Christo Vladimirov Javacheff | Jeanne-Claude Denat de Guillebon | AMOR | Arco del Triunfo | arte | fotografía

Christo y Jeanne Claude

Christo Vladimirov Javacheff, conocido como Christo, nació el 13 de junio de 1935. El mismo día que la que sería su mujer y socia en el mundo del arte: Jeanne-Claude Denat de Guillebon.

Christo era hijo de una familia de la élite búlgara. Al principio, quiso dedicarse al teatro hasta que finalmente se decidió por el arte. Decepcionado con sus estudios se escapó y, escondido en un camión, llegó a París. En este lugar Christo comezó a pintar retratos y venderlos a domicilio. Fue así como conoció a la que sería su pareja, en la peluquería de su madre. Desde ese momento, Christo y Jeanne-Claude ya no se separarían hasta la muerte de ella en 2009.

totenart-christo-y-jeanne-claude.jpg

La historia de amor entre Christo y Jeanne-Claude es muy relevante ya que va de la mano con la historia del arte de ambos. Hicieron su primera obra juntos y no pararon. La razón de su éxito no ha sido, ni más, ni menos que la de encontrarse. Jeanne-Claude falleció el 18 de noviembre de 2009 y Christo continuó trabajando en su línea. Unas obras muy costosas de realizar, además de muy complejas en términos de logística, producción y permisos oficiales.

El artista envolvedor

Christo es conocido como el artista envolvedor. Esto se debe a que, en sus obras, se dedicaba a envolver objetos urbanos, rurales y naturales. Este artista comenzó a utilizar esta técnica entre los años 50 y 60. Una época en la que el expresionismo abstracto estaba de moda.

Pero, ¿Por qué Christo envolvía construcciones?. Esta pareja quería romper con lo que había en ese momento y realizar un arte más presencial. Al envolver obras, los artistas permitían disfrutar de la pieza así como de los alrededores. De esta forma, hacían que sientieras la importancia del espacio.

X1FafHIBd4Bm1__YrgWt.jpg
64dfd622645d65a911c64ffbed3a7025.jpg

Sus obras constaban de tres fases: imaginación, realización y memoria. Cuando tenían la idea realizaban dibujos y maquetas, las cuales vendían para recaudar fondos. Así realizaban la obra real. Una vez realizada, recurrían a la fotografía o al audiovisual para recordarla.

Las obras de Christo y Jeanne-Claude consistían en la abstracción de las figuras que se ocultaban bajo las telas. De esta forma, creaba un gran misterio, alterando todo el espacio y no solo un edificio en concreto. Además del misterio de las telas, creaba sombras y espacios en negativo. Para él, la obra era efímera por lo que lo importante era su interpretación.

Cuando falleció, el artista estaba preparando una obra: El Arco del Triunfo envuelto. Antes de morir, dejó claro que quería que esta se llevara a cabo. Y así será! Podrás visitar su última obra en París en 2021. Del 15 de julio de 2021 hasta el 31 de octubre podrás visitar la última obra de Christo.

arc-triunfe-christo-1.jpg

rfrr

Dejá tu comentario