PersonajesJack London

El soñador salvaje

Jack London fue uno de los escritores norteamericanos más populares de los comienzos del siglo XX. Autodidacta, su obra se nutre de sus experiencias de vagabundo y aventurero, que le permitieron recorrer el mundo, tanto como marino rumbo a la costa de Japón o buscando oro en Canadá.

A los treinta años, London ya gozaba de fama internacional gracias a sus libros Call of the Wild (1903) y The Sea Wolf (1904), entre otros textos y trabajos periodísticos. Escribió de forma apasionada sobre la vida, la muerte y la lucha por sobrevivir, también buscó la paz y la inspiración silenciosa. Sus grandes historias de aventura se basaron en sus propias experiencias en el mar, en el territorio de Yukon, y en los campos y fábricas de California. Sus escritos acumularon millones de seguidores alrededor del mundo.

Jack London también fue conocido por sus hazañas personales. Dueño de una personalidad colorida y controversial, no era raro leer su nombre en las noticias. Amante de la diversión, supo tomar partido por los más débiles frente a cualquier tipo de injusticia. Carismático y elocuente, fue muy requerido como orador tanto en temáticas sociales, como económicas y políticas. Muchos consideraron a London como un símbolo vivo de la resistencia individualista, un hombre cuyo fabuloso éxito no se debió a ningún tipo de favor especial, sino a una combinación de inmensa capacidad mental y vitalidad.

Siempre ansioso por la aventura, Jack London fue una de las figuras más románticas de su época. Él atribuyó su éxito literario mundial en gran parte al trabajo duro: "cavar", como él lo expresó. Entre 1900 y 1916 completó más de 50 libros de ficción y no ficción, cientos de cuentos y numerosos artículos. Varios de los libros y muchos de los cuentos son clásicos y siguen siendo populares; algunos han sido traducidos a más de 70 idiomas. Entre los más conocidos se encuentran Call of the Wild, Colmillo Blanco, El lobo marino, Martin Eden y John Barleycorn. Además de ser un comprometido redactor y conferenciante, London mantuvo una voluminosa correspondencia (se dice que recibía 10.000 cartas por año), leía las maquetas de su trabajo para la prensa y negociaba personalmente con agentes y editores. Pasó un tiempo supervisando la construcción de su velero hecho a medida, el Snark, la construcción de la casa de sus sueños, Wolf House, y el funcionamiento de su granja, Beauty Ranch.

Las magníficas vistas de Glen Ellen, California, fueron un lugar ideal para que Jack y Charmian (su segunda esposa) se relajen y disfruten de la vida natural. "Cuando llegué por primera vez aquí, cansado de las ciudades y la gente, me instalé en una pequeña granja ... 130 acres de las tierras más hermosas y primitivas de California".

jacklondon.jpg
Jack London y Charmian.
Jack London y Charmian.

"Todo lo que quería", dijo London más tarde, "era un lugar tranquilo en el interior del país para escribir, desechar y salir a la naturaleza, algo que todos necesitamos, pero la mayoría de nosotros no lo sabemos".

Vivir cerca de Glen Ellen era una forma de escapar de Oakland, de la forma de vida de la ciudad que él llamaba "la trampa del hombre". Pero, inquieto y ansioso por los viajes y la aventura en el exterior, decidió construir un barco, el Snark , y navegar por el mundo, serializando su aventura. El viaje de Snark llegó hasta el Pacífico Sur y Australia, pero se redujo debido a la mala salud. Desalentados por problemas de salud y desconsolados por tener que abandonar el viaje y vender el Snark, la familia London regresó al rancho en Glen Ellen.

Entre 1908 y 1913, London compró granjas adyacentes y en 1911 se mudó de Glen Ellen a una pequeña casa de madera en medio de sus propiedades. A caballo, Jack exploró todos los cañones, cañadas y colinas. Se lanzó a la moda agrícola de la época, a la agricultura científica, creyendo que era un medio verdaderamente justificable, básico e idealista para ganarse la vida. Una parte significativa de sus escritos posteriores - Burning Daylight (1910), Valley of the Moon (1913) y Little Lady of the Big House (1916) se centró en los placeres simples de la vida en el campo, la satisfacción de vivir de la tierra y permaneciendo cerca de la naturaleza.

JACK LONDON.jpg

En 1914, Jack fue corresponsal de guerra en México y cubrió el papel de las tropas estadounidenses y los buques de la Armada en la revuelta de Villa-Carranza. En 1915 y 1916, Chamian persuadió a su esposo para que pasara un tiempo en Hawai, intentando un respiro saludable para los dos. Pero la mayor satisfacción de London en esa época estuvo ligada a las actividades en el rancho. Sus ambiciosos planes para expandirlo y aumentar la productividad lo mantuvieron endeudado y escribiendo bajo presión.

Cuando los médicos de Londres lo instaron a cambiar sus hábitos de trabajo y su dieta, dejar de consumir alcohol y hacer más ejercicio, se negó. En todo caso, la presión de sus compromisos financieros para ayudar a amigos y familiares y sus problemas de salud cada vez más graves solo le hicieron soñar realizaciones más grandilocuentes y trabajar más duro y más rápido.

El 22 de noviembre de 1916, Jack London, de 40 años, murió de envenenamiento urémico gastrointestinal. Había estado sufriendo una variedad de dolencias, incluida una enfermedad renal, pero hasta el último día de su vida estuvo lleno de planes audaces y un entusiasmo ilimitado para el futuro. La dolorosa noticia se derramó desde la oficina de telégrafos en Glen Ellen para todo el mundo.

Dejá tu comentario