézanne (1896).

Este fenómeno podría deberse a un engrosamiento de la mácula (la zona de mayor percepción de la retina) por acúmulo de fluido, una circunstancia bastante frecuente en diabetes descompensadas por alteraciones vasculares del ojo y nefropatía de ese origen.

Antes de la aparición de la insulina (en 1920) el control de la afección se hacía por estrictas dietas que sabemos que al pintor le costaba cumplir.

cezanne.jpg
Madame Cézanne (1888–90).
Madame Cézanne (1888–90).

En las cartas a su hijo Paul se puede seguir la evolución de su deterioro. En una se ellas confiesa: “La óptica que se desarrolla en nosotros mediante el estudio, nos enseña a ver y hay que pintar lo que vemos, porque solo creemos de verdad en lo que vemos”.

La obra de Cézanne nos permiten una percepción más profunda y singular de los objetos y paisajes, a pesar de verlas a través de los ojos enfermos este singular artista.

Paul_Cézanne_110.jpg
La montaña Sainte-Victoire (1905).

La montaña Sainte-Victoire (1905).

Paul_Cezanne_Nature_morte_au_crane.jpg
Naturaleza muerta con cráneo (1898).
Naturaleza muerta con cráneo (1898).

Dejá tu comentario