HistoriaBoca Juniors | fútbol | Argentina

Club Atlético Boca Juniors

La mitad más uno de los argentinos dicen ser de Boca Juniors. Esta popularidad le permitió al club xeneize darse algunos lujos como tener su propio museo y construir su cementerio para que sus fanáticos pasen el resto de la eternidad luciendo los colores que copiaron de un buque sueco.

En tiempos en que River Plate se consolidaba como el gran equipo del barrio de La Boca, hubo cinco muchachos que se sentaron en la Plaza Solís (Caboto, Suárez, Ministro Brin y Olavarría) para dar vida a un club de fútbol, el que quedó formalmente fundado el día 3 de abril de 1905. Fue Santiago Sana el encargado de elegir el nombre de la flamante institución, que sería el mismo del barrio, La Boca, pero con un agregado, la palabra “Juniors”, que le daba un toque británico.

El primer campo de juego de Boca Juniors fue el que anteriormente usaba el club Independencia Sud, una institución que de alguna manera había sido antecesora de la nueva entidad. Esta cancha estaba ubicada del lado oeste de la Dársena Sud, a dos cuadras del que por entonces era el campo de juego de River, casi predestinado a ser su archirival. Ocupaba dicho terreno la manzana limitada por la Av. Pedro de Mendoza y las calles Senguel (hoy Benito Pérez Galdós), Caboto y Colorado (actual Agustín R. Caffarena), en el mismo predio donde más tarde se levantaría la Usina de la Compañía Italo-Argentina de Electricidad (1916).

Durante el año 1906, Boca utilizó una camiseta blanca con rayas azules finas celestes verticales. Posteriormente, el notable deterioro de aquellas primeras casacas al finalizar la temporada obligó a creer que era el momento indicado para cambiar los colores. Cuentan que los que debían elegir los nuevos fueron hasta el puente dos del Riachuelo, lugar donde trabajaba Rafael Brichetto, uno de los pioneros del club de la ribera. Mientras estaban conversando acerca del tema, pasó un barco con una bandera sueca (azul y amarilla), a lo que todos lanzaron el grito de “¡Eureka!”, quedando definitivamente esos colores como símbolo del club. Posteriormente la empresa Johnson de navegación le adjudicaría a su nave “Drottning Sophia” el honor de haber sido la que inspirara a aquellos pioneros.

Bocajuniors-primerafoto.jpg
Primera foto del equipo de Boca Juniors, cuando recién se fundó en 1906, luego de ganar la Copa Reformista. Boca está utilizando su primera camiseta estable: fondo blanco con rayas verticales.
Primera foto del equipo de Boca Juniors, cuando recién se fundó en 1906, luego de ganar la Copa Reformista. Boca está utilizando su primera camiseta estable: fondo blanco con rayas verticales.

En 1908 Boca Juniors se afilió a la AAF. Posteriormente el resultado de las diferentes divisiones ocurridas en el fútbol argentino tras el cisma de 1912, derivaron en su arribo a la primera división de la AAF, hecho que ocurrió finalmente en 1913. El 2 de agosto de 1908 Boca y River, se enfrentaron por primera vez, comenzando ese día una rivalidad que terminaría convirtiéndose en el mayor “superclásico” del fútbol argentino y uno de los partidos que año tras año provoca mayor interés a nivel internacional. Aquella primera vez ganó Boca 2-1. Luego, vendría el turno del primer partido oficial jugado en la vieja cancha de Racing (local Boca) el 24 de agosto de 1913, jornada en la que se impuso River por 2-1.

En 1907 la institución fue desalojada del predio de Pedro de Mendoza y Colorado (Agustín Caffarena), pasando a jugar al costado sur de la calle Brasil, entre las actuales Benjamín Lavaisse, Alte. Rivas, José C. Balbín y Samuel Lafone. Allí hizo de local hasta 1911 año en que lo obligaron a trasladarse al lugar dónde hoy se encuentra el Observatorio Naval (Av. España). En dicho predio ejerció la localía durante 1912 y 1913, año en el que fue desalojado, debiendo recurrir entonces a canchas prestadas. Durante un tiempo jugó en la cancha de Estudiantes de Buenos Aires en Palermo (Figueroa Alcorta y Dorrego), en Ituzaingó y en el viejo estadio de Racing.

En 1914 se mudó a la localidad de Wilde, a un terreno arrendado a un socio del club. Esta decisión le costaría la pérdida de otros 1.200 socios que dejaron la institución por hacérsele imposible arribar a un predio tan distante. Fue por eso que sus dirigentes se preocuparon en gran forma por volver a conseguir un estadio en el barrio de origen. El responsable de buscar el nuevo terreno fue Ludovico Dollenz, quien se encargó de gestionar un amplio predio en la manzana limitada por las calles Ministro Brin, Senguel (hoy Benito Pérez Galdós), Caboto y Tunuyán (Juan M. Blanes). Luego de varias negociaciones con los doce dueños del terreno, se logró el cometido y el 25 de mayo de 1916, Boca Juniors pudo regresar al barrio. Ese día inauguró el estadio en la manzana antes mencionada, en un amistoso contra GEBA.

cancha de boca.jpg

Extracto del libro Buenos Aires Fútbol de Leonel Contreras (Olmo Ediciones)

Dejá tu comentario