HistoriaArgentina

Breve historia de la inflación argentina

''La Argentina ha tenido muchos programas de estabilización de éxito relativo. La inflación tiene 80 años de vida en el país. Empezó en 1945 y hubo sólo dos períodos en los que mermó. Sólo estuvo por debajo del 10% en un period de 18 años. Y entre el '75 y el '85 fue del 100% anual''.

● ''Existen cuatro tipos de inflación: la que va del 1 al 10%, que se combate con una política monetaria ortodoxa; las que van del 20 al 50%, que requieren otras políticas; las que superan el 50% anual; y la hiperinflación, que todos conocemos en la Argentina''.

''La hiperinflación es la más fácil de parar. Lo único que coordina en la economía en este caso es el tipo de cambio, con lo cual si se contiene al tipo de cambio, se coordina el resto''.

● ''Hubo muchos programas de estabilización en el país a lo largo de la historia, y todos al final terminaron mal''.

''El primero fue en 1952 durante el gobierno de Perón. El ya había designado a Gómez Morales, quien bajó el déficit fiscal y recortó la plata que se destinaba al IAPI, además de bajar la emisión monetaria''.

● ''Perón le dijo a los sindicalistas que no debían pedir aumento de salarios por dos años. Pero estos se negaron y le hicieron paros. Entonces Perón decidió que no habría paritarias por dos años. Se congelaron los precios, hubo una política contractiva exitosa y la inflación pasó del 20% anual al 4%. Fue una combinación de política fiscal y monetaria, con un acuerdo entre actores. Aunque el acuerdo fue forzado''.

''Luego vino el programa de Frondizi. Al comienzo su política económica era muy expansiva y eso le valió tener más de 100% de inflación en seis meses. Luego baja a 70%, pero él ya había hecho su programa de desarrollo y acordado con las petroleras. Entonces llama a Alsogaray, que implementa una política súper ortodoxa. Fue exitosa porque logró bajar la inflación del 80% al 10% entre los años '60 y '61. El problema fue que el nivel de la actividad cayó 6% y los salarios un 20%. La política fiscal y monetaria fue contractiva''.

● ''En el programa de Krieger Vasena se le pide ayuda a los empresarios y se fija un aumento de salarios razonable. Reduce el déficit fiscal un poco y aplica una política monetaría contractiva. La economía cayó y bajó el salario. El éxito parcial estuvo dado en una política de acuerdos de precios y salarios''.

''Luego Perón regresa en el '73 y lleva adelante cinco programas de estabilización, pero no pudo bajar la inflación''.

● ''Después viene el Plan Austral. La inflación era del 25% mensual al comienzo. Se produjo una reducción fuerte del déficit fiscal de 8 a 2,5 puntos del PBI, casi instantáneamente. La política monetaria fue más razonable, pese a que no manejábamos el Banco Central y tardamos 18 meses en hacerlo. Ese fue el principal problema. Fuimos muy exitosos y bajamos la inflación de 20 a 2% mensual. Fue una política reactivante, la economía rebotó. Una vez más hubo un acuerdo de precios y salarios''.

''La Convertibilidad lo que hace es abrir la economía y le pone un techo a los precios, además de muchos carteles de cerrado''.

● ''Una característica del éxito transitorio de estos programas fue la combinación de ortodoxia y heterodoxia. A veces con imposiciones sobre los actores. Este Gobierno le cedió al Banco Central la tarea de que coordine las expectativas inflacionarias a través de las metas. Pero Argentina es un país complicado. Esto no es Estados Unidos y el Banco Central no tiene la confianza de la Reserva Federal''.

''Otro problema fue el de los precios relativos. Recibió atraso del tipo de cambio y de tarifas. En este contexto hay que hacer cosas desagradables, hay que aumentar''.

● ''¿Cómo estabilizó este gobierno? Macri puso metas de inflación cuando ésta era muy elevada. Las metas del Banco Central fueron muy ambiciosas, y no resultaron consistentes con las metas fiscales ni con la actualización de tarifas''.

''Hace algún tiempo el propio Sturzenegger dijo que el aumento de tarifas no sería inflacionario. Hubo un mal diagnóstico y pensaron que era fácil. Nosotros en el Plan Austral actualizamos los precios relativos antes. Perón también lo hizo así''.

● ''Ahora hemos vuelto al comienzo. Hay un ministro de Hacienda con más poder, pero eso es relativo. Le dice a Agroindustria que piensa frenar el recorte de retenciones, Agroindustria se queja con el presidente y entonces termina diciendo que la idea es una ridiculez. Lo mismo pasa en Energía''.

''El Estado paga u$s 6 el millón de BTU en gas, pero en las tarifas sólo vamos por u$s 4,70. Y encima hay que indexar a precios internacionales. Así es imposible''.

● ''Un programa sustentable exige el esfuerzo de todos los sectores: del campo, de la industria, de los servicios y de los trabajadores. Si no se puede hacer nada con ningún sector, entonces tendremos un problema político difícil de controlar''.

''El problema con el esquema de flotación cambiario es que cuando el dólar se queda muy atrasado, el salto del mercado puede ser muy grande. En la Argentina es muy peligroso esto, saltan los demonios''.

● ''En cuanto a las metas de inflación, creo en las metas confiables. Cambiarlas como lo hicieron el 28 de diciembre no estuvo bien. Fue de una manera espantosa, dejando a un costado al Banco Central''.

''¿Cómo hacemos esto lo menos doloroso posible? Esa es la pregunta. Por eso es importante la política de ingresos. Creo en la potencia de la política monetaria, pero acompañémosla con algo más porque el costo puede ser muy alto''.

● ''Se necesita un programa de acuerdo político, pero eso era después de haber ganado las elecciones. El Gobierno eligió no hacerlo. Cuando se gana es difícil ponerse a negociar, pero es el momento ideal porque es cuando uno está más fuerte''.

Fuente: Diario La Prensa

Dejá tu comentario