PersonajesFiódor Dostoyevski | Moscú | Rusia | Zar | Europa | Pushkin

El gran inquisidor

El legado de Fiódor Dostoyevski lo convierte en uno de los más grandes escritores del siglo XIX. Exploró y supo captar la profundidad del alma humana, y aunque su obra se haya inspirado en hechos ocurridos en Rusia o en sus propias experiencias, los sentimientos que describe resuenan como parte de las luchas internas universales en las que se enfrentan las personas de todo el mundo.

Fiódor Dostoyevski nació el 11 de noviembre de 1821. Fue el segundo de los siete hijos del matrimonio formado por Mijaíl Dostoievski y María Fiódorovna. Un padre autoritario que inculcó a sus hijos una rigurosa educación religiosa en un ambiente de obediencia absoluta.

Su madre le enseñó a leer y escribir, también religión y francés. En 1834 enviaron a Fiódor a uno de los mejores internados de Moscú, donde se aficionó a la literatura y la lectura. A temprana edad, empezó a adorar a Pushkin, considerado en esa época el más grande poeta ruso. La muerte del escritor en 1837 fue gran revés para Dostoyevski, casi tan fuerte como la muerte de su propia madre, que falleció de tuberculosis el mismo año.

Ingresó en el Colegio de Ingeniería Militar de San Petersburgo, pero no mostraba ningún interés por las clases ni los entrenamientos militares, y llegó a labrarse la reputación de “excéntrico insociable”. Sin embargo, algunos de sus compañeros de estudio compartían su aversión hacia las clases militares y el amor por la literatura. De hecho, más tarde crearían un club literario.

La muerte del padre de Dostoyevski, en 1839, provocó al escritor un ataque de nervios, preámbulo del futuro desarrollo de su epilepsia. Fuentes cercanas al autor afirman que el fallecimiento de su progenitor fue un suicidio o un asesinato organizado por su servidumbre. Según los informes oficiales, se trató de un ataque epiléptico.

En 1841, Dostoyevski escribió dos obras teatrales románticas María Stuart y Borís Godunov. En esa época se describía a sí mismo como un "soñador".

Se graduó en 1843 y comenzó a trabajar de ingeniero de campo en el equipo de ingenieros militares de San Petersburgo. Dimitió transcurrido tan solo medio año para vivir de sus obras literarias y “trabajar arduamente”. Su primera novela, Pobre gente, fue redactada en aquella época y publicada en la revista Peterburgski Sbornik de Nikolái Nekrásov, con un éxito extraordinario. Dostoyevski recordaría esta como la época más feliz de su juventud.

El famoso crítico literario Vissarión Belinski lo calificó de “estrella en alza” y de futuro gran artista de la llamada “escuela gogoliana”, movimiento que aspiraba a describir realista y fielmente la vida y la realidad de Rusia y a criticar a la nobleza y la burguesía urbana.

Belinski introdujo a Fiódor en su círculo de allegados como un igual, aunque la buena relacion entre el grupo y Dostoyevski no duró mucho tiempo. Los socios atacaban constantemente la vulnerable autoestima del escritor y se burlaban de sus obras. Dostoyevski mantuvo la relación con Belinski aunque quedó profundamente ofendido por las críticas.

En los años siguientes Dostoyevski escribió una serie de novelas: El doble (1846), La patrona (1847), Noches blancas (1848) y Nétochka Nezvánova (1849). Las obras revelarían el incomparable estilo realista de Dostoyevski, mientras que su profunda interpretación psicológica y la singularidad de sus personajes lo distinguieron de los otros escritores de aquella época.

La redacción de Nétochka Nezvánova quedó interrumpida por la detención de Dostoyevski la noche del 23 de abril de 1849 debido a sus conexiones con el círculo de Petrashevski, grupo de discusión literaria compuesto de empresarios, oficiales y personas progresistas que se oponían a la monarquía y al régimen de servidumbre. El club, originalmente fundado con fines educativos y para realizar debates sobre las teorías de los socialistas franceses, se convirtió con el tiempo en lugar de discusión sobre los problemas políticos de Rusia e incluso llegó a estimular la creación de una sociedad secreta y una eventual revolución con el objetivo de crear un país democrático y dar libertad a los esclavos.

Dostoyevski estuvo detenido 8 meses. En la prisión escribió El pequeño héroe, publicado en 1857. Si bien fue condenado a muerte, el zar conmutó la sentencia por cuatro años de trabajos forzados. Por su parte, no supo hasta el último instante que la condena había sido modificada. El miedo experimentado por Dostoyevski en aquel momento resonó posteriormente en El idiota (1869), una de sus novelas más famosas.

Cumplió su condena en el período de 1850 a 1854 y describió la experiencia en Recuerdos de la casa de los muertos (1862). Luego tuvo que enrolarse en el batallón de línea de Siberia. Por esa fecha se enamoró de María Isáyeva, mujer de un supervisor. En 1857 el marido de ella falleció, y pudieron casarse.

Como parte de la condena, no se le permitió abandonar la ciudad hasta 1859. Después pudo mudarse a la ciudad de Tver. El mismo año publicó dos novelas: El sueño del tío y Stepánchikovo y sus habitantes. Sin embargo, anhelaba volver a San Petersburgo, por entonces el centro nacional de la vida literaria. En 1860 consiguió autorización para viajar a la ciudad.

Apremiado por razones económicas, empezó a publicar la revista Vremia (“Tiempo”), junto con su hermano mayor, en 1861. En seguida la revista alcanzó gran popularidad y les aseguró una vida decente a ambos. Ahí fue donde publicó sus novela Humillados y ofendidos, Recuerdos de la casa de los muertos y el relato Anécdota repugnante.

En junio de 1862 Dostoyevski fue al extranjero por primera vez y visitó Alemania, Francia, Suiza, Italia e Inglaterra. En París conoció a Apolinaria Súslova. Su increíble relación con ella se reflejó más tarde en obras como El idiota y El jugador. Se cree que podría haber sido ella quien inspirase los principales personajes femeninos de Dostoyevski.

El escritor volvió a Rusia en 1863. En abril de 1864 sufrió la pérdida de su mujer, que falleció de tuberculosis. Su personalidad y los detalles de sus infelices relaciones inspiraron varias imágenes en sus obras más famosas (la de Katerina Ivánovna de Crimen y castigo y la de Nastasia Filípovna en El idiota, por ejemplo).

En 1866 la expiración del contrato de Dostoyevski con su casa editorial, lo obliga a trabajar en dos novelas paralelamente: Crimen y Castigo (una de sus obras capitales) y El jugador, basadas en las impresiones de su viaje por Europa. En aquel momento tenía empleada a la taquígrafa Anna Snítkina, con la que se casaría en 1867.

El mismo año del casamiento, el matrimonio se trasladó al extranjero para vivir en Alemania y luego en Italia. Dostoyevski trabajó en ése periodo en las novelas Los endemoniados y El idiota.

En 1871 el escritor y su mujer volvieron a Rusia. En mayo se mudaron de San Petersburgo a Nóvaya Russa, pequeña ciudad en la provincia de Nóvgorod donde luego compraron una casa y vivieron con sus dos hijos.

En diciembre de 1872 Dostoyevski ocupó el puesto de redactor jefe de la revista Grazhdanín (Ciudadano). En ella realizó su viejo plan de crear el Diario de un escritor, colección de breves historias y anécdotas políticas, literarias y autobiográficas unidas bajo la idea de la existencia de una comunicación directa con sus lectores. Publicó el diario hasta 1877.

Entre 1878 y 1879 escribió Los hermanos Karamázov, una novela en que resumió su visión de la vida en la Rusia de aquellos tiempos. La novela abarca los temas de la fe, la razón, la espiritualidad y la moral. Gozó de elogios entre los pensadores mundiales más importantes.

En los últimos años de su vida la popularidad de Dostoyevski fue en aumento. En 1877 fue elegido miembro de la Academia de las Ciencias. En 1879 recibió una invitación para participar en el Congreso Literario Internacional de Londres, donde se convirtió en miembro del Comité Honorífico de la Asociación de Literatura Internacional. Asistía a reuniones literarias y musicales, donde leía extractos de sus propias obras y poemas de Pushkin.

En 1881 decidió reanudar la publicación del Diario de un escritor, por lo que empezó a trabajar en una nueva nota. Sin embargo, esta nunca llegó a publicarse. Su salud se fue deteriorando y 9 de febrero murió de una hemorragia pulmonar asociada a un enfisema y a un ataque epiléptico. Fue enterrado en el cementerio Tijvin, dentro del Monasterio de Alejandro Nevski, en San Petersburgo.

En su lápida sepulcral puede leerse el siguiente versículo de Evangelio de San Juan, que sirvió también como epígrafe de su última novela, Los hermanos Karamázov:

En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere produce mucho fruto.

Grab-dostojewsky.JPG
Tumba de Dostoyevski.
Tumba de Dostoyevski.

Dejá tu comentario