HistoriaRaúl Alfonsín | UCR | Carlos Saúl Menem | economía

"Les hablé con el corazón..."

Después del desagio, del fracaso del Plan Austral (iniciado en junio de 1985), del Plan Primavera (1987) y el ahorro forzoso, la inflación en Argentina se descontroló ante las dificultades del país de cumplir con las obligaciones de la deuda externa y la presión de los contratos con los proveedores del Estado. Este descontrol desencadenó un aumento sideral de los precios. Ante la imposibilidad de resolver el problema, Alfonsín debió anticipar la entrega del poder a Carlos Menem.

1989 empezó con el copamiento del cuartel de La Tablada llevado a cabo por miembros del movimiento de ultra izquierda “Todos por la Patria”. La aventura extremista terminó con un saldo de 39 muertos.

Los cortes de electricidad y los sucesivos paros causaron descontento en los distintos estratos.

La falta de confianza en la conducción, el agotamiento de los fondos del Banco Central y las enormes tazas de interés depreciaban aceleradamente el valor del austral. El retiro de los fondos de grupos económicos agravó la situación. El 14 de mayo, Carlos Saúl Menem ganó los comicios por el 47% de los votos, derrotando a Eduardo Angeloz, el candidato de la UCR. Pocos días más tarde se desataba la hiperinflación.

Juan Carlos Pugliese remplazó a Juan Vital Sourrouille como Ministro de Economía. En mayo la devaluación del Austral fue del 150% y la inflación llegó al 115%. Era el comienzo de la hiperinflación, una bola de nieve desaforada. Lo único que el gobierno atinó a hacer fue imponer más feriados bancarios para evitar que la gente sacase su dinero. Era un torniquete en un miembro amputado. “Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo” dijo el veterano conductor de la UCR antes de entregar el ministerio de Jesús Rodríguez.

Los exportadores no liquidaron sus divisas y el gobierno no tuvo recursos para afrontar las exigencias del pago. Toda medida era insuficiente para controlar el desfasaje que condujo a anticipar la entrega del poder con una recesión de 6 puntos del PBI, una deuda externa de 63.000 millones de dólares y una hiperinflación del 5000% anual con una suba del dólar del 2000%.

El 8 de julio 1989 asumió la presidencia Carlos Saúl Menem bajo la consigna “Síganme, no los voy a defraudar”.

MENEM ALFONSIN.jpg

Dejá tu comentario