EfeméridesGeorge Orson Welles | Citizen Kane | William Randolph Hearst | Broadway | cine | Estados Unidos | Hollywood | Orson Welles

El estreno de Citizen Kane

El 1 de mayo de 1941, se estrenaba la histórica película de Orson Welles, Citizen Kane, que generó tanta controversia que el cine designado para el estreno, el Radio City Music Hall, se negó a mostrarla, debutando finalmente en la pequeña sala del RKO Palace Theatre. Una vez pasado el estreno, Citizen Kane se erigió como una de las mejores películas de la historia.

George Orson Welles, el actor, director, escritor y productor estadounidense que trabajó extensamente en teatro, radio y cine, nació el 6 de mayo de 1915 en Kenosha, Wisconsin. A pesar de la riqueza de sus padres, Welles se encontró con muchas dificultades en la infancia. En 1919, sus padres se separaron y se mudaron a Chicago. Su padre, que había ganado una fortuna al inventar un popular farol para bicicletas, se convirtió en alcohólico y dejó de trabajar. La madre de Welles, concertista de piano, hizo todo lo posible por salir adelante con el pequeño Orson, pero murió de ictericia en 1924, y su padre tuvo el mismo final cuando Welles tenía 15 años.

Orson_Welles_1937.jpg
Orson Welles en 1937.
Orson Welles en 1937.

Después de la muerte de su padre, Welles viajó a Europa usando una parte de su pequeña herencia. Más tarde, Welles relató que, durante su paseo por Irlanda, se dirigió al Gate Theatre en Dublín y afirmó ser una gran estrella de Broadway. El gerente de Gate, Hilton Edwards, confirmó que no le había creído, pero que había quedado impresionado por su descaro y por su apasionada performance en la audición. Welles hizo su debut en el escenario en The Gate en 1931, apareciendo en Jew Suss como Duke, con tanto éxito, que llegó a los Estados Unidos. Para cuando comenzó a trabajar en Citizen Kane, Welles, de 24 años, ya era reconocido como el enfant terrible de Hollywood. Primero encontró el éxito en Broadway y en la radio; su versión del clásico de ciencia ficción La guerra de los mundos en octubre de 1938 fue tan realista que muchos oyentes creyeron que los marcianos realmente habían invadido Nueva Jersey. Tras haber firmado un jugoso contrato con RKO studios, Welles pasaba el tiempo buscando tema para su primer largometraje cuando su amigo, el escritor Herman Mankiewicz, le sugirió que basara su película en la vida del pope de los medios impresos William Randolph Hearst. Hearst presidió el principal imperio periodístico del país, gobernándolo desde San Simeón, una finca en la costa central de California. Una vista previa de Citizen Kane a principios de febrero de 1941 había obtenido críticas casi universalmente favorables de los críticos. Sin embargo, un espectador, la destacada columnista de chismes de Hollywood Hedda Hopper, se indignó por la película y la representación de su protagonista, Charles Foster Kane. Tuvo la idea de llevar sus preocupaciones al propio Hearst, quien pronto libró una campaña a gran escala contra Welles y su película, impidiendo que los periódicos de su vasto imperio de papel publicara anuncios o notas relacionadas, y reclutó el apoyo de los peces gordos de Hollywood como Louis B. Mayer de Metro-Goldwyn- Mayer. Se dijo que Hearst estaba particularmente ofendido por la representación de la película de un personaje basado en su compañera, Marion Davies, una antigua bailarina a la que ayudó a convertirse en una popular actriz de Hollywood. Por su parte, Welles amenazó con demandar a Hearst por intentar suprimir la película y también demandar a RKO si la compañía no lanzaba la película.

citizen kane.jpg

Cuando Citizen Kane finalmente se estrenó en mayo de 1941, fue un fracaso en la taquilla. Aunque las críticas fueron favorables y fue nominada para nueve premios de la Academia, Welles fue abucheado en la ceremonia de los Oscar de ese año, y RKO archivó la película en silencio. Solo unos años más tarde, cuando se reeditó, Citizen Kane comenzó a obtener elogios merecidos por su trabajo vanguardista con la cámara y su producción de sonido, así como por su compleja combinación de drama, comedia negra, historia, biografía e incluso falsificación. Un tipo de edición que ha inspirado a cientos de películas producidas desde entonces. Constantemente se ubica entre los primeros puestos de la lista de críticos de cine, destacando especialmente el puesto No. 1 en la encuesta del American Film Institute de las 100 mejores películas de Estados Unidos. Después de Citizen Kane, las diversas obras de Welles abarcaron casi todo en cuanto a temática y genero, desde adaptaciones de Shakespeare hasta documentales. Algunas de sus películas más aclamadas incluyen The Stranger (1946), The Lady from Shanghai (1948) y Chimes at Midnight (1966). En sus últimos años, Orson Welles narró documentales y apareció en comerciales, y dejó varias películas sin terminar cuando murió a la edad de 70 años el 10 de octubre de 1985.

Trailer Ciudadano Kane

Dejá tu comentario