PersonajesJosé Ignacio de Gorriti | Congreso de Tucumán | Salta

José Ignacio de Gorriti

José Ignacio de Gorriti (30 de julio de 1770 - 9 de noviembre de 1835) fue un abogado, militar y político argentino, que se destacó por su ayuda y acción en la Guerra de Independencia de la Argentina. Fue reiteradas veces gobernador de la provincia de Salta y representó a esta provincia como diputado en el Congreso de Tucumán de 1816.

Sus padres fueron: Ignacio de Gorriti Navarro y María Feliciana de Cueto y Liendo. De pequeño estudió con los padres franciscanos. En su adolescencia fue enviado a Córdoba, junto a su hermano Juan Ignacio (famoso canónigo). De 1782 a 1788 cursó en el Real Colegio de San Carlos y en la Universidad Mayor Real y Potificia San Francisco Xavier de Chuquisaca, recibiéndose de doctor en Cánones en1789. Pronto regresó a Jujuy debido al fallecimiento de su padre para administrar la finca , propiedad familiar, cerca de Rosario de la Frontera, actual Provincia de Salta, instalando una nutrida biblioteca filosófica, jurídica y literaria.

En 1802, contrajo matrimonio con Feliciana Zuviría, con quien tuvo una hija que se llegaría a ser la famosa escritora Juana Manuela Gorriti, que se casaría con el futuro presidente de Bolivia, Manuel Isidoro Belzu.

Sus bienes los usó, entre otras ayudas, a equipar a soldados contra las Invasiones Inglesas de Buenos Aires en 1806. En 1808 inició una conspiración contra los españoles en compañía de José Moldes y Francisco de Gurruchaga, y en 1810 fue de los más decididos a la hora de adherirse a la causa de la Revolución de Mayo, a la que sirvió desde entonces sacrificando tanto su persona como su fortuna.

En su carácter de dirigente revolucionario en Salta, formó la denominada Partida de Baqueanos para el Ejército del Norte y el primer Cuerpo de Patriotas Decididos que se incorporó a las fuerzas que comandaba Martín Miguel de Güemes. Junto a éste, peleó contra el realista Aramburu en los Valles Calchaquíes. Además, fue corresponsal de Ildefonso de las Muñecas y Bernardo de Monteagudo. Alojó a Antonio González Balcarce y Juan José Castelli cuando el Ejército del Norte pasó por Salta, colaborando con dinero, ganado, mulas y alimentos para la tropa. Además, también colaboró económicamente con Güemes para que éste pudiera formar el Escuadrón de Salteños. Fue colaborador del General Manuel Belgrano. Hostilizó a las tropas de Tristán en la retirada del Ejército del Norte hacia Tucumán. Actuó también en las batallas de Las Piedras y Tucumán (1812).

En 1816, el pueblo de Salta lo eligió diputado al Congreso de Tucumán. Tuvo destacada actuación, tanto en debates como en las decisiones. Su nombre figura en las actas del Congreso en las sesiones secretas celebradas entre los meses de julio y agosto.

En 1817, instalado ya el Congreso en Buenos Aires, renunció a su cargo de diputado para volver a Salta y continuar su lucha contra los realistas. Fue electo senador al disuelto Congreso de 1819. También fue ministro de Güemes y gobernador interino de Salta en 1819 y 1821. En 1820 consiguió una rotunda victoria frente al coronel realista Guillermo Marquiegui, del ejército del general Olañeta en la guerrilla que culminó en la jornada del Día Grande de Jujuy el 27 de abril de 1821.

Sobrevinieron conflictos que lo llevó a renunciar a su cargo pese a que Güemes le pidió que volviera a colaborar con él, encargándole organizar el cuartel general del Chamical, con el coronel Jorge Enrique Vidt. Estando al frente del mismo, recibió a Güemes herido de muerte prestándole las últimas asistencias.

Severo en su accionar y en sus decisiones, fue considerado un gobernador progresista entre 1821 y 1823. En 1825 fue gobernador delegado por ausencia del propietario, Juan Antonio Álvarez de Arenales. Tras el derrocamiento de éste por su hermano Gorriti, desde 1827 hasta 1829, gobernó por segunda vez con gran eficacia: introdujo la vacunación antivariólica, fomentó la educación y la beneficencia, y legisló sobre el ejercicio de la medicina, la sepultura y nombramientos e incompatibilidades del Poder Judicial.

En 1831 fue una vez más gobernador delegado, debiendo emigrar ese año a Bolivia, pobre y con muchos hijos, a causa de las derrotas que le infligiera Facundo Quiroga. Falleció el 9 de noviembre de 1835 en Charcas, auxiliado por su ilustre hermano, el canónigo Juan Ignacio Gorriti.

Fuente: Instituto Histórico del Poder Legislativo de Corrientes

Dejá tu comentario