HistoriaHitler | Berlín | Goebbels | Argentina | Segunda Guerra Mundial

Juegos Olímpicos de Berlín 1936

En 1936, el régimen nazi organizó los Juegos Olímpicos en la capital del Reich, Berlín. Argentina, por supuesto, presentó una pequeña delegación que fue recibida en junio de ese año por el supervisor del evento, el nazi Dr. Julius Lippert.

Lippert era un suizo que ya desde 1922 había entrado al partido de Hitler. Logró notoriedad gracias a sus conexiones con Joseph Goebbels y para 1933 fue proclamado Reichskommissar de Berlín. Desde entonces se dedicó a purgar la capital de judíos y opositores políticos. Sus luchas de poder con políticos más poderosos condujeron a su caída. Finalmente, en 1940, Lippert discutió con Adolf Hitler y fue enviado a Bélgica.

Como dijimos, En 1936 Lippert supervisó las Olimpiadas e intentó causar una buena impresión en los turistas. En la fotografía de más abajo, tomada el 26 de junio de 1936, exactamente hace 82 años, se lo puede ver recibiendo a la delegación Argentina como "comisario de estado del Consejo Deliberante Berlinés":

Olimpiadas de 1936
<p>AGN</p>

AGN

(1) Desconocido

(2) Raúl Almeida, presidente de la delegación argentina

(3) Julius Lippert

(4) Embajador Eduardo Labougle

(5) Dr. Luis H. Irigoyen

(6) El entonces mayor Orlando Peluffo (esgrimista). Futuro ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno argentino de facto (1944).

En la siguiente fotografía, podemos ver el desfile de la delegación argentina por las calles de Berlín, como consecuencia de un homenaje por la fecha patria del 9 de julio (1936).

8.jpg
<p>AGN</p>

AGN

Delante de la delegación, y precedida por una banda de las Wehrmacht, caminan:

(1) Coronel Juan Carlos Sanguinetti.

(2) Embajador E. Labougle.

Detrás de Sanguinetti, también con uniforme de oficial del Ejército Argentina, camina el General Enrique Jauregui.

El alto oficial de las Wehrmatch que conversa con Labougle, es el teniente coronel Werner Albrecht Freiherr von und zu Gilsa (luego general) que en 1936 se desempeñaba como Kommandant der dorfes o comandante de la Villa Olímpica. Gilsa combatió en la Segunda Guerra Mundial, destacándose como comandante de regimiento y luego como general de división (1943). En 1945 llegó a ser comandante militar de Dresde. Se suicidó el 8 de mayo de 1945 antes de caer prisionero de los rusos.

En la última imagen, tomada en la Villa Olímpica de la capital del Reich, podemos ver a algunos integrantes de la delegación argentina colocando una ofrenda floral. Agosto de 1936.

Olimpiadas de 1936
<p>AGN</p>

AGN

Detrás de la ofrenda caminan el embajador Labougle, el teniente coronel von Gilsa y el coronel Sanguinetti.

Libro recomendado: En el ojo del huracán - Misión en Berlín del embajador argentino Eduardo Labougle Carranza (1932-1939), de Julio B. Mutti. Disponible en librerías y en la tienda on line de OLMO EDICIONES

Dejá tu comentario