Apollinaire, Guillaume | gripe española | Leonardo da Vinci | Louvre | poesía | Primera Guerra Mundial | Matisse | Picasso

Apollinaire, Guillaume, maestro de la poesía visual

Destacado exponente de la vanguardia literaria de primeros del s. XX y de la experimentación en la poesía, precursor del surrealismo e impulsor de los caligramas (poema que forma una imagen visual).

Este poeta francés, de origen polaco, nació en Roma en 1880, con el nombre real de Wilhelm Apollinaire de Kostrowitsky. Abandonado por su padre (algunas de sus biografías dicen que Apollinaire fue hijo natural del príncipe italo-suizo Francesco Flugi d’Aspermont), creció en Mónaco con su madre, una joven polaca. Pasó parte de su juventud en Niza hasta establecerse en París en 1898.

Hacia 1902 entabló relación con el ambiente artístico y literario del París de la época, donde empezó a sonar su nombre. Además de la poesía, Apollinaire también cultivó otros géneros literarios como la novela y el ensayo.

En lo que respecta a su vida sentimental, es destacable la relación que Apollinaire mantuvo con la pintora Marie Laurencin. A través de ella y de otras amistades entro a trabajar como crítico de arte en algunas revistas (“Mercure de France”, “La revue inmoraliste”, entre otras), desde las cuales apoyó las nuevas vanguardias, el cubismo de Picasso y Braque y el fauvismo de Matisse, que pertenecían a su círculo de amistades bohemias. Sus críticas tuvieron notable influencia en toda Europa.

En 1909 publica su primera obra importante en prosa: “El encantador en putrefacción”, a la que le suceden los libros de poemas “El bestiario o el cortejo de Orfeo” (1911) y “Alcoholes” (1913), uno de sus escritos más célebres, influido por el simbolismo. Esta obra es revolucionaria desde el punto de vista formal por la ausencia de rima y de signos de puntuación, y es uno de los libros más influyentes entre los poetas vanguardistas americanos y europeos de mediados del s. XX.

Apollinaire tuvo una existencia bastante agitada. Se cuentan muchas cosas curiosas en torno a su figura. Un buen ejemplo es que fue detenido como sospechoso del controvertido robo del cuadro “La Gioconda”, de Leonardo Da Vinci, ocurrido en 1911. Además de haberse visto envuelto en un robo de estatuillas ibéricas anterior, Apollinaire había propuesto en alguno de sus escritos la quema del museo del Louvre, argumentando que allí se encarcelaba el arte. Por ello, se procedió a su detención aunque muy pronto se demostró su inocencia y quedó en libertad.

Después de este triste suceso, Apollinaire, bastante bajo de moral, fue invitado por sus amigos a participar en la revista "Les Soirées de París". De estos artículos, surgirá el manifiesto cubista, titulado “Los pintores cubistas”.

En 1914 obtiene la nacionalidad francesa y se alista como voluntario en la Primera Guerra Mundial. La guerra le sirve como fuente de inspiración y en este periodo escribe la obra “Caligramas” (subtitulada “Poemas de la paz y de la guerra”), una colección de poemas escritos desde la trinchera en los que explota y radicaliza la experimentación formal, dando forma a una arquitectura de la poesía, lo que luego se denominó “poesía visual”.

Herido en la sien en 1916, es operado de urgencia. Como él escribió en uno de sus versos: “herido en la cabeza trepanada bajo el cloroformo”. Sin embargo, su poesía continúa más vitalista que nunca. Fallece un par de años después, víctima de la gripe española.

Poco antes de morir, en mayo de 1918, Apollinaire se había casado con Jacqueline Kolb, “la linda pelirroja” (título de uno de los poemas de “Caligramas”). Sus testigos de boda fueron Picasso y Vollard.

Para evidenciar todavía más la gran influencia de Apollinaire en el mundo de las vanguardias del s. XX, él fue el primero en dar a conocer y utilizar el término “surrealista”, pues con motivo del estreno de su obra de teatro “Las tetas de Tiresias”, la calificó de “obra surrealista” y añadió: “Cuando el hombre quiso imitar el andar, creó la rueda, que no se parece en nada a una pierna. Así hizo surrealismo sin saberlo".

Principales Obras

Las once mil vergas (1907)

El encantador putrefacto (1909)

El bestiario o el cortejo de Orfeo (1911)

Alcoholes (1913)

Las tetas de Tiresias (1917)

Caligramas (1918)

Dejá tu comentario