PersonajesPierre Larousse | Petit Larousse | Grand Dictionnaire Encyclopédique Larousse | Pierre Joseph Proudhon

El apellido del saber general

El 3 de enero de 1875 muere Pierre Larousse. Aficionado desde niño por los libros y la enseñanza, desarrolló un sistema pedagógico más allá de la enseñanza mnemotécnica, creando un diccionario general en el que caben todos los diccionarios particulares. Demócrata y republicano comprometido, admirador de Comte y Proudhon, Larousse hace de su Diccionario una herramienta de la popularización republicana y la punta de lanza del pensamiento ilustrado de su siglo.

Pierre Larousse nació en 1817 en Toucy, Borgoña, hijo de una familia modesta. Desde su infancia, demuestra gran interés por la lectura y expresa a sus padres el deseo de convertirse en enciclopedista. A los 16 años, gana una beca para realizar estudios en Versalles. Con apenas 20 años, regresa a su ciudad natal como profesor en la escuela primaria superior.

Pierre Larousse descubre rápidamente que los libros de texto son obsoletos. Queriendo romper con la rutina de una enseñanza puramente mnemotécnica, desarrolla un nuevo sistema pedagógico diseñado para despertar la mente del estudiante, desarrollar su creatividad y pensamiento crítico.

Dejó la enseñanza en 1840 y se mudó a París, donde escribió muchos manuales de pedagogía mientras continuaba tomando cursos en la Sorbona, el Conservatorio de Artes y Oficios, el Museo Nacional de Historia Natural y el Colegio de Francia. Se interesa por literaturas lingüísticas, sánscritas, chinas, francesas y extranjeras, historia, filosofía, mecánica y astronomía.

En 1850, junto a su amigo Augustin Boyer, Pierre Larousse funda una librería clásica que se convirtió en una sensación. Con la ayuda de François Pillon, publicó en 1856 el "Nuevo Diccionario de la lengua francesa", antepasado de Petit Larousse. El trabajo es condenado por la Iglesia y colocado en el Índice de Libros Prohibidos por el Santo Oficio de la Inquisición Romana.

A partir de 1864, Pierre Larousse se dedica exclusivamente, hasta su muerte en 1875, con inmensa energía y gran libertad de espíritu, a su obra principal, el "Gran Diccionario Universal del siglo XIX" que desea inscribir en la línea de las publicaciones de Diderot y Alembert. Con ella, Larousse pretende crear un diccionario general en el que tuvieran cabida todos los diccionarios particulares (de filosofía, matemáticas, ciencias políticas y sociales, física, química, cronología, mitología, geografía, música, arquitectura, medicina, historia natural, agricultura, comercio, náutica, equitación, etc.).

Para Pierre, el Grand Dictionnaire Universel sobrepasa la enseñanza lexicológica, es decir, la que estudia las palabras, hacia la enseñanza de todo tipo de conocimientos: de enseñar a los niños a intentar «instruir a todo el mundo, sobre todo y todas las cosas». Este lema quedó plasmado en 1876 con la imagen de la sembradora, la mujer que sopla un diente de león cuyas semillas simbolizan el conocimiento y se esparcen a los cuatro vientos.

Al Grand Dictionnaire Universel le suceden otras obras. El Nouveau Larousse Illustré (1898) en el que añade la fuerza de las ilustraciones de Claude Augé, un personaje clave en la evolución de la editorial al otorgar gran importancia a la parte gráfica. Luego el Larousse del siglo XX (1928), el Grand Larousse Enciclopédico (1960-1964), el Grand Dictionnaire Encyclopédique Larousse (1982) o el Grand Larousse illustré (2005).

Demócrata y republicano comprometido, admirador de Auguste Comte y Pierre-Joseph Proudhon, Pierre Larousse hace de su Diccionario una herramienta de la popularización republicana y la punta de lanza del pensamiento ilustrado de su siglo.

Adopta así ciertas técnicas de periodismo, que se desarrollan entonces, con el lanzamiento (el año de la publicación del primer folleto de su diccionario) del Petit Journal. No duda en integrar los hechos diversos, o grandes crímenes que aparecen en las noticias.

Por encima de todo, lejos de la neutralidad objetiva que muestran los diccionarios de hoy, Pierre Larousse toma partido. Y esta es, sin duda, la razón profunda de su inmenso éxito.

El Gran Diccionario Universal es una verdadera manifestación de la ideología científica, progresista y republicana que anima a las élites intelectuales de la naciente Tercera República.

Su pensamiento está marcado por el positivismo de Auguste Comte. "La fe en la ley del progreso es la verdadera fe de nuestro tiempo", escribe.

"Estoy satisfecho con tu palabra 'Anarquía'. Cuando llegues a los artículos 'Dios' y 'Propiedad', avísame ", le dijo uno de sus maestros, Pierre Joseph Proudhon, a quien Larousse invita a colaborar en fascículos próximos. Encargo que no llega a cumplirse, ya que la muerte encuentra antes al padre de la ideología anarquista.

La magnitud de la tarea a la que Larousse se entrega es tal, que su salud no llega a acompañarlo. Un ataque cerebral casi lo mata en 1872. Al tiempo decide casarse con la que fue su compañera durante más de veinticinco años, Suzanne Caubel.

Una segunda congestión cerebral lo supera el 3 de enero de 1875. El último volumen de la Gran Ecniclopedia aparece justo un año después.

Dejá tu comentario