Ana María Luisa de Médici la última representante de los Médici

El 11 de julio de 1667 en Florencia, nació Ana maría Luisa de Médici. Era hija del matrimonio formado por Cosme III de Médici, Gran Duque de Toscana, y la Princesa Margarita Luisa de Orleans. La joven recibió una esmerada educación y siempre destacó por su gusto por el arte.

En 1690 contrajo matrimonio con Juan Guillermo del Palatinado, Príncipe elector del Palatino. Por eso, Ana María, también es conocida como Princesa electora del Palatinado. El matrimonio no tuvo descendencia.

Los hermanos de Ana María tampoco habían tenido descendencia en sus matrimonios. E incluso, el padre de Ana María, en un intentó desesperado por conseguir un heredero que continuase con el Gran Ducado, ordenó a su hermano Francisco María, abandonar el capelo cardenalicio para casarse. Y aunque lo hizo, no tuvo hijos.

Finalmente, tras varios tratados y conflictos, Cosme III, consintió que a su muerte el heredero fuese Francisco Esteban de Lorena. Con lo que la Casa de Lorena sería la nueva propietaria del trono del Gran Ducado de la Toscana. Ana María continuó viviendo en el Palacio Pitti hasta su muerte. Pero, Ana María no quería que el patrimonio artístico de la familia, acabase fuera de Florencia. Ya que la nueva familia Lorena era franco – austríaca. Por ello, firmó un «Pacto de Familia», en el que se estipulaba que las colecciones de arte serían cedidas al Gran Duque de Lorena, pero que siempre permanecerían vinculadas a la ciudad. Ana María falleció el 17 de febrero de 1743 y con ella acababa la estirpe de los Médici.

Texto extraído del sitio: https://www.historia.com/magazine/ana-maria-luisa-medici-la-ultima-representante-los-medici/

Dejá tu comentario