HistoriaHipólito Bouchard | Alexander von Humboldt | Bartolomé Mitre

La bandera argentina en Monterey

Hipólito Bouchard al mando de la fragata "La Argentina", surcó los siete mares llevando la enseña patria y luchando contra el imperio español. Después de lograr el reconocimiento de la independencia argentina en Hawai, emprendió el ataque contra California, donde por un tiempo flameó la bandera creada por Belgrano

Bouchard zarpó hacia las costas de California el 25 de octubre de 1818, llevaba consigo un importante poder de fuego conjugando su fragata La Argentina y la corbeta recientemente recuperada y renombrada Chacabuco.

El 22 de noviembre fondeó su expedición a la entrada de la bahía de San Carlos de Monterey porque sabía que la capital de la Nueva California poseía minas ricas y podrían encontrarse allí tesoros y riquezas destinadas al rey de España, como menciona Alexander von Humboldt en su libro Ensayo político sobre el reino de la Nueva-España.

Otra razón que tenía Bouchard para atacar ese lugar era que, según sus informes, las baterías del puerto estaban desmanteladas y que la población no tenía medios eficaces de defensa. La información resultó ser falsa.

El 23 de noviembre comenzó el plan ideado por Bouchard para tomar posesión del fuerte. La idea era simple: enviar la corbeta Chacabuco con bandera americana para luego entrar con la fragata y reducir a la fortaleza.

El ataque se vio frustrado, ya que la corbeta encalló a poco antes de llegar al punto de desembarque quedando a merced de las 18 baterías que disponía el fuerte.

El capitán de la Chacabuco, William Shipre percibió que era imposible retirarse y mucho menos desembarcar. Así las cosas, dio dos órdenes: izar la bandera argentina y abrir fuego sobre el fuerte.

Shipre se rindió a los quince minutos teniendo a su tripulación diezmada y a la corbeta acribillada ante la impotente mirada de Hipólito Bouchard a bordo de la Argentina. Ante esta escena se le atribuye la frase: "A los diecisiete tiros de la fortaleza tuve el dolor de ver arriar la bandera de la patria".

Como menciona Bartolomé Mitre, esta había sido una pequeña victoria para los españoles del fuerte que no medían la potencia destructiva de la fragata que aún estaba en pie y fuera del rango de alcance de sus cañones.

Tal era la pobreza de recursos que ni siquiera contaban con barcos para hacerse del motín de la embarcación vencida.

Durante la noche, mientras desde el fuerte se escuchaban gritos de victoria y celebración, la tripulación de “La Argentina” rescató a los sobrevivientes de “la Chacabuco”.

A las ocho de la mañana del 24 de noviembre, la infantería argentina desembarcó a una legua del fuerte, subió por un estrecho desfiladero y redujo a los tres o cuatro centenares de hombres de caballería que le hicieron frente. El resto de las fuerzas del fuerte, abandonaron sus puestos y tan sólo dos horas más tarde de iniciado el ataque, la bandera argentina fue izada en el fuerte.

Comenzada la ocupación también se iniciaron las tareas de reparación de la Chacabuco.

Durante los cinco días de ocupación, Bouchard mandó a saquear y destruir todo cuanto edificio español quedara en pie, dejando a resguardo a los americanos. El 29 de noviembre de 1818, con la corbeta ya reparada, Bouchard abandonó Monterrey con el objeto de repetir la misma operación en toda la costa mexicana, llevando en lo alto la enseña nacional, que se convirtió en signo libertario a lo largo de la costa de las colonias españolas que peleaban por su emancipación.

Bouchard

Dejá tu comentario