La esposa de Mahoma que revolucionó el Islam y el feminismo

Se trata de quien fuera la mujer preferida del profeta Mahoma, pero más que eso su legado está basado en ser una de las pioneras del feminismo en la Historia, y es que tras la muerte del profeta fundador del Islam, Aisha se involucró en la continuación de su mensaje y con ello fue parte indispensable de la expansión del islamismo más allá de sus confines geográficos e históricos.

La Historia acerca de Aisha, una de las doce mujeres del profeta, cobró trascendencia cuando con tan sólo 6 años de edad contrajo matrimonio con Mahoma, que tenía 54, esta diferencia de edad ha generado revuelo entre distintos sectores opositores al Islám acerca de la naturaleza humana de su fundador Abu I-Qasim Muhammad ibn 'Abd Allah al-Hasimi al-Qurashi (Mahoma).

aisha-islam.jpg

A la muerte del profeta ella estuvo presente a través de los reinados de los cuatro primero Califas, incluso su padre, Abu Bakr as-Siddiq, se convirtió en el primer califa en suceder a Mahoma.

Aisha fue la más joven de las doce esposas del profeta, una muchacha que en pleno siglo VII se convirtió en la madre de los creyentes, aquella destinada a ser la mano derecha del encargado de transmitir la palabra de Dios en la Tierra, y a la vez engrandecer el legado musulmán.

Contrajo matrimonio en el año 623 d.C, pero algunos escritos evidencian que durante su niñez -ya casada- permaneció en su domicilio paterno hasta que alcanzó la pubertad y se pudo consumar el matrimonio.

En cuanto a las diferencias de edades, opositores islámicos sostienen que la temprana edad de Aisha revelan la verdadera naturaleza de su líder, acusándolo así de pederasta por haber tenido relaciones sexuales con una niña. Sin embargo, estas acusaciones también han quedado aisladas bajo la teoría de que se desconoce la edad en la que ella perdió la virginidad, aunque escritos del mundo árabe de esa época señalan que era muy común que los varones de las tribus adquirieran mujeres a temprana edad.

feminismo-en-el-islam-.jpg

Gran parte de la historia de Aisha se encuentra descrita en el libro de Kamran Pasha “La mujer del Profeta”, quien narra las peripecias de esta revolucionaria mujer a través de un cautivador relato, profusamente documentado y evocador a un tiempo, capaz de relatarnos de forma amena e ilustrativa el nacimiento del Islám.

Sobre el libro, la asociación The American Muslim resume a Aisha como: “La mujer del profeta logra el importante objetivo de comunicar de manera efectiva las grandes narraciones que definen y explican quiénes y cómo somos y el porqué de nuestra razón de ser”.

Volviendo a las acciones emprendidas por Aisha tras la muerte de Mahoma, durante el reinado del tercer califa, ella se rebeló ya que, en muchas ocasiones, no aprobaba las prácticas del líder Uthman Ibn Affan. Durante el reinado del cuarto califa, Ali Ibn Abi Talib, quería vengar la muerte de Uthman, cosa que intentó hacer en la denominada Batalla del Camello.

Aisha participó en la batalla, dando discursos y viajando en la retaguardia de las tropas a lomos de un camello, perdió la batalla, pero su participación y determinación provocaron una impresión duradera.

MADRE DE LOS CREYENTES

Así aparece en varios de los escritos islámicos del Corán. Opiniones sunnitas destacan que tuvo un papel muy importante en la historia del Islám, tanto durante la vida de Mahoma como después de su muerte, pues fue una figura activa en muchos eventos y un importante testimonio de muchos más.

“Aisha contribuyó al crecimiento, desarrollo y descripción del Islám. Fue un modelo a seguir para los demás, también fue una importante consultora religiosa y política”, resaltan antiguos escritos árabes.

En la tradición musulmana, Aisha es descrita como la esposa más amada y favorecida de Mahoma, después de su primera esposa, Khadija Bint Khuwayylild, que falleció antes de la migración hacia Medina.

“¿Quién es la persona a quien más quieres en el mundo?”, Mahoma respondió: “Aisha”.

Otros testimonios dicen que el profeta construyó el apartamento de Aisha para que la puerta se abriera directamente hacia la Mezquita y que ella fue la única mujer con la que Mahoma recibió revelaciones, ambos se bañaban en la misma agua y yacía tumbada ante él mientras oraba.

Cuando Mahoma enfermó y sospechaba que iba a morir, pidió a sus esposas que lo dejaran permanecer junto a Aisha.

“Se quedó en el apartamento de Aisha hasta su muerte y tomó su último suspiro entre los brazos de ésta, su esposa más amada”.

***

El Islam es la segunda religión del mundo en cuanto a feligreses, más de 1300 millones de personas alrededor del planeta siguen alguna de las ramas del Islam, una creencia que data del año 662 y que hasta hoy sigue cosechando fieles por todos lados a donde se vaya, incluso ha superar al catolicismo, pero esta religión es mucho más que hombres en túnica, barbudos y escandalosos mujeres con el rostro y cabello cubierto; junto al mahometismo ha florecido una importante cultura llena de historias, arquitectura y avances importantes como en la medicina; vale indicar que árabes y musulmanes son 2 cosas totalmente distintas.

Dejá tu comentario