En 1937 Saavedra Lamas recibe el Premio Nobel de la Paz