Historia

La cuesta de la victoria

Después del extenuante cruce de la cordillera, el ejército de San Martín enfrentó a los Realistas dispersos por la Guerra de Zapa. La completa victoria en Chacabuco abrió el camino a Santiago (solo 55 km separan la cuesta de la ciudad). A pesar de la osada maniobra de O'Higgins, los patriotas solo perdieron 12 hombres y tuvieron 120 heridos, mientras que los Realistas contaron 500 muertos y 600 prisioneros. El Gran Capitán fue inmortalizado señalando la cuesta donde la infantería de pardos y morenos, se batía con denuedo contra los españoles que los superaban en número. Dicen que en ese momento el padre de la Patria exclamó: ¡Pobres mis negros!

Dejá tu comentario