Historiabatalla de los Lagos Masurianos | Alemania | Rusia | Primera Guerra Mundial | Zar | comunista | Erich von Falkenhayn | Hindenburg | Imperio Ruso | Paul von Hindenburg | Polonia | Prusia

Las batallas de los Lagos Masurianos o la ineptitud de las tropas del zar

Mientras la guerra se estancaba en la guerra de trincheras en Francia y Belgica, los alemanes alcanzaban victorias contundentes en los Lagos Masurianos en Polonia, empujando a una tremenda derrota de las fuerzas zaristas y al fin de gobierno de Nicolás.

Fueron dos batallas acaecidas en la Primera Guerra Mundial entre el Imperio Alemán y el Imperio Ruso, ambas con victoria para los alemanes; junto a la batalla de Tannenberg dejaron practicamente fuera de combate a los rusos, quienes no pudieron nunca más estar a la ofensiva, pero que ocupaban a los alemanes en un frente amplio de combate, lo cual impedía usar todas sus fuerzas contra los franceses y británicos. Estas derrotas ocasionaron malestar en el pueblo ruso y terminó desencadenando la caída del zar y a la postre el triunfo comunista en Rusia a manos de la élite judeo-marxista.

Primera Batalla de los Lagos Masurianos

La primera batalla de los Lagos Masurianos fue un enfrentamiento que tuvo lugar en septiembre de 1914 entre los ejércitos alemán y ruso durante la campaña prusiana a comienzos de la Primera Guerra Mundial. Terminó con una ligera ventaja alemana que quedó anulada a finales del mes debido a una contraofensiva rusa.

Desarrollo

Tras la gran victoria en Tannenberg, Ludendorff se volvió entonces contra el 1.er Ejército de Rennenkampf que, como él, había recibido refuerzos. El 8.º Ejército de Ludendorff contaba entonces con dieciocho divisiones y media de infantería y dos de caballería, algunas llegadas del frente occidental gracias a la petición cursada por Prittwitz antes de su relevo.

Ludendorff concentró lo principal de sus fuerzas en el débil flanco izquierdo de Rennenkampf, esperando repetir la maniobra de Tannenberg: aislar esa sección del centro y luego rodear este por la retaguardia. Ludendorff reunió sus fuerzas con gran celeridad, sorprendiendo así a los mandos enemigos, a pesar de que algunos previeron su ataque.

El 7 de septiembre, las tres divisiones de Von François atacaron el flanco izquierdo de Rennenkampf, al que superaban ampliamente en número y armamento. Los mandos del 10.º Ejército ruso, que debían haber sostenido desde el sureste este sector pero aún estaban organizando sus fuerzas, se negaron a auxiliarlo, lo que permitió que Von François lo avasallase y luego virase hacia el norte. Los siguientes choques de la batalla de los Lagos Masurianos favorecieron a los rusos, que lograron rechazar los embates de los alemanes, mantener a raya a la caballería de Von François y realizar una prudente retirada para evitar quedar rodeados como lo había sido Samsonov en Tannenberg. El 13 de septiembre, terminó la retirada rusa de territorio prusiano, que se realizó con habilidad.

Consecuencias

Aunque los alemanes penetraron en territorio ruso, el 20 de septiembre sufrieron los primeros reveses y el 25 una contraofensiva rusa los rechazó hasta la frontera y luego permitió avanzar en territorio prusiano. Estos combates no resultaron tan favorables a los alemanes que, si bien capturaron treinta mil prisioneros.

Segunda Batalla de los Lagos Masurianos

Se conoce como la Segunda Batalla de Los Lagos Masurianos a la ofensiva alemana en el frente oriental en el invierno de 1915 durante la Primera Guerra Mundial. Esta ofensiva tenía como objetivo avanzar más allá del río Vistula y derrotar a Rusia en forma definitiva.

Planificación e Inicio de la Batalla

Tras las sucesivas y desastrosas derrotas en las Batallas de Tannenberg y de los Lagos Masurianos, a inicios de la guerra, el Alto Mando ruso, decidió adoptar una posición defensiva, mientras que apostaba a avanzar contra las fuerzas austro-húngaras en los Cárpatos y la región de Bukovina.

Por su parte, el Mariscal de Campo Paul von Hindenburg, quien había sido designado como comandante supremo de todo el Frente Oriental, lanzó a fines de 1914 una ofensiva en dirección al Río Vístula, con el objetivo de tomar Varsovia, capital de la provincia rusa de Polonia, y si bien fue rechazado, logro contener el avance enemigo con la victoria en la Batalla de Łódź. Para inicios de 1915, la acción se había trasladado al sur, donde las vapuleadas fuerzas austro-húngaras resistían la presión del 8° Ejército del General Alexei Brussilow, por lo que el Alto Mando Alemán decidió enviar al llamado Karpaten Korps (Cuerpo de los Cárpatos) bajo la orden del General Alexander von Linsingen.

Estabilizada la situación, el Jefe del Estado Mayor del Frente Oriental, el General Mayor Erich Ludendorff, comenzó a planificar una nueva ofensiva en la región de Prusia Oriental, dado que siempre estaba bajo la amenaza de invasión, y si bien el Jefe del Oberste Heersleitung (Alto Mando Alemán), General Erich von Falkenhayn creía que la guerra se definiría en el frente occidental, aprobó el plan y envío algunas divisiones de refuerzo. Por su parte, la Stawka (Alto Mando Ruso) bajo el impulso del Jefe de Operaciones, General Juri Danilow, apoyó un nuevo plan ofensivo desarrollado por el comandante del Frente Nor-Occidental, General Nikolai Russki, que había corregido los innumerables errores de la invasión del anterior año.

A mediados de enero de 1915, el mando alemán formó en Prusia Oriental a un nuevo ejército, el 10° bajo el mando del General Hermann von Eichhorn, que ocupo el sector noreste del frente, mientras que al sur se alineaba el 8° del General Otto von Bellow, por lo que sumaban en total unos 250.000 soldados. En frente se encontraba el 10° Ejército del General de origen alemán báltico Thadeus Sievers, mientras que debía esperar como refuerzo a que su colega, el General Pavel Plevhe organizaba al nuevo 12° Ejército.

El plan elaborado por el General Ludendorff, se basaba en un ataque envolvente con el objetivo de rodear al enemigo, para ello, en el flanco norte se encontraban los cuerpos 21° del General Fritz von Bellow, el 39° Cuerpo de Reserva del teniente General Otto von Lauenstein y el 38° de Reserva del General de Caballería Georg von der Marwitz pertenecientes al 10° Ejército, mientras que en el sur, el 8° Ejército estaba compuesto por los cuerpos, 1° del Teniente General Robert Kosch, el 40° del General de Infantería Karl Litzmann, el 17° Cuerpo de Reserva del General de Infantería Ernst von Zastrow y el 20° Cuerpo del General de Artillería Friedrich von Scholz.

A pesar que el General Sievers había informado oportunamente a su superior inmediato, General Russki y al General Danilov de la Stawka, sobre el peligro que se avecinaba, sus apreciaciones fueron totalmente ignoradas, al igual que su pedido para que el 12° Ejército fuera lo más pronto organizado para evitar ser sorprendido por el enemigo.

Finalmente luego de varias semanas de preparativos, en la madrugada del 07 de Febrero de 1915, cuando luego de un intenso bombardeo, las dos puntas de lanzas de los ejércitos alemanes comenzaron avanzar, mientras que las fuerzas del General von Eichhorn avanzaron fácilmente contra el flanco norte ruso, por el sur, el General Von Bellow atacaron desde el pequeño río Pirska en dirección a la línea Gehsen-Wrobeln-Snopken-Drygallen-Rollken, esta situación llevó a que el General Russki, reaccionará rápidamente aunque de manera errónea, ya que ordenó una contraofensiva en el sur, solo contra el 8° Ejército, mientras que al norte el 10° Ejército era el que llevaba el peso del plan ofensivo alemán.

Otro grave error, fue que le negó la retirada a las fuerzas del General Sievers, por lo que sus cuerpos, 3° del General Alexander Brinken, 20° del Teneiente General Pavel Bulgakov y 26° del Barón Alexandr Gerngross, quedaban inmovilizados entre las líneas de avance alemanas, alegando que el aún no formado 12° Ejército del General Plevhe protegería su flanco izquierdo.

Al final del primer día de combates, las fuerzas alemanas habían avanzado y logrado desconcertar al mando ruso, que reaccionó de una manera tardía y errónea sin saber realmente cual iba a ser el objetivo del enemigo, además de sobrestimar la capacidad de sus propias fuerzas, el panorama para las fuerzas del zar era bastante sombrío.

Desarrollo y Consecuencias

La Segunda Batalla de Lagos Masurianos comenzó el 7 de febrero de 1915, en medio de una tormenta de nieve, con un ataque sorpresa de parte del 8º Ejército de Fritz von Below contra las posiciones del 10º Ejército Ruso. En una semana los alemanes avanzaron 70 km, infligiendo gran número de bajas en las filas rusas, sobre todo cuando el 20º Cuerpo de Ejército ruso fue rodeado por los alemanes en el bosque de Augustow. El 21 de febrero todo este cuerpo de ejército se rindió a los teutónicos. Sin embargo, el 22 febrero, el 12º Ejército Ruso organizó las defensas y logró contener el embate de la ofensiva alemana.

A pesar de que los alemanes no lograron con su objetivo inicial de penetrar profundamente en territorio ruso y lograr la capitulación definitiva de Rusia, lograron avanzar 80 km hacia el este y destruyeron el 10º Ejército Ruso. La Segunda Batalla de Los Lagos Masurianos fue la tercera derrota sufrida por los rusos en manos de los alemanes en la Gran Guerra.

Y obligó al Imperio Ruso a mantenerse a la defensiva, mientras en el interior los mencheviques y los bolcheviques preparaban la caída del zar.

TEXTO EXTRAÍDO DEL SITIO: http://historiauniversalymuchomas2018.blogspot.com/2018/11/batalla-de-los-lagos-masurianos.html?m=1

Dejá tu comentario