HistoriaMarguerite Durand | feminismo | periodismo

'La Fronde', el primer periódico hecho por y para mujeres

Fundado por Marguerite Durand en el siglo XIX, todos sus trabajadores eran féminas.

Marguerite Durand fundó, tal día como hoy de 1897, La Fronde, el primer periódico feminista de la historia. Durand, perteneciente a la clase burguesa francesa, recibió una educación tradicional religiosa. Durante casi una década se dedicó al mundo del teatro, debutando como actriz en 1882 con una comedia de Alexandre Dumas. En 1888 abandonó los escenarios para casarse con Georges Laguerre, un abogado que la introdujo en el mundo de la política radical presentándole a Georges Boulanger, precursor del movimiento de los Boulangistas. Empezó a asistir a reuniones clandestinas y escribió panfletos reivindicativos.

El matrimonio entre Durand y Laguerre no duró mucho, se separaron tres años después, pero le abrió las puertas de su nueva vocación, el periodismo. En 1891 comenzó a trabajar en Le Figaro, el periódico de mayor tirada del París de la época. Cinco años más tarde, en 1896, ya como redactora consolidada, la enviaron a cubrir el Congrès Féministe International (Congreso Feminista Internacional) para que escribiera un artículo humorístico que ridiculizara la lucha feminista. Lejos de eso, el discurso de estas mujeres la marcó, y Dumont se convirtió en defensora de la igualdad de género.

Un año después publicó el primer número del diario feminista La Fronde. Puso el dinero -en concreto 7 millones de francos -, el banquero Gustave Rothschild. La Fronde no solo estaba dirigido por una mujer, todos sus trabajadores, tanto los de redacción como edición o imprenta, eran féminas. Cobraban, además, salarios iguales a los de los hombres, algo inédito en la época.

La línea editorial, de carácter reivindicativo, abordaba temas que entonces eran considerados masculinos como política, deporte, educación, etcétera. Defendía la igualdad en todos los ámbitos: el reconocimiento de los derechos de la mujer casada, que entonces era considerada inferior incluso en el Código Civil, la libre maternidad o la abolición de la reglamentación de la prostitución, etcétera. Además se convirtió en una tribuna en favor del movimiento obrero. Colaboraron todo tipo de activistas y voces del feminismo francés del siglo XIX, como Clémence Royer, María Pognon o Madame Vincent, entre otras. En 1903 el diario tuvo que cambiar su periodicidad (en principio era semanal), debido a problemas financieros, y pasó a ser mensual hasta el año 1905, en el que desaparecería definitivamente.

Marguerite Durand promovió un proyecto para la creación de una Oficina de Trabajo Femenino, un órgano adjunto al Ministerio de Trabajo que evaluaría las condiciones de trabajo de las mujeres. En 1907 defendió la idea ante el parlamento. Organizó el Congrès du travail fémenin (Congreso de Trabajo Femenino) del 25 al 28 de marzo de 1907. Meses después logró que se aprobara una ley que otorgaba a la mujer casada el derecho a disponer de su salario. Al año siguiente participó en el Congrès national pour le droit civils et le suffrage des femmes, que reclamó una vez más la igualdad de salarios y la valoración del trabajo doméstico. Y en 1910 se presentó a las elecciones legislativas francesas reivindicando el derecho al sufragio de todas las mujeres.

En su lucha por los derechos de la mujer a lo largo de los años recopiló una gran cantidad de documentación feministas, que donó en 1931 al Consejo Municipal de la Villa de París. Un año después se inauguró la Bibliothèque Marguerite Durand, que dirigió la propia activista hasta su muerte en 1936.

Texto publicado originalmente https://www.mujeresaseguir.com/cultura/noticia/1102744048715/la-fronde-el-primer-periodico-hecho-por-y-para-mujeres.1.html

Dejá tu comentario