HistoriaNoche de las Corbatas | Mar del Plata | montoneros | Argentina | CGT

La noche de las corbatas

En julio de 1977 fueron secuestradas en Mar del Plata once personas, entre ellas los abogados: Norberto Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alais, Camilo Ricci, Carlos A. Bozzi y Tomás J. Fresneda. Las otras personas secuestradas fueron María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda -embarazada-, María Esther Vázquez de García, Néstor Enrique García Mantica, José Verde, y su esposa. Fueron detenidos de manera clandestina en la base naval Mar del Plata. De todos ellos, sólo sobrevivieron José Verde y su esposa, Camilo Ricci y Carlos A. Bozzi.El secuestro de seis abogadosi en dos días y el alojamiento de los mismos en las instalaciones del viejo radar situado en la Base Aérea cercana a la ciudad de Mar del Plata provocó que se denominara estos sucesos como la Noche de las Corbatas. El Colegio Público de Abogados de Mar del Plata contaba entre sus afiliados con muchos integrantes de la Concentración Nacionalista Universitaria (CNU), quienes fueron los ideólogos de los secuestros. A raíz del testimonio de Martha García de Candeloro, prisionera en esa misma "cueva", se supo cómo fueron cayendo en aquél centro clandestino el grupo de abogados. La testigo, esposa de otro abogado asesinado por esos mismos captores días antes y que fuera secuestrado en Neuquén en junio de 1977, detalló minuciosamente esos momentos al declarar en el Juicio por la Verdad en dicha ciudad. Ella cuenta que escuchó decir a los represores ante la pregunta de por qué todos usaban traje y corbata: “Esta es la noche de las corbatas, ahora la Justicia somos nosotros”.

Skm1i6nKNx_1200x0.jpg
Marta García y Jorge Candeloro, en diciembre de 1970
Marta García y Jorge Candeloro, en diciembre de 1970

Bozzi, a su vez, también declaró como único sobreviviente de ese conjunto de abogados el 16 de mayo de 2005 ante el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata. Los abogados Tomás Fresneda y Carlos Bozzi fueron secuestrados de su estudio jurídico la noche del 8 de julio de 1977 por un grupo de personas armadas. Luego tomaron cautiva también a la esposa de Fresneda, María de las Mercedes Argañaraz. La primera plana del diario La Capital en aquel 21 de julio, recuerda Bozzi, tituló la noticia como: "CONFIRMÓ EL EJERCITO LA LIBERACIÓN DEL DR. BOZZI Y LA MUERTE DE 3 SEDICIOSOS".

El 8 de julio de 1977, según fue acreditado ante el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, fue asesinado el Dr. Norberto Centeno, en el mismo sitio donde fueron cautivos el resto de los abogados. En dicha audiencia, el Dr. Bozzi declaró que en los dos primeros días fueron “visitados por extrañas personas” a quienes podían explicarles su situación, pero no para llevar a cabo la denuncia, ya que la intención de la visita era transmitir serenidad y tranquilidad. El abogado contó que pudo ver dos pares de zapatos, y que el Dr. Tomás Fresneda creyó reconocerlos, pero la intervención de un “custodio” al escuchar su conversación impidió que le dijera sus nombres, los cuales no pudieron saberse nunca, pues Fresneda –conforme se determinó judicialmente– fue asesinado.

Por la desaparición de las once personas mencionadas, entre las que se encuentran los abogados laboralistas, se presentaron al menos dos acciones de habeas corpus colectivos y otras individuales. Todas ellas tramitaron ante el Juzgado Federal N° 3 de Mar del Plata, a cargo por aquel entonces del Dr. Pedro Federico Hooft. Los expedientes: 17077/76, 16660/77, 17079/77ii –correspondientes a las acciones colectivas-, tanto como los individuales, fueron rechazados, entre julio y octubre del año 1977, en algunos casos con costas al denunciante. Si bien el reclamo de los familiares de los ilegalmente detenidos en la base naval de Mar del Plata, fue rechazado sin más por la justicia, la mayoría de ellos continúan desaparecidos, lo que hace presumir sistemática la práctica del rechazo de habeas corpus; haya visitado o no, el juez marplatense, a los detenidos en el centro clandestino.

En cautiverio, Bozzi descubrió por una conversación entre dos guardias el secuestro de María Esther Vázquez de García y Néstor Enrique García Mantica. En dicho diálogo escuchó referirse a una mujer "traída ayer". La información precisa de la desaparición de la pareja aún no se conocía y, sin embargo, figura en un archivo secreto de la embajada de EE.UU. en Argentina.

La aparición de Carlos Bozzi

La liberación de Bozzi, uno de los seis abogados secuestrados y uno de los dos sobrevivientes de “la noche de las corbatas”, se dio en el contexto de un tiroteo, donde relata él mismo que se encontraba en el baúl de un auto que fue interceptado a tiros, con la consecuencia fatal de dos estudiantes secuestrados muertos. Por supuesto que dicha liberación figuró en los titulares como el abatimiento de criminales en fuga, atribuyéndole el secuestro del abogado a Montoneros. En palabras del propio Bozzi “mataron secuestrados, recuperaron el automóvil del Dr. Centeno, reforzando la teoría de que también había sido muerto por dicha organización, y se vendió la operación como un éxito de las fuerzas legales”.iii El Lic. Alejandro Inchaurregui, perito forense de la Cámara Federal de La Plata que participó en varias causas de búsqueda de personas, estableció que las dos personas eran estudiantes universitarios secuestrados el 28 de junio de 1977 en la ciudad de La Plata y trasladados desde el Centro Clandestino "La Cacha" para luego asesinarlos.

Se inventó, como en tantos otros casos, un enfrentamiento; de hecho, el diario La Capital, en recortes que conserva el abogado sobreviviente del caso, lo relataba de la siguiente manera:

Armas secuestradas: Los tripulantes del Ford Falcon tenían en su poder dos revólveres calibre 32, una pistola 22 y un fusil, así como numerosos proyectiles (...) Habría confesado uno de los abatidos: (...) uno de los delincuentes que viajaban en el Ford Falcon, al iniciarse el tiroteo, inició la huída hacia el campo. En esa oportunidad, mientras protegía su fuga a balazos, cayó herido. Al parecer, el oficial a cargo del operativo le habría tomado declaración. En esa oportunidad se habría confesado jefe del grupo actuante, señalando que pertenecía a la denominada organización Montoneros. También habría dado a conocer trascendente información que permitiría en las próximas horas nuevos procedimientos.

Así ponía la prensa, en palabras de los muertos, confesiones que aunque no hubieran existido –hecho que no podrá constatarse jamás- les servía para convalidar los crueles asesinatos.

Los abogados Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz y Tomás José Fresneda, de La Noche de las Corbatas, continúan desaparecidos. María de las Mercedes Argañaraz, embarazada, y el matrimonio García, también.

Las responsabilidades de la Noche de las Corbatas

Tiempo antes del golpe del 24 de marzo de 1976 comenzó una represión indiscriminada en el ámbito de la Universidad Católica, siendo perseguidos y secuestrados tanto autoridades universitarias como estudiantes. Entre ellos recuérdese el caso de la Decana de la Facultad de Humanidades, María del Carmen Maggi, en el año 1975 y el secuestro de la estudiante de Abogacía María Dolores Muñiz Etchemoun, el 17 de marzo de 1976.

La CNU (Concentración Nacionalista Universitaria) es una organización de extrema derecha, conformada por abogados y sindicalistas, quienes durante los años previos a la dictadura persiguieron a sus compañeros que luego fueron desaparecidos. Esta organización lideraba por esos días el Colegio Público de Abogados de la ciudad. Actualmente, se encuentra en trámite (a cargo del juez Federal Eduardo Giménez) una causa titulada “CNU”, que abarca el amplio espectro de casos aún impunes. Entre algunos de los responsables, se puede identificar al ex fiscal Gustavo Demarchi, quien con posterioridad al asesinato del líder de la CNU y abogado de la CGT Mar del Plata, Ernesto Piantoni, ocupó su lugar, en la organización sindical y en la CGT. Cuando llegó la orden de detención de Demarchi, este fue advertido días antes por los medios de comunicación que facilitaron que junto a otros imputados en la causa se profugaran. El ex fiscal fue encontrado por la Interpol, luego de haber solicitado asilo político a la Embajada de Colombia que le fuera denegado. Allí se encuentra detenido, esperando su traslado; del mismo modo que el camarista mendocino, Otilio Romano, lo hace en Chile, bajo la modalidad “nocturna y domiciliaria” de la “prisión preventiva”.

Mientras abogados como Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz, Tomás José Fresneda, Carlos Bozzi y Carlos Alberto Morenoiv eran secuestrados y asesinados; otros juristas, de renombre, como Quiroga Lavié y Bidart Campos –representantes de la academia- se dedicaban a escribir doctrina que justificara y diera un atisbo de “legalidad” a lo que ocurría por aquél entonces. Nuestro reconocimiento y homenaje a los abogados que hicieron algo distinto.

Bibliografía

  • Bozzi, Carlos. Luna Roja, desaparecidos de las playas marplatenses, Mar del Plata, Argentina, Ediciones Suárez, 2007.
  • Bozzi, Carlos. “La noche de las corbatas”. http://www.elortiba.org/nochecor.htm
  • Diario Código Mar del Plata.
  • Testimonios del Nunca Más. www.nuncamas.org

Notas

i Todos pertenecientes a la gremial de abogados, de la lista opositora a la entonces dirección del Colegio Público.

ii Bozzi, Carlos. Luna Roja, desaparecidos de las playas marplatenses, Mar del Plata, Argentina, Ediciones Suárez, 2007.

iii Bozzi, Carlos. “La noche de las corbatas”. http://www.elortiba.org/nochecor.htm

iv Carlos A. Moreno, abogado de los trabajadores de Loma Negra fue secuestrado y asesinado en mayo de 1977. En marzo de este año se dictó la sentencia en la causa por la desaparición y el homicidio del laboralista, en ella, el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata –compuesto por Roberto Falcone, Mario Portela y Néstor Parra- afirmó que existen “elementos de convicción que permiten sospechar que integrantes del directorio de la cementera Loma Negra –encabezado en ese entonces por Amalia Lacroze de Fortabat- habrían inducido los delitos que damnificaron al Dr. Carlos Alberto Moreno”. Por ello, remitió los actuados, a fin de investigar dicha complicidad al juzgado de primera instancia.

Texto publicado originalmente: https://www.centrocultural.coop/revista/1415/la-noche-de-las-corbatas

Dejá tu comentario