MúsicaLili Boulanger | enfermedad de Crohn | Gabriel Fauré | ópera

Lili Boulanger: la prodigio que el Crohn se llevó

Marie Juliette Olga Boulanger nació en Paris el 21 de agosto de 1893 y murió en la misma ciudad el 15 de marzo de 1918. Fue una compositora, violinista, violonchelista, arpista, pianista y organista francesa.

Desde muy temprana edad, Marie, a quien apodaban Lili, manifestó grandes habilidades musicales, propiciadas por el ambiente musical donde se crió. Su abuela fue la cantante Juliette Boulanger, y su padre, Ernest Boulanger (ganador de afamado Premio de Roma en 1835) era compositor y profesor de canto en el Conservatorio de París, donde impartió clases a la madre de Lili, Raissa Mischetsky.

A los dos años de edad Lili sufrió una neumonía que provocó que su sistema inmunitario quedara permanentemente perjudicado, viéndose afectada por enfermedades gastrointestinales de forma reiterada, lo que condicionó por completo su vida y su producción musical.

Gabriel Fauré fue su primer profesor de piano. A los 6 años ya recibía clases de armonía y su hermana Nadie la introdujo en el arte de la fuga. Después de que su hermana llegara dos veces a la final del prestigioso Premio de Roma con las cantatas Selma y Toussalka, Lili decidió presentarse en 1912.

En 1913, lo ganó y así se convirtió en la primera mujer en conseguir ese importante galardón. Lo hizo con la cantata Faust et Héléne, compuesta para la ocasión y dedicada a su hermana. La obra se estrenó públicamente el 16 de noviembre del mismo año, con buen recibimiento del público y la crítica.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, y sabiendo que por su estado de salud no podría ser enfermera de guerra decidió fundar el Comité Franco-americano del Conservatorio Nacional, una organización encargada de dar apoyo moral a los músicos combatientes en la Gran Guerra, para mantenerlos comunicados entre ellos y de ayudar a sus familias.

En 1916 viajó a Roma durante unos meses, pero tras un diagnóstico que le hizo saber que solo le quedaban dos años de vida, se apresuró a intentar terminar alguna de sus composiciones más importantes, como los salmos 24 y 129 y la ópera La princesa Maleine, que desgraciadamente no consiguió acabar.

Murió a los 24 años por lo que ahora se conoce como enfermedad de Crohn (una enfermedad intestinal crónica) y fue enterrada en el cementerio de Montmatre, donde también fue enterrada años más tarde su hermana Nadia.

Dejá tu comentario