LugaresValle de los Caídos | arquitectura | Franco | Guerra Civil Española

Lágrimas, sudor y sangre sobre el Valle de los Caídos

El 1ero de abril 1939 se iniciaban las obras del Valle de los Caídos, el enterratorio de los muertos durante la Guerra Civil española donde se construiría la tumba del generalísimo Francisco Franco. El Caudillo pensaba que allí sería venerado por la eternidad, pero su sueño no duró más unas décadas...

Entre los lugares que destacan como patrimonios de Madrid, destaca uno que es reconocido como un escenario histórico, sin duda alguna es el Valle de los Caídos - un lugar con mucha historia que integra un monumento de la Cruz sobre una basílica católica que te deja sin palabras.

En sí, se trata de un monumento funerario construido entre los años 1940 y 1958, situado en el valle de Cuelgamuros, en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, de la Comunidad de Madrid. Hoy en día, se le conoce como “el Valle de los Caídos”, a continuación hablaremos un poco de su historia para entenderla.

Historia del Valle de los Caídos

Su construcción se inició entre los años 1939 - 1940, fue ordenada por Francisco Franco, quien firmó un decreto para levantar la basílica, un monasterio y un cuartel de juventudes en Cuelgamuros.

Actualmente lleva por nombre “Valle de los Caídos”, para conmemorar a todos aquellos que cayeron en lo que el dictador Francisco Franco denominó al momento como la ‘gloriosa cruzada’. La construcción de este lugar constituía un ‘monumento a la victoria’ de los sublevados en la Guerra Civil Española.

Franco-visitando-Valle-de los caidos
Franco visitando las obras del Valle junto a su esposa, Carmen Polo.
Franco visitando las obras del Valle junto a su esposa, Carmen Polo.

Desde el principio se dispuso que el Estado español, recién salido de una terrible guerra, no invirtiera una sola peseta en su construcción. Para poder financiarlo, se destinaron los fondos sobrantes de la denominada “suscripción nacional”, es decir, las aportaciones materiales voluntarias hechas para financiar al “bando nacional” durante la guerra. Como luego se vió que no era suficiente, desde 1957 se realizaron unos sorteos extraordinarios de “Lotería Nacional”, y a ello se añadieron algunos donativos particulares.

En las obras de construcción participaron principalmente trabajadores libres y un porcentaje menor, aunque significativo de presos, éstos entre los años 1942 y 1950, en régimen de redención de penas.

La obra fue finalizada en el año 1958 y fue inaugurada el 1 de abril de 1959. Creada bajo la mano de los arquitectos Pedro Muguruza y Diego Méndez.

En el lugar hay enterrados 33.847 personas distintas, de los cuales 33.833 fueron combatientes de ambos bandos de esa guerra civil, y hoy en día está considerada como la fosa común más grande de España.

valle de los caidos.jpg

La Cruz del Valle de los Caídos

Sin duda alguna, el elemento más imponente del Valle de los Caídos es la cruz de piedra de 150 metros de altura, que pesa 200.000 toneladas, este monumento no solo domina las construcciones y la totalidad del paisaje circundante, sino que también la idea que inspiró el proyecto realizado en el Valle.

Antes de proceder a su realización, fueron muy numerosos los diseños a lo largo de casi diez años. Tras el fallecimiento en 1950 del arquitecto director de las obras, Pedro Muguruza, su sucesor Diego Méndez logró dar forma definitiva a esta extraordinaria arquitectura.

Franco-Caidos-Muguruza-Otano

La altura total de su diseño es de 150 metros, de los que 25 corresponden al basamento con los cuatro evangelistas (San Juan, San Lucas, San Marcos y San Mateo) y por encima, las cuatro virtudes cardinales (Justicia, Fortaleza, Prudencia y Templanza). Sumando además 17 al cuerpo intermedio con las virtudes y 108 al fuste de la cruz. Si a ello se le añade la altura de la peana rocosa sobre la que se alza, habría que sumarle los otros 150 correspondientes a ésta.

valle caidos

Monumento como muestra de reconciliación

Las edificaciones del Valle de Cuelgamuros, al igual que otros monumentos históricos del mejor patrimonio de España, han surgido a raíz de un acontecimiento bélico. Las circunstancias que concurrieron en la contienda española de 1936-39 indujeron a mantener la evolución de aquel episodio.

Era difícil que la controversia que acompañó y siguió al conflicto no se prolongara en torno al monumento que lo recordaba. Sin embargo, se dió después la resolución de concebirlo a la vez como cruz, templo y panteón común, resultando la fórmula menos improcedente de arbitrar. Su simbología conectaba con el objetivo de cicatrizar heridas, deponer antagonismos y volver estar juntos.

Franco-valle de los caidos.jpg
La tumba de Franco en el Valle.
La tumba de Franco en el Valle.

La presencia de un monasterio y de unos monjes ayudan a cambiar del todo el significado de origen, concibiendo así al lugar como centro de actividad espiritual y cultural.

Sin importar la ideología a la que haga referencia, este patrimonio cultural constituye parte de la memoria histórica de España, la cual representa una época oscura y triste de la historia de España, y la cual nace el interés de recorrerla y de esa forma tan atractiva conocer más sobre ella.

Valle de los Caídos (1959)-.jpg

Dejá tu comentario